Hombre nacido sin brazos usa sus pies para cuidar a su madre enferma de 68 años

Un hombre sin brazos cuida a su madre enferma las 24 horas del día, a pesar de su discapacidad, y sus acciones han conmovido a millones de personas.

Chen Cifang, de 29 años, de China, usa sus pies diariamente para alimentar con cuchara a su madre Lu Dongyue, de 68 años, quien recientemente tuvo un derrame cerebral, asegurándose de que la comida no queme la boca de su madre antes de dársela.

El hombre devoto también ayuda a su madre a lavarse los dientes, la cara y atarse el pelo.

Él dijo lo siguiente a Daily Mail: “No importa lo que haga por ella en este momento, no puedo expresar cuánto le debo y cuánto la amo".

Agregó que lo que hace no es nada ordinario, sino un deber de un hijo, señalando que es su turno de cuidar a su madre, quien lo crio con grandes dificultades: “Mi madre pasó por grandes dificultades criándome. Sin embargo, nunca ha pensado en abandonarme”.

El hombre quiere mantenerse a sí mismo y a su familia a través de su arduo trabajo y no se considera diferente a los demás.

DEVOCIÓN DE UN HIJO

El pasado 9 de octubre, la madre del Chen tuvo un accidente cerebrovascular isquémico. Durante su estadía en el hospital, él la atendió en su sala las 24 horas del día.

Rápidamente se fue recuperando bajo el cuidado meticuloso de su hijo, y dos semanas después los médicos le permitieron ir a casa.

Chen nació sin brazos en el pueblo de Xujiawan en la ciudad de Enshi, en la provincia central china de Hubei. Su padre, un agricultor en Enshi en la provincia central de Hubei en China, murió de un derrame cerebral cuando su hijo tenía nueve meses de edad.

Debido a esto, su madre tuvo que criar sola a él y a su hermano mayor, que es 11 años mayor que Chen. “Para criarme, mi madre sufrió mucho”, dijo el hijo al medio británico.

El hombre aprendió gradualmente a comer, lavarse la cara, escribir y vestirse con los pies. Más tarde, incluso podría ayudar a su madre en la granja.

LUCHA DE UNA MADRE

Él contó que cuando era pequeño, ninguna de las escuelas locales quería inscribirlo debido a su discapacidad. Su madre lo alentó a practicar la escritura con los pies mientras seguía buscando una escuela para él.

Cuando tenía nueve años, lo llevó a una escuela primaria para rogarle al director que lo reclutara. Fueron rechazados siete veces, pero su madre no se rindió.

En la última y octava vez, su madre estaba tan decidida de convencer a la institución que le pidió a un pequeño Chen que se vistiera, bebiera agua y escribiera caracteres frente a los maestros. Completó las tareas sin ningún problema y la escuela finalmente aceptó recibirlo.

El hombre señaló que su madre, incluso a la edad de casi 70 años, aún tenía que hacer trabajo agrícola para subsidiar a la familia.

Imagen tomada de: YouTube/Daily Mail

Imagen tomada de: YouTube/Daily Mail

GRAN FUERZA DE VOLUNTAD

Chen ahora dirige una tienda física, así como una tienda en línea, que vende alimentos especiales de su condado. El hombre quiere mantenerse a sí mismo y a su familia a través de su arduo trabajo y no se considera diferente a los demás.

“Nunca he pensado en rendirme. Aunque no tengo brazos, tengo dos pies y un cuerpo sano como todos los demás”.

Para cuidar de su madre, Chen la llevó de su antigua casa en Xujiawan a su tienda en la ciudad de Sanguan para vivir con él allí.

Imagen tomada de: YouTube/Daily Mail

Imagen tomada de: YouTube/Daily Mail

Pasa todo su tiempo libre cuidándola, pues todavía se está recuperando de su ACV. “Los médicos dijeron que mi madre tardaría aproximadamente un año en recuperarse. Mi mayor deseo es que se mejore y vuelva a estar sana pronto”.

Mira el siguiente video para que conozcas más detalles.

Una madre e hijo de Chicago que nacieron sin brazos son un testimonio inspirador para superar los obstáculos.

Linda Bannon, de 37 años, y su hijo Timmy, quien cumplió 11 años el lunes, nacieron con el síndrome de Holt-Oram, un raro trastorno genético que causa anomalías en las extremidades superiores y el corazón.

Aunque nació sin brazos, Bannon dijo que sus padres nunca la trataron de manera diferente a sus cuatro hermanos menores que no nacieron con el trastorno.

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Imagen tomada de: YouTube/Barcroft TV

Bannon prosperó. Continuó para recibir un título en educación primaria y finalmente se casó con su esposo Richard en 2004.

Poco después, la pareja quedó embarazada. Pero al igual que su madre, los médicos dijeron que el bebé también nacería sin sus brazos.

El 2 de mayo de 2005, nació Timmy. Cuando tenía 8 días de edad, se sometió a una cirugía a corazón abierto y pasó dos meses en la UCI. Ahora a los 11 años, Timmy es un niño típico: enérgico y extrovertido, dijo su madre.

El dúo madre-hijo usa sus pies para todo: lavarse los dientes, peinarse, hacer un dibujo y más. Timmy incluso usa sus pies para jugar videojuegos.

Mientras crecía, el pequeño miraba a su madre, quien le mostraba cómo improvisar las tareas diarias utilizando sus extremidades inferiores.

Otra devota madre de 75 años permaneció junto a su hijo cuidándolo incondicionalmente mientras éste estuvo en coma durante 12 años. Wang Shubao quedó en coma después de un accidente, además también tiene cuadriplejia.

El joven, quien vive en China, es cuidado por su madre. Wang tuvo un accidente automovilístico en 2006 en Shouguang, en la provincia de Shandong. Sufrió lesiones que amenazaron su vida.

Imagen tomada de: YouTube/PatrynWorldLatestNew

Imagen tomada de: YouTube/PatrynWorldLatestNew

La madre amorosa gastó todos sus ahorros en las facturas médicas de su hijo. El padre de Wang murió cuando él era un bebé. Por lo tanto, el peso de cuidar a su hijo cayó únicamente sobre sus hombros.

Artículos relacionados
Dec 19, 2018
Inspiradora historia de una madre cuyo hijo le pidió que preparara dos almuerzos para la escuela
Feb 01, 2019
Hombre nacido sin brazos ni piernas se convierte en bailarín profesional
Dec 19, 2018
Conmovedora historia de una madre de 98 años que se mudó a un asilo para cuidar a su hijo
Personas Apr 04, 2019
Adolescente dice ser Timmothy Pitzen, el niño que desapareció en 2011 a la edad de 6 años