Personas de 80 años revelan secretos sobre cómo lucir increíblemente jóvenes sin tomar medicamentos

El ejercicio, las dietas saludables y mantenerse felices son los secretos que los octogenarios revelaron a los lectores que quieran mantenerse en la flor de la juventud.

Generalmente, cuando una persona llega a los 60 años, suele sentirse vieja y empieza a creer que la parte más productiva de su vida está por acabar o ya lo hizo.

Sin embargo, un grupo de adultos mayores repartidos por el mundo descubrió que la vitalidad se encuentra en la actividad física diaria y, para ellos, los medicamentos no van incluidos en la receta por ningún lado.

Desde hace casi dos décadas, Lawrence Dawson, un entrenador personal de 80 años de edad, ha enseñado a sus viejos clientes cómo mantenerse en forma.

Siendo el instructor más antiguo del Chinn Aquatics & Fitness Center en Woodbridge, el coronel retirado del ejército se dirige al gimnasio cuatro días de la semana, para someter a rigurosas rutinas a sus clientes, de los cuales la mayoría ya están jubilados.

A pesar de los ejercicios extenuantes, sus alumnos explicaron que están con él porque sienten que los entiende.

Bill Skinner, uno de sus clientes octogenarios manifestó: "Me quedo con él porque siento que entiende mejor mis necesidades y mis limitaciones".

De igual forma, para Dawson, los cuerpos más viejos representan un desafío fascinante.

“El cuerpo, como dijo Churchill, es un enigma envuelto en un enigma", manifestó el entrenador.

Con la razón que le ha dado la experiencia, explicó que con más de 70 años es muy probable que no se puedan hacer cierta cantidad de repeticiones en un tiempo determinado, pero sí se tiene una comprensión intuitiva de lo que el cuerpo puede hacer.

“Cuando empiezas a respirar y sudar, esa intuición se hace cargo y te conviertes en otra persona”.

Sin darle importancia a su rodilla y muñeca lastimadas ni a los discretos audífonos que tiene en sus oídos,  Dawson siempre busca la manera de estar activo.

ACTITUD DE GALÁN

El actor y cantante Jess Conrad, de 82 años, no es entrenador personal, pero no por eso el ejercicio deja de ser parte de su rutina diaria.

Para Conrad, además de la actividad física diaria, lo más importante es sonreír y mantener siempre una actitud positiva ante los demás, o al menos la mayoría del tiempo.

Esto tiene una explicación muy simple para el residente de Buckinghamshire, quien indica que hay personas de su edad que, por su forma de afrontar la vida, parecen viejas y las hace sentir viejas.

El intérprete recordó que cuando era niño vio Bambi y se sorprendió mucho por su padre, representado por un majestuoso ciervo.

“Me dije a mí mismo: 'Así es como debes pararte, con la barbilla levantada'. Y siempre lo he hecho”.

Asimismo explicó que siempre había querido abrir su camisa y parecerse a Burt Lancaster en la películo From Here To The Eternity, por lo que en su adolescencia comenzó a trabajar con pesas, iba frecuentemente al gimnasio y jugaba al fútbol tres veces por semana hasta los 75 años.

“Nunca he comido mucho y solo bebo alrededor de cinco vasos de vino blanco a la semana. Tomo un suplemento multivitamínico y de cúrcuma todos los días, ya que tiene poderosos efectos antiinflamatorios”.

Ahora su ejercicio se basa en jugar en torneos de golf de caridad, y hacer conciertos a veces, dos veces por semana.

Los expertos de Universidad de Harvard señalan que existen hábitos clave que potencialmente podrían agregar una década a la esperanza de vida de un ser humano, incluida una dieta balanceada, ejercicio regular y beber solo de manera moderada.

ACTIVA DESDE LOS 56

Ernestine Shepherd, de 80 años, fue coronada como la culturista femenina competitiva más antigua del mundo en 2011 por el libro Guinness de los récords mundiales. Sus abdominales y biceps son impresionantes y solo duerme entre tres y cuatro horas cada noche.

Su rutina empieza a las 2.30 am, cuando se despierta para emprender una caminata de 10 millas, para luego asistir al gimnasio desde las 7:30 de la mañana, donde regularmente se queda hasta las 11:30 a.m.

Su viaje fitness empezó a los 56 años, cuando, impulsada por su hermana Velvet, decidió tener un cuerpo que pudiera lucir en traje de baño.

Shepherd come entre cinco y seis comidas pequeñas al día. Estas porciones incluyen harina de avena, nueces y piña molida para el desayuno y una papa blanca al horno, pollo y espárragos como uno de sus almuerzos.

Para la cena, se alimenta de arroz integral, pavo y granos verdes y luego batata, atún y espinacas. Estas comidas también se intercalan con vasos de 8 oz de claras de huevo líquido.

Lamentablemente, su hermana Velvet murió de un aneurisma cerebral, pero antes de su muerte, hizo que prometiera cumplir las dos promesas que habían hecho juntas: continuar motivando a los demás y obtener un lugar en el libro Guinness de los récords mundiales.

Ernestine se hundió en la depresión y experimentó ataques de pánico después perder a su hermana, pero pronto convirtió ese sentimiento en una determinación para cumplir con sus promesas.

Así, en 2010, fue titulada la culturista femenina más antigua del mundo y se dirigió a Roma para recibir su medalla.

PARECE LA NOVIA DE SUS HIJOS

Puspa Dewi, de 51 años, se ha vuelto mundialmente famosa en las redes sociales debido a su aspecto físico, ya que en Instagram logró acumular 300 mil seguidores en poco tiempo.

La mujer suele ser confundida con la novia de sus hijos adolescentes, pero dice que su apariencia joven se debe al ejercicio, comer de manera saludable y a vivir llena de felicidad.

Si quieres enterarte de los consejos de belleza que Dewi ofrece, no te pierdas este link.

Artículos relacionados
Jan 18, 2019
Madre de 41 años comparte su secreto para mantenerse joven y en forma
Historias May 10, 2019
Increíble mujer de 85 años muestra cómo envejecer con dignidad: 'Si ella puede, tú puedes'
Belleza Mar 21, 2019
Algunos secretos que ayudan a tus manos a lucir jóvenes
Dec 23, 2018
Consejos para mantenerte saludable en tus 70, 80 o 90 años