Pastor cristiano fue mordido por la serpiente que usaba para sus sermones

Un pastor cristiano estadounidense, cuyo padre murió siete minutos después de ser mordido por una serpiente, tuvo que recibir tratamiento tras ser mordido.

Cuando al pastor cristiano estadounidense Cody Coots lo mordió una serpiente en pleno sermón, le pidió a su congregación que lo llevara a la cima de una montaña, donde Dios juzgaría si él sobreviviría o sucumbiría al mismo destino que su padre. Todo quedó grabado en video.

En vez de hacerle caso a las instrucciones del pastor, uno de sus seguidores lo llevó a un hospital, donde los doctores le dijeron al pastor que tenía mucha suerte de seguir con vida. La serpiente estuvo a punto de cortar su arteria temporal, lo cual definitivamente lo habría matado.

El padre de Cody, Jamie Coots, murió a la corta edad de 42 años. Jamie fue mordido por una víbora de cascabel, en la misma iglesia de Middlesboro, Kentucky, en el 2014.

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

La iglesia, "Full Gospel  Tabernacle in Jesus' Name" (Tabernáculo del Evangelio Entero en Nombre de Jesús), fue bautizada por el versículo bíblico Marcos 16:18: "Ellos tomarán serpientes, y si toman algún veneno letal, no les hará daño".

El pastor fue fotografiado con su camisa cubierta de sangre, antes de ser llevado por un par de fieles a un hospital cercano, bajo la insistencia de un desafiante y dedicado seguidor. 

La iglesia del pastor Cody es una de muchas iglesias que manejan serpientes, práctica que data de hace más de 100 años alrededor de las montañas Apalaches.

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Luego de la muerte de su padre, Cody asumió el peligroso rol de pastor manejador de serpientes, teniendo apenas 23 años. Es la cuarta generación de la familia que asume la profesión.

El padre de Cody es sólo una de muchas personas que han sucumbido ante la fatal mordida de víboras cascabel al manejarlas en iglesias.

David Brock tenía 60 años cuando murió de una mordida en la Iglesia Pentecostal de Kentucky, en 2015. El pastor Mack Randall Wolford, de 44 años, fue mordido por una víbora cascabel maderera en una misa al aire libre, y murió en West Virginia en 2012.

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Mack Randall Wolford fue el segundo de su familia en morir de una mordida de serpiente. Su padre, quien también era un pastor manejador de serpientes, también murió mordido por una, unos 30 años antes.

A pesar de el alto riesgo que implica el manejo de víboras, iglesias como la del pastor Cody siguen arriesgando sus vidas, en su misa dominical cada semana, como demostración de su fe.

Durante las misas, los creyentes de la fe imponen manos sobre los enfermos, rezan, cantan, y escuchan sermones.

Mira el video a continuación.

En ceremonias como estas, el pastor tipicamente toma una serpiente de una gran caja, sosteniendo una o dos en el aire mientras da su sermón.

Por lo general, son individuos sin ningún tipo de educación especializada en el manejo de reptiles, y frecuentemente sin los antídotos necesarios a mano.