Mamá terminal recibe 'boda de ensueño' para desposar al amor de su vida antes de que sea tarde

Kaylea quería llevar el mismo apellido que sus hijos para que tras su partida, ellos tengan por seguro que ella fue "parte de su vida".

Una joven madre a la solo le quedan algunos meses de vida, ha querido casarse con el amor de su vida antes de partir.

Según lo reseñado Liverpool Echo, no hubo quien contuviera las lágrimas cuando Kaylea Callacher caminó por el pasillo de la iglesia para encontrarse en el altar con su compañero Mark McCole.

La madre de dos se veía impresionante con su vestido de novia cuando llegó a la Iglesia del Santísimo Sacramento, Walton, con su padre Chris.

Kaylea dijo: “Fue como un cuento de hadas. Cuando papá me vio con mi vestido, comenzó a llorar, dijo que se sentía muy orgulloso".

El padre Ged Callacher, primo de la novia, fue quien ofició la ceremonia religiosa, haciendo reír a todos durante el servicio.

La novia afirmó que él dio un sermón muy optimista, ya que ella y su pareja no deseaban ningún atisbo de tristeza en su gran día.

Kaylea y Mark, que han estado juntos durante 13 años, tienen dos hijos, Kian y Aoife, quienes participaron en la ceremonia como niña de las flores y paje, respectivamente.

En la mañana, Kian seguía diciendo: 'Mamá, estoy nerviosa', y durante el servicio Aoife estaba bailando en el pasillo de la iglesia, entretuvieron a todos. Les encantó”, relató la madre.

“Quería que la canción “Stand By Me” sonara cuando firmáramos el registro, pero finalmente escuchamos una canción navideña porque alguien puso el CD equivocado”.

“No estábamos destinados a escucharla, así que cuando sonó la melodía todos empezamos a reírnos y dije: bueno, no importa, no hay de qué preocuparse”.

"Que firmáramos el registro con una canción de Navidad, nos pareció hilarante", afirmó.

Cuando los recién casados ​​emergieron de la iglesia, el Coro del Evangelio de Liverpool JMU estaba esperándolos entonando una conmovedora versión de Stand By Me.

El banquete de bodas de la pareja y la recepción de la noche se llevaron a cabo en el Conservatorio Isla Gladstone.

La pareja finalmente se fue a las 11.30 pm, después de disfrutar de algunos bailes y haber posando para cientos de fotos.

Kaylea comentó que su ahora esposo le dijo que esa era la boda que le hubiese gustado darle antes, pero que nunca fue posible porque no tenían el dinero para cubrir los gastos.

La pareja se alojó en el hotel Shankly, donde se les había obsequiado una habitación para el fin de semana.

Kaylea dijo: "Fue el final de un cuento de hadas realmente mágico".

A la joven de 31 años, de Orrell Park, se le diagnosticó cáncer de intestino en etapa 4 en enero, y el mes pasado le dieron la desgarradora noticia de que su condición es terminal.

Kaylea informó que su último deseo era casarse, para así morir con el mismo apellido que llevan sus hijos.

Ella explicó: "Quiero que se den cuenta de que yo era parte de su vida, incluso cuando ya no esté cerca".

Cuando su familia y amigos escucharon eso, se reunieron para hacer que sus sueños se hicieran realidad.

Otra historia de amor consumada luego de una diagnostico de cáncer terminal, es la que vivieron un hombre de 60 años y su amor perdido, quienes luego de 20 años de separación, lograron reunirse gracias a Facebook.

Según lo reseñado por Daily Mail, Ken Boyer, diagnosticado con cáncer terminal, recibió un mensaje en Facebook de Michelle 'Shelly' Kimbrel a principios de este año.

La pareja se conoció hace 20 años en Missouri, donde él era dueño de un bar y ella todavía vive, pero se perdieron el rastro y llevaron vidas separadas, sin intercambiar una palabra hasta que Ken, quien se había mudado a Palm Bay, Florida, apareció en la lista de posibles conocidos de Shelly.

Después de intercambiar algunos mensajes breves, él le contó acerca de su condición y que estaba viendo por sí mismo porque estaba solo.

"No, no lo estás. Renunciaré al trabajo. Hablaré con ellos y veré lo que puedo hacer. Me ocuparé de ti", le dijo a Shelly a Orlando, quien en l actuialidad no solo es madre, sino también abuela.

Voló a Florida el 19 de abril y aceptó la propuesta de matrimonio de Ken horas después de llegar al aeropuerto.La pareja se casó el sábado en los campos de pelota donde juega Ken en Orlando.

Llorando después de decir "Acepto", Ken describió su matrimonio como el mejor final posible para una "vida realmente buena".

“Es difícil para mí tener que aceptar esto, pero lo tengo que hacer. Estoy listo. He tenido una muy buena vida. Dios ha sido bueno conmigo y si este es mi momento, entonces es mi tiempo”, afirmó.

“Dios no podía darme un mejor regalo que este. No podría haber pedido nada mejor”, culminó.

El novio no reveló qué tipo de cáncer está sufriendo ni el tiempo de vida que le queda.

Lamentablemente todas las historias de amor no tienen un final feliz, pero si días llenos de mágia.

Así fue para Dustin Snyder y Sierra Siverio, quienes tuvieron la dicha de conocerse y enamorarse siendo unos jóvenes estudiantes de secundaria.

A pesar de la corta edad de estos chicos, les tocó enfrentar una situación que ni los más maduros pasan airosos: Su amor se puso a prueba con el cáncer, cuando Dustin fue diagnosticado con una extraña forma de carcinoma cuando cumplió 18 años.

Para conocer más sobre esta historia haz click aquí.

Artículos relacionados
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida
Jan 09, 2019
Novia y su padre enfermo terminal tienen su baile de boda soñado y dejan llorando a todo el salón
Feb 06, 2019
Padres devastados escondieron de su hijo que tenía solo meses de vida, pero él siempre lo supo
Relaciones Mar 16, 2019
Mamá agonizante deja un desgarrador último mensaje en los zapatos de boda de su hija