Mujer que raptó a chica y la llevó a sitio donde abusaron de ella se salvó de la cárcel

Thompson compareció ante el Tribunal de la Corona de Warwick para conocer su destino tras ser encontrada culpable de secuestro.

Una mujer que secuestró a una adolescente antes de ser violada en un apartamento evitó la cárcel luego de que una jueza dijera que sería “injusto” enviarla a prisión.

Helen Thompson, de 43 años y oriunda de Rugby, Warwickshire, Inglaterra, negó haber participado en el terrorífico secuestro, pero fue declarada culpable por un jurado a principios de este año.

Un tribunal conoció que la víctima fue metida en el maletero de un automóvil antes de ser conducida a una propiedad por Thompson, donde fue violada.

Peter Livingston Jones, de 55 años, y Raymond Dickens, de 53, fueron encarcelados por un total de 38 años por su participación en el caso.

El par se haría amigo de adolescentes de 17 y 18 años antes de violarlas para “ejercer control” y forzarlas a trabajar como prostitutas.

Los cargos se relacionan con los delitos de violación, secuestro, agresión sexual y violencia contra seis adolescentes que datan de la década de 1990 hasta el año pasado.

El pasado lunes, Thompson compareció ante el Tribunal de la Corona de Warwick para conocer su destino tras ser encontrada culpable de secuestro.

Pero se salvó de la prisión después de que a una jueza le dijeron que había “trabajado duro” para cambiar su vida desde que estuvo involucrada en el crimen.

En cambio, Thompson fue sentenciada a 12 meses de prisión, suspendida por un año.

ALEGATOS DE LA JUEZA

Sentenciando, la jueza Sylvia de Bertodano dijo lo siguiente, según reseñó Daily Mail:

“Estás aquí por un incidente único que ocurrió hace mucho tiempo a una joven que estaba siendo explotada por Peter Jones, quien fue condenado por muchas ofensas graves y ha ido a prisión por mucho tiempo”.

Imagen tomada de: Flickr

Imagen tomada de: Flickr

“Tu parte en todo esto fue limitada, ya que en una ocasión Peter Jones metió a esa joven en el maletero de un auto que luego condujiste a su apartamento. Esa fue la medida de tu participación”, agregó la jueza.

Y continuó: “No pretendo menospreciarlo, porque lo que le sucedió en ese apartamento fue realmente terrible, y por supuesto, podrías haber dicho que no”.

“Pero no hay ninguna sugerencia de que esto no hubiera sucedido si no lo hubieras ayudado. Alguien más lo habría hecho, porque tenía un poder considerable en esa comunidad en ese momento”.

“Ahora no eres la mujer que eras cuando adolescente. Has trabajado duro para dejar eso atrás, y sería injusto por mi parte enviarte hoy a la cárcel”, sentenció la jueza, según información de Daily Mail.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

NEGOCIO DE PROSTITUCIÓN

Durante el juicio, el jurado conoció que Jones y Dickens estaban en el corazón de un negocio de prostitución en Rugby en la década de 1990.

Elegían como blanco a adolescentes vulnerables que fueron violadas y agredidas sexualmente y forzadas a trabajar como prostitutas para ellos.

El fiscal Michael Shaw dijo que hubo períodos en los que Jones no podía manejar él solo porque se le había prohibido, y otros, incluida Thompson, lo llevaban en coche.

Una niña tenía solo 16 años en ese momento y Jones se había hecho amigo de ella después de haber sido liberado de una sentencia de 16 años por robo a mano armada.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Su actitud hacia ella cambió después de que la chica le dijo que le habían robado una grabadora de video que él había dejado en un “lugar seguro” en Rugby, culpándola por eso.

El tribunal conoció que la golpeó y le dijo que tendría que trabajar para pagarla.

MOTIVO DETRÁS DE SU PARTICIPACIÓN EN EL CRIMEN

Según reseñó Daily Mail, el señor Shaw dijo: “Puso una pistola en su cabeza y la metió primero en la parte trasera de un automóvil conducido por Thompson, pero no paraba de llorar, por lo que la metió en el maletero y la llevó de vuelta a su apartamento”.

La participación de Thompson terminó en ese momento, pero el jurado conoció que, una vez en su departamento, Jones había violado a la niña.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

LO QUE DIJO LA DEFENSA

Mohammed Latif, defensor, dijo: “Este es un caso triste, tanto para el demandante, inevitablemente, como para la acusada”.

“Ella también fue efectivamente la víctima de otros que la usaron. En ese momento, ella misma era una persona vulnerable. Fue explotada. Ha tenido que revivir su pasado de hace 20 años, y ha sido una experiencia dolorosa para ella”.

Y añadió: “Desde entonces, se ha forjado una vida, trabajando duro y poniendo su vida pasada detrás de ella. No dejó que eso la definiera. Ella era la conductora del vehículo, no dijo ni hizo nada”.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

La defensa agregó: “Ella no tenía ningún conocimiento de lo que sucedió después de su llegada, simplemente se fue después de que Peter Jones y la víctima salieron”.

Jones, de Coventry, fue encarcelado en junio y cumplirá condena por 22 años como parte de una sentencia extendida, y tendrá que servir al menos dos tercios de esa cantidad antes de ser considerado para ser puesto en libertad condicional.

Dickens, de Rugby, cumplirá condena durante 16 años y a ambos se les ordenó registrarse como delincuentes sexuales de por vida.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

HOMBRE SIGUIÓ A UNA MADRE A CASA Y LA VIOLÓ

Thomas Evans se topó con una mujer que estaba dejando a dos niños en la escuela en Charleston, South. Entonces él la siguió hasta su casa, irrumpió en el lugar, la amenazó con un cuchillo y la obligó a tener relaciones sexuales con él.

Ella fue duramente golpeada por tratar de resistirse. Cuando el hombre se detuvo, notó que una niña de 4 años estaba parada cerca, asustada y sin saber qué hacer.

Evans se llevó a la pequeña en su automóvil y condujo cientos de millas. La madre llamó a la policía y se inició una operación de búsqueda.

Fue después de dos semanas que lograron ubicar al hombre y lo encontraron junto a la niña durmiendo. Ella llevaba ropa de adulto, y el hombre parecía estar severamente ebrio. Fue arrestado en el acto.

Tras una investigación más a fondo, los agentes de policía descubrieron que la niña también había sido abusada sexualmente.

El hombre fue acusado por secuestro, transporte de un menor para participar en actividades sexuales y el abuso sexual agravado de una persona menor de doce años. Se espera que enfrente su vida en prisión.