4 chistes que prueban que nunca debes meterte con mujeres inteligentes

El humor es la clave para sostener cualquier tipo de relación, una relación sin humor carece de emoción y esa chispa que la mantiene activa.

Para todos los eventos estresantes que ocurren en la vida, hay al menos una solución: el humor. Unas cuantas carcajadas al día te ayudarán a mantener una buena salud física y mental, aquí tienes unos relatos graciosos de venganza femenina para alegrar tu dia.

Las mujeres son piezas únicas cuando se trata de vengarse, pues su sarcasmo sale a flor de piel y son capaces de darte una lección que jamás olvidarás.

Poco a poco te iremos contando anécdotas de mujeres que con su humor pusieron un freno a sus parejas u otras personas al no recibir respuestas adecuadas.

LA VENGANZA ES UN PLATO QUE  SE SIRVE FRÍO

Una pareja de recién casados ​​estaba entusiasmada por comenzar su vida juntos y se mudaron a su nuevo hogar el día después de casarse.

La casa necesitaba algo de trabajo y la esposa le preguntó a su esposo: "Querido, una de las tuberías en el baño tiene fugas, ¿podrías arreglarla?"

El marido miró a su esposa y le dijo en un tono sarcástico: “¿Qué te parezco, Bob el Constructor?”.

Unos días más tarde, la mujer tuvo problemas con el auto en su camino al trabajo. Esa tarde, ella le dijo a su esposo que su auto no arrancaba y si podía llevarla al mercado.

El hombre miró a su esposa y una vez más le dijo con un tono sarcástico: "¿Qué aspecto tengo para ti, de taxista?".

Una semana después, la mujer descubre una gotera en el techo. Una vez más, le preguntó a su esposo si podía conseguir un plomero confiable para arreglarlo.

El marido miró a su esposa y dijo en tono de burla: "¿Qué aspecto tengo para ti, las páginas amarillas?".

Un día lluvioso, el marido notó repentinamente que la fuga había desaparecido. Fue al baño y descubrió que la tubería detrás del fregadero tampoco goteaba.

Cuando regresó a su casa más tarde ese día, en un auto que parecía estar arreglado, el esposo le preguntó a su pareja cómo es que no había más fugas y el auto estaba funcionando.

Ella respondió: "Oh, me encontré con uno de nuestros vecinos, Daniel. Es un buen tipo, vino y lo arregló todo".

El esposo se sorprendió al saber esto y preguntó si había cobrado algo por la reparación. La mujer dijo que no, pero que le dijo que lo haría gratis si le hacía un pastel o se acostaba con él.

El hombre se alegró y le preguntó a su esposa qué tipo de pastel le había horneado. La mujer lo vio y le dijo: “¿Qué te parezco, Pastelera?”.

LA CONFESIÓN DE LA MUERTE

Un esposo en su lecho de muerte tenía una confesión que hacerle a su esposa y se le acercó. Con voz débil, dijo: "Ha llegado mi hora y antes de irme, quiero confesarte..."

La mujer lo interrumpió y le dijo que no debía esforzarse y era mejor que se quedara quieto descansando.

Él insistió en decirle la verdad y le dijo que era mejor morir con una conciencia tranquila y limpia.

La mujer accedió a escuchar lo que tenía que decirle. El hombre le confesó a su esposa que había tenido un romance con su hermana, su madre y su mejor amiga.

Su esposa respondió con calma: "Lo sé, por eso te envenené".

LA RESPUESTA ARREBATADORA DEL DÍA

Una noche, un hombre llegó a casa del trabajo y encontró en su hogar un desastre.

Sus tres hijos habían estado en pijama todo el día y comiendo comida chatarra, la alfombra de la entrada estaba sobre la mesa y todos los muebles estaban cubiertos de tierra.

El fregadero de la cocina estaba lleno de platos sucios, las sobras del desayuno y la cena de la noche anterior estaban esparcidas por todo el mostrador y había migajas por todo el piso.

El hombre se apresuró a subir las escaleras, tratando de no tropezar con las pilas de ropa y juguetes, preocupado de que su esposa pudiera estar enferma o de que algo le había sucedido.

Cuando entró en el dormitorio, sin aliento, la encontró acostada felizmente en la cama, todavía vestida con su pijama y leyendo un libro.

Al escuchar su respiración pesada, ella lo miró, sonrió y le preguntó cómo había sido su día. El hombre sorprendido le preguntó a su esposa: "¿Qué pasó hoy aquí?"

Ella respondió: "¿Sabes cómo todos los días cuando vuelves a casa condescendientemente me preguntas qué demonios hice todo el día?"

"Sí", respondió el hombre, asombrado.

"Exactamente", dijo su esposa, "Hoy, no hice nada de eso".

LA PENSIÓN MEJOR PAGADA

La hija de un hombre cumplió 18 años y él se alegró mucho de que era hora de entregar el último cheque de la pensión alimenticia que tuvo que pagar a su ex esposa.

En su cumpleaños, llamó a su hija y le dijo: "Hija mía, quiero que lleves este cheque a tu madre y le digas que este es el último cheque que recibirá de mí por el resto de su miserable vida”.

La niña fue a darle el cheque a su madre, y su padre estaba muy curioso acerca de cómo respondería su exesposa a su mensaje.

Cuando la hija regresó el siguiente fin de semana para visitarlo, su padre le preguntó de inmediato: "¿Qué dijo tu madre?"

Ella respondió: "Mamá dijo que también estaba esperando este día porque quería decirte que no eres mi padre".

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Esto nos recuerda que las mujeres son muy astutas y el hombre debe tratar de no buscar molestarla, así como le ocurrió a un marido que regreso a casa de un viaje de negocios.

Abre la puerta, y su esposa a medio vestir corre hacia él y grita:

"Ven, vamos, ¡tenemos que irnos de inmediato!

¡Nos acaban de informar que hay un dispositivo explosivo en algún lugar de la casa!".

"Espera un minuto mi amor, déjame revisar si no está en nuestro armario".

Artículos relacionados
Dec 19, 2018
5 chistes que demuestran que es mejor no ser infiel
Dec 12, 2018
5 geniales chistes sobre el matrimonio
Dec 22, 2018
Una mujer tenía una cita con el ginecólogo
Dec 17, 2018
"Ella era mi hijo": La fuerte historia de cómo su hijo de 4 años sabía que no era un varón