Rostro de Cristo hallado en antiguo lugar luce totalmente distinto a representaciones modernas

Recientemente se descubrió una representación antigua de Jesús en una iglesia bizantina del siglo 6 en el desierto de Negev, en Israel.

Ésta retrata a Cristo de manera diferente a las concepciones occidentales, con el cabello rizado y una cara larga.

La historiadora de arte Emma Maayan-Fanar identificó el retrato del Mesías cristiano a partir de algunos contornos débiles con la ayuda de una combinación de condiciones que fue casi milagrosa.

La Dra. dijo a Haaretz que la pintura fue descubierta en las ruinas de Shivta, formalmente una aldea agrícola bizantina en el desierto de Negev.

"Su rostro está justo allí, mirándonos", dijo sobre la pintura erosionada, destinada a representar el bautismo de Jesús.

REPRESENTACIÓN DIFERENTE A LAS PERCEPCIONES OCCIDENTALES

Explicó que, a diferencia de las percepciones occidentales que a menudo representan a Jesús con el cabello largo y suelto, la pintura de Shivta lo representa con el cabello corto y rizado, una cara larga y nariz alargada.

La fecha exacta de la obra aún no se conoce, aunque se cree que Shivta se fundó en algún momento del siglo II a. C.

Otra pintura de Jesús en las ruinas de Shivta descubierta anteriormente simboliza la transfiguración, pero no representa su rostro.

Aunque la antigua aldea fue descubierta por primera vez en 1871 y ha sido objeto de mucho trabajo arqueológico, Maayan-Fanar cree que es la primera en descubrir que es la imagen de Cristo debajo de los siglos de tierra sobre la pintura.

"Estuve allí en el momento correcto, en el lugar correcto con el ángulo de luz correcto y, de repente, vi ojos. Era el rostro de Jesús en su bautismo, mirándonos", recordó la historiadora de arte.

Según Maayan-Fanar, hay pocas dudas. Ella dijo que el arte y la iconografía del cristianismo primitivo siguen patrones formulados bien conocidos.

"Aquellos que conocen la iconografía del cristianismo primitivo pueden reconocer tal imagen incluso desde casi nada", dijo.

Dror Maayan, su esposo, tomó fotografías del sitio en alta resolución, lo que permite que la imagen perdida durante más de 1,500 años se vuelva más clara.

RARO HALLAZGO

Se dice que el hallazgo es "extremadamente raro", dado que las primeras representaciones de la apariencia física de Jesús son prácticamente inexistentes en Israel.

La cuestión de cómo se veía Jesús realmente ha sido tema de debate por parte de historiadores y teólogos.

A inicios de 2018, un libro escrito por Joan E. Taylor, profesor de origen cristiano y judaísmo del Segundo Templo en el King's College de Londres, abordó esa pregunta precisa, y observó cuál podría haber sido Su altura y el color de su piel, cabello y atuendo.

“Las primeras representaciones de Jesús que establecieron la plantilla para la forma en que se sigue mostrando hoy se basaron en la imagen de un emperador entronizado e influenciadas por las presentaciones de los dioses paganos”, escribió Taylor en The Irish Times. 

Y agregó: “El cabello largo y la barba se importan específicamente de la iconografía del mundo Graeco romano. Algunas de las representaciones más antiguas de Jesús que han sobrevivido lo describen como esencialmente una versión más joven de Júpiter, Neptuno o Serapis”.

Dijo que, en realidad, los judíos de la época de Jesús eran biológicamente más cercanos a los judíos iraquíes modernos.

“En términos de una paleta de colores en aquel momento, piense en cabello marrón oscuro a negro, ojos marrones oscuro, piel marrón oliva. Jesús habría sido un hombre de apariencia del Medio Oriente”.

Y agregó: “En términos de altura, un hombre promedio de este tiempo se medía 166 cm (5 pies 5 pulgadas) de altura”, sugirió el autor de ¿Qué aspecto tenía Jesús?

EL SUDARIO DE TURÍN

Durante siglos, los cristianos han creído que el Sudario de Turín fue usado para envolver el cuerpo de Jesucristo después de su muerte. Muchos incluso pensaron que todavía se podía ver la huella de su rostro.

Sin embargo, evidencia forense reveló que las manchas de sangre en la tela provenían de una posición vertical como si alguien estuviera parado sobre ella.

La Universidad John Moores, Liverpool, el experto forense Matteo Borrini y su equipo, esperaban reconocer si las manchas de sangre eran compatibles con alguien que había sido crucificado en forma de T o en forma de Y.

En cambio, la investigación encontró que las manchas de sangre no venían de ninguna de las dos formas.

El equipo dijo que las manchas se verían muy diferentes si hubieran sido absorbidas por alguien que acababa de ser crucificado. Señalaron en cambio, que parecían como si hubieran caído de forma vertical.

A principios de año se dio a conocer que una niña de 8 años llamada Akiane, hizo un retrato titulado "Principe de la paz", para el cual dijo que se inspiró en el rostro real de Jesús de Nazareth.

Ante este argumento es muy sencillo inferir que a pesar del impresionante resultado, la jovencita simplemente se imaginó la cara de Jesús y eso fue lo que dibujó y pintó. Pero alguien más lo reconoció.

Colton Burpo, un adolescente de 17 años a los 4 años de edad estuvo al borde de la muerte durante una operación de peritonitis. Según relató, pudo ascender al paraíso, donde fue recibido por el hijo de Dios y dos familiares suyos parecidos.

Según el chico, el retrato que pintó la oriunda de Illinois, es idéntico al Jesús que él vio en aquel momento.

Tal fue el impacto que "El Principe de la paz" generó, que hasta los padres de Akiane, quien incluso estuvo en el programa de "Oprah", decidieron abandonar el ateísmo y unirse al cristianismo.

Artículos relacionados
TV Feb 27, 2019
¿Recuerdas al actor que fue Cristo en la icónica "Jesús de Nazaret"? Esto fue de Robert Powell
Dec 17, 2018
La siete últimas palabras de Jesucristo en la cruz
Historias Feb 15, 2019
La verdadera historia detrás de una de las mejores películas de Hollywood, "La Dalia Negra"
Dec 28, 2018
Así se ve el amanecer del día de Navidad en Belén, el lugar de nacimiento de Jesús