El hospital negó que mujer viera a su esposo moribundo, porque "había demasiada gente en la habitación"

No le dijeron que su marido moría a solo metros de ella ni le dieron acceso a él. Luego la dejaron esperando durante más de una hora en una sala, antes de darle la infausta noticia.

La experiencia que vivió Caroline Currie en el hospital Fletton Surgery en Peterborough, Inglaterra, la dejó devastada.

Los hechos ocurrieron en 2016, pero chocaron tanto con la ética médica que se abrió una investigación, en la que este miércoles 21 de noviembre la viuda hizo nuevas revelaciones.

Su esposo David había ingresado con dolor en el pecho y Currie, de 49 años, contó ante el juez de la corte de Huntingdon que el 3 de octubre de 2016 llegó a la clínica con ropa para él, pero las recepcionistas le dijeron que se sentara y esperara porque había "demasiada gente en la habitación".

MINUTOS DESESPERANTES

Currie recordó en el tribunal los detalles del angustiante momento.

"Escuché las sirenas de una ambulancia y vi pasar a los médicos. Una enfermera dijo 'luz azul' mientras estaba sentada en recepción y pensé que esto ‘no podría ser para David’, le pregunté a una recepcionista: "¿Puedo al menos entrar y ayudarlo? Tengo su ropa", y me respondieron: ‘No, siéntate y espera. Hay demasiadas personas en la habitación’".

Las enfermeras le dijeron a Caroline que David, de 50v años, había tenido un 'incidente de diarrea' después de llegar al hospital, tras haber quejado de dolor en el pecho durante la noche, y que en ese momento los médicos estaban "estabilizando su respiración".

Luego la llevaron a una sala privada, acompañada de otra enfermera, donde la dejaron esperando durante “más de hora y media”.

Pero lo que ocurría en realidad era que David había tenido un paro cardíaco y los médicos intentaban reiniciar su corazón, mientras Caroline aguardaba nerviosa en la sala de espera.

"Les pregunté una y otra vez cuando podía verlo y me dijeron repetidamente 'todavía están tratando de estabilizar su respiración'”, añadió Currie ante el tribunal.

Fuente: Picpedia

Fuente: Picpedia

LA CRUDA REALIDAD

Pensaba en ir a casa a prepararles comida a sus dos hijos, cuando el Dr. Kaushik Pillalamarri, que había estado tratando a David esa mañana, entró en la habitación "temblando".

Caroline dijo: "Me estrechó la mano y pude sentirlo temblando. Dije '¿cuándo puedo verlo? ¿Dónde está David? ¿Qué está pasando?'”.

"Lo he estado esperando durante una hora y media. ¿Por qué no me han permitido ver a mi esposo?”

"Sacudió la cabeza y dijo 'no se ve bien. Estamos haciendo pruebas para determinar la causa de la muerte'.

"Me volví hacia él y le dije" ¿por causa de la muerte? ¿Está muerto mi marido o está vivo?".

Y el Dr. Pillalamarri supuestamente respondió: "Pido disculpas a la señora Currie, usé la terminología incorrecta. Todavía están tratando de reiniciar su corazón".

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Mientras Caroline esperaba al lado, los paramédicos llevaron a David al Hospital de la Ciudad de Peterborough con un desfibrilador conectado a él, donde fue declarado muerto a las 3 de la tarde.

Una autopsia llegó a la conclusión de que David murió de insuficiencia aguda del ventrículo izquierdo, que se complicó con una gastroenteritis.

CAUSA DE MUERTE

El Dr. Pillalamarri dijo a la investigación que solo mostraba síntomas de gastroenteritis y que eso solo "no calificaría para una llamada al 999".

Añadió que si Currie hubiera informado sobre dolores en el pecho en "cualquier momento de su tiempo", habría actualizado la llamada de no emergencia al 999.

El médico aseguró que “nunca podría haber adivinado que era una falla ventricular aguda en mis sueños más salvajes. Si tan solo nos hubiera dicho que tenía dolores en el pecho. Tenemos una máquina de ECG en la habitación de al lado. Pero cuando le pregunté qué sentía, nunca dijo que tenía dolor en el pecho".

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

La forense Rosamund Rhodes-Kemp concluyó que la causa de la muerte de Currie se debió a "causas naturales" y agregó que "entre cientos" de otras investigaciones, ésta la había "preocupado" particularmente.

Ella dijo: 'Si el señor Currie hubiera llegado al hospital antes y si él no hubiera muerto cuando lo hizo, su esposa pudo haber tenido la oportunidad de estar con él y él habría estado más cómodo”.

La investigación judicial continúa.

SUCESO DOLOROSO

Entretanto, en Australia, un tribunal investiga las circunstancias del fallecimiento de Isabella Rees, una niña de 14 meses que murió en el hospital después de tragar una batería.

Sus padres asistieron a una audiencia ante el Tribunal de Jueces de Victoria, para investigar sus últimos días con vida y su muerte, donde dijeron que la pequeña murió porque en el Hospital Sunshine de Melbourne se negaron a hacerle una radiografía.

Conozca aquí los detalles de este trágico caso.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Artículos relacionados
Jan 31, 2019
"Maté a alguien que ni siquiera conocía": Hospital confunde a paciente en coma y lo mata por error
Salud Mar 14, 2019
Hombre afligido perdió a su pequeña hija pocos meses después de que su esposa muriera de cáncer
Feb 08, 2019
Desgarrador video de una mujer cantando a su esposo moribundo de 33 años y padre de sus 4 hijas
Dec 13, 2018
La tragedia de una mujer que fue violada y falleció 17 años después, todavía espera justicia