Lo que realmente le pasa a tu cuerpo al beber más de 2 copas de vino al día, según experto

Expertos dicen que tomar más de dos copas de vino diarias puede ponerte bajo riesgo de sufrir cáncer, problemas pulmonares y relacionados con la piel.

¿No les parece que a medida que envejecemos, nuestras ganas de querer volvernos saludables deberían ser más fuertes?

Cada día que pasa, nuestro cuerpo se pone más viejo, lo que debería ser razón suficiente para querer tomar acción en su cuidado y protección de los achaques de la edad.

La navidad se acerca y no hay dudas de que en esta época nuestra alimentación se descontrola. Es por esto que queremos informarte sobre los peligros de tomar mucho vino.

El portavoz y médico general del Consejo Médico Australiano, el Dr. Richard Kidd, afirmó a Femail que solo el alcohol es responsable de 15 muertes diarias en Australia y que causa daños en muchas partes del cuerpo.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

DAÑO EN EL CEREBRO Y SISTEMA NERVIOSO

Pese a que creemos que un solo trago no causa daño en nuestro cuerpo, el más mínimo consumo de alcohol puede afectar nuestra salud mental.

El doctor Kidd afirma que el alcohol puede provocar ansiedad y depresión, incluso después de uno o dos tragos.

Aquellos que beben mucho más de lo normal podrían sufrir daño cerebral por el consumo de alcohol e incluso un tipo de demencia llamada el síndrome de Korsakoff.

DAÑOS EN LOS OJOS

¿El problema más común? La visión borrosa, pese a que desaparece apenas el alcohol sale del sistema de la persona.

El consumo excesivo de alcohol puede causar daños permanentes a la visión, especialmente si la dieta de la persona no contiene las cantidades suficientes de vitamina B1 y B12.

La ceguera perceptiva (un tipo de problema psicológico) se entiende como el hecho de no notar objetos totalmente visibles y se ha encontrado que está relacionado con el consumo excesivo de alcohol.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

DAÑOS EN BOCA Y GARGANTA

El efecto secundario más común de la ingesta del alcohol es la resequedad bucal.

¿Sabías que el alcohol es una sustancia que puede causar cáncer en el cuerpo? Su consumo excesivo y regular puede ponerte bajo riesgo de sufrir cáncer en la boca, garganta y laringe.

DAÑOS EN LA PIEL

Siendo el alcohol una toxina que el cuerpo lucha para procesar, puede afectar tu piel resecándola y deshidratándola.

El consumo excesivo podría provocar problemas permanentes como enfermedades inflamatorias de la piel.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

DAÑOS EN LOS SENOS

El alcohol no sólo afecta la piel de tu rostro. Puesto que perjudica la producción de colágeno, también afecta todas las áreas de tu cuerpo, incluyendo los senos.

El uso prolongado del alcohol (incluso 1 o 2 tragos al día) también puede aumentar los riesgos de sufrir cáncer de mamá, según el experto.

DAÑOS EN EL CORAZÓN

El consumo excesivo y prolongado de alcohol puede aumentar tu riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, presión arterial alta, debilitamiento del músculo cardíaco e insuficiencia cardíaca.

Kidd explicó que la cardiomiopatía alcohólica (un agrandamiento del músculo cardíaco) y las arritmias relacionadas con el alcohol (latidos cardíacos anormales) se deben a la intoxicación alcohólica del músculo cardíaco.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

DAÑOS EN LOS PULMONES

El alcohol puede descomponer el sistema inmunológico en los pulmones, haciéndolos más vulnerables a las infecciones.

DAÑOS EN EL ESTÓMAGO

El alcohol puede irritar el revestimiento del estómago, lo que puede provocar náuseas, vómitos y, a veces, diarrea.

"La gastritis alcohólica (inflamación y ulceración del estómago) afecta a una cuarta parte de la población australiana", dijo el Dr. Kidd.

A largo plazo, el consumo excesivo de alcohol también se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer gastrointestinal, incluido el cáncer de estómago.

Imagen tomada de: Freepik

Imagen tomada de: Freepik

DAÑO HEPÁTICO

Beber en exceso puede resultar en hígado graso, condición que puede afectar cómo funciona este órgano. El Dr. Kidd también explicó que un hígado inflamado puede provocar hepatitis alcohólica o cirrosis.

El cáncer de hígado también puede ser causado por el consumo excesivo de alcohol y el daño posterior.

DAÑOS EN EL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

Beber cantidades excesivas de alcohol puede afectar el ciclo menstrual y la ovulación de una mujer, lo que dificulta concebir a un bebé sano, afirma Drinkwise.

Si una mujer embarazada se expone al alcohol, podría padecer el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal, causando trastornos del desarrollo neurológico en el feto.

"El alcohol es un veneno mortal para los bebés no nacidos, y ninguna cantidad puede considerarse segura", dijo Kidd.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Artículos relacionados
Jan 18, 2019
Aquí hay 8 señales de tu cuerpo diciéndote que necesita más magnesio
Mar 07, 2019
¿Bebes alcohol cuando estás estresado? Cómo el alcohol influye en tu ADN
Jan 26, 2019
Doctor usa 15 latas de cerveza para salvar la vida de paciente envenenado por alcohol
Dec 23, 2018
10 causas del mal aliento y cómo solucionarlo