Papá héroe captado cargando a hijo con síndrome de Down a través de línea de meta de maratón

Había estado corriendo en honor a su hijo de 7 meses, que tiene síndrome de Down.

Una foto conmovedora de un corredor que cruza la línea de meta de la maratón de la ciudad de Nueva York con su bebé en brazos revela la conmovedora historia detrás de la motivación del hombre para correr.

Según el reporte de Nbcnewyork, la espectadora Elizabeth Griffin dijo que estaba esperando que un amigo cruzara la línea de meta en Central Park cuando vio al hombre corriendo con el bebé dormido en sus brazos. 

Ella inmediatamente tomó una foto capturando el dulce momento.

"No estoy seguro de que mucha gente se haya dado cuenta porque el bebé se durmió tan rápido, nunca había visto algo así", dijo Griffin, un fotógrafo de The Dr. Oz Show, a News 4 New York. "Besó su cabeza y siguió corriendo". 

"Me chocó a mí ya mis dos amigos que lo vieron. ¡Fue tan conmovedor!" Griffin escribió, quien dijo que estaba "muriendo por encontrar a este tipo".

Ese hombre resultó ser el científico Robby Ketchell. Un maratonista desde hace mucho tiempo, ha corrido muchas carreras, pero esta fue especial.

Su esposa Marya dijo que su hijo Wyatt de 7 meses nació con síndrome de Down y que Robby quería correr la maratón en su honor.

"Hemos tenido un largo camino", escribió Marya Ketchell en los mensajes con Noticias 4. "Wyatt nació prematuro y pasó los primeros 67 días de su vida en la NICU. Pasó por más en sus siete meses que la mayoría de las personas. en toda una vida, y se someterá a una cirugía a corazón abierto en abril. Es la mejor y más valiente persona que conocemos, y correr el maratón para él fue muy importante para nuestra familia."

Ketchell se conectó con LuMind Research con el objetivo de recaudar $3,210 y romper un record de 3:21 en honor a las tres copias de Wyatt del cromosoma 21. Recaudó más de $11,000.

En cuanto al tiempo de maratón, "correr un 3:21 fue un gran problema", dijo Robby Ketchell a Runner's World en una entrevista publicada el martes. "Tenía que trabajar realmente para ello, y como pueden ver, no lo logré. Pero me esforcé por lograrlo".

Extraños alrededor del padre y el hijo lloraron al verlos cruzar la línea. Con una camisa que llevaba el nombre de Wyatt, Robby escuchó a los espectadores gritar el nombre de su hijo todo el tiempo, creando un evento emocional desde el principio.

Robby apunta de nuevo a romper 3:21 el próximo año.

"Tener un hijo con síndrome de Down nos ha cambiado de la mejor manera y nos ha dado una perspectiva diferente de la vida", dijo a Runner's World. "La cantidad de amor y conexión y el viaje por el que hemos pasado es simplemente increíble".

Otro caso inspirador fue el de una mujer paralizada que se convirtió en la primera persona en completar una maratón en un traje biónico. Claire Lomas terminó la Maratón de Londres 16 días después de que comenzó la carrera. 

La ex quiropráctica estaba llorando cuando se convirtió en la primera persona en completar un maratón con un traje biónico ReWalk.

Un padre amoroso es capaz de hacer lo que sea por sus hijos. Una niña estaba lista para bailar en el escenario, pero se aterrorizó cuando estuvo parada frente a un numeroso público. Fue entonces cuando su padre fue al rescate.

Isabella, una niña de 2 años, salió al escenario con sus compañeras para hacer la actuación de final de curso, pero de pronto se echó a llorar y se sentó en el suelo mientras las demás niñas iniciaban el baile.

Su padre, que estaba entre el público, no dudó en salir a ayudarla mientras mantenía en brazos a su otra hija de siete meses. 

Artículos relacionados
Historias Apr 26, 2019
Así es cómo una mamá fuerte dijo a su hija que su papá la abandonó porque tenía síndrome de Down
Historias virales Mar 08, 2019
"Sentí una devastación extrema": Sincero relato de una madre con una hija con síndrome de Down
Historias May 09, 2019
Dramática lucha de una niña de 5 años sin extremidades que quería completar una media maratón
Historias Apr 23, 2019
Conmovedora historia de padres que adoptaron a bebé con síndrome de Down sin dudarlo un segundo