Mamá amó a su bebé por 9 meses, pero quedó shockeada cuando le revelaron que no era suyo

Esta familia describió el dolor de la larga batalla legal y la entrega de un niño que habían criado desde su nacimiento.

Richard Cushworth, originario de Bradford, West Yorkshire, Inglaterra, y su esposa salvadoreña Mercedes Casanellas, estaban encantados de ser nuevos padres después de dar a luz a su hijo, Moses, en El Salvador.

El día del nacimiento, los padres agotados aceptaron que su hijo pasara su primera noche en la guardería mientras dormían algunas horas.

Mercy le contó a la BBC que los segundos posteriores al nacimiento de su hijo fueron un torbellino. Ella no tuvo tiempo de detallar a su pequeño antes de que las enfermeras se lo llevaran.

“Me lo pasaron por un lado y le di un beso, y luego lo llevaron a la guardería y esa fue la última vez que lo vi”.

SOSPECHAS ACERTADAS

Al día siguiente, las enfermeras llevaron a un bebé a su habitación, pero Richard y Mercy notaron de inmediato que este niño tenía rasgos mucho más oscuros de lo que recordaban del bebé que vieron brevemente.

Después de que las enfermeras le aseguraron que todo estaba bien, el trío se dirigió a Texas y comenzó una vida juntos. Sin embargo, a medida que pasaban los meses, los padres tenían la sensación de que algo no estaba bien.

Su bebé no se parecía en nada a ellos. Entonces la familia se hizo una prueba de ADN y los resultados fueron impactantes. Resulta que había un 0% de probabilidad de que Mercy fuera la madre del niño que se habían llevado a su hogar. 

Los Cushworth hablaron con el programa Today de BBC Radio 4, donde describieron el dolor de la larga batalla legal y la entrega de un niño que habían criado desde su nacimiento.

“El pensamiento de que el bebé que había estado amamantando, cuidando, amando, bañando, no era mío. Y luego tuve otro pensamiento que vino con él: ¿dónde está mi bebé?”, dijo Mercedes al medio de noticias.

Y agregó: “Entonces tuve dos pensamientos: qué pasará con este bebé y dónde está mi bebé”.

Richard estaba preocupado de que vendieran a Moisés en el tráfico de humanos u otros destinos peores, mientras negociaba simultáneamente con el gobierno de El Salvador.

Él dijo a la BBC que a menudo se culpaba a sí mismo por la pérdida de su hijo, pues en principio había aceptado al primer niño.

“Ahora miro hacia atrás en las imágenes de la época en que llegamos a Dallas cuando tenía tres meses y me sorprende que nunca haya sospechado, porque pueden ver que obviamente no es mi hijo si miras algunas de las fotos. No sé cómo no me pregunté”.

La esposa agregó: “Creo que estábamos enamorados del bebé. Incluso cuando hice las pruebas de ADN, pensé que lo estaba traicionando. Ese era el sentimiento que tenía, estoy traicionando a mi hijo, pero no puedo vivir con esto”.

DESGARRADORA ESPERA

El Sr. Cushworth, dijo que habían pasado nueve meses tratando de obtener el papeleo adecuado para llevar a su hijo a casa a los Estados Unidos, un proceso que casi llevó a la familia a la bancarrota.

“Ha forzado a nuestra familia a separarse, ha sido horrible. Pensé que sería una cuestión de días, tal vez semanas, pero no nueve meses. Ha sido terrible”, señaló.

Afortunadamente fueron ayudados por el Embajador británico en El Salvador, Bernhard Garside.

Dijo que volver a intercambiar a los bebés fue "lo más fácil", pero desentrañar el papeleo tomó mucho tiempo en el sistema judicial salvadoreño y solo se completó gracias a la "buena diplomacia tradicional".

Después de toda la lucha legal, los Cushworth finalmente pudieron recuperar a su pequeño niño.

Aunque ese momento feliz también estuvo acompañado de dolor, pues sólo tenían un momento para despedirse del otro niño, Jacob, antes de entregarlo a sus verdaderos padres.Ahora Moses, Mercy y Richard regresaron a Texas e intentan recuperar el tiempo perdido.

Mira el siguiente video para que conozcas más detalles.

Otra pareja denunció que su bebita fue cambiada por un varón en un hospital en Moreno. Dos días después del nacimiento de la niña, los médicos les dijeron que se trataba de un nene.

“Tengo ecografías guardadas, a los seis meses de embarazo se vio que era una nena”, denunció la madre de la niña, Eliana Meneces.

Los padres se trasladaron hasta la puerta del hospital Mariano y Luciano de la Vega, donde Eliana dio a luz, pero las autoridades del centro médico no los atendieron.

Los papás se acercaron al hospital acompañados por una abogada, pero denunciaron que "nos cerraron todas las puertas, no nos atendieron". De momento, la familia aguarda por el resultado de un estudio de ADN que se le realizó al bebé, por orden de un fiscal.

En otro caso de negligencia médica, una mujer escuchó durante su parto que el médico dijo "tequila" y "hora feliz”. Debido a esto, está demandando a un hospital local, alegando que el doctor estuvo bebiendo antes de llevar a cabo el parto, lo que causó que su bebé sufriera lesiones que durarán toda la vida.

Según información de KTNV, expertos médicos contratados para revisar el caso determinaron que el Dr. DeLee usó “técnicas inapropiadas tirando” de los brazos de Jared. Y el doctor “no diagnosticó y no reconoció la presión de la distocia del hombro”.

Contact 13 supo que esta no era la primera vez que el Dr. DeLee llevaba a cabo un parto donde el bebé sufría el mismo tipo de lesión.