Veterano ciego y casi sordo supera tragedias de la vida para crear nuevo negocio

Un hombre que solía desactivar bombas ahora deleita tus papilas gustativas con el dulce más delicioso.

El negocio de la confitería, EOD (Extra Ordinary Delight, que en español significa Delicia Extraordinaria) comenzó de la misma manera que muchas cosas buenas, una cosa que llevó a la otra.

Y el hombre detrás de la creación de estas deliciosas golosinas es el Sargento Aaron Hale, quien sirvió en el Ejército de los EE. UU. durante 14 años antes del abrupto cambio de carrera.

Obtuvo una casa personalizada de "Building Homes for Heroes" y fue en la cocina de esa casa donde comenzó todo.

Aaron quería hacer la comida de Acción de Gracias perfecta para su familia, y en su búsqueda para crear los mejores platos, comenzó temprano y dijo:

“Empecé a hacer postres, días, semanas antes. Tanto así que mi esposa McKayla tuvo que empezar a escabullirse por la puerta principal”.

En broma, Aaron agrega:

"Y digo a escondidas como si tuvieras que ser sigiloso con un hombre sordo-ciego”.

En aquel momento Aaron era totalmente sordo y ciego, la razón de todo esto tenía que ver con el otro EOD, el equipo de Disposición de Artillería Explosiva. Ellos desactivan y neutralizan bombas.

Durante su última gira de muchas en Afganistán en 2011, un explosivo improvisado explotó en su cara. Le dejó con los tímpanos gravemente heridos y ciego.

Su situación empeoró cuando un caso grave de meningitis bacteriana lo dejó completamente sordo. Más tarde, recibió implantes cocleares que tardaron en sanar y comenzar a funcionar correctamente hasta que pudo comenzar a aprender cómo escuchar.

Él dijo:

"Fueron seis meses de completo silencio, completa oscuridad, mientras recibiría cirugía e implantes en mis oídos".

Con familiares, amigos y vecinos recibiendo el exceso de comida, empezaron a regresar pidiendo más, preguntando si podían ordenar y comprar algo.

El sargento retirado del ejército dijo:

"Antes de que lo supiéramos, estábamos cocinando durante 14 horas al día en la cocina de nuestra casa, y sabíamos que teníamos que expandirnos".

Aaron comenzó a hornear más de lo que la cocina familiar era capaz de ofrecer. Luego, la pareja consiguió una cocina comercial para clientes corporativos como Boeing y el Royal Bank of Canada.

De ser el líder de un escuadrón que desactiva bombas, hasta lidiar con lesiones graves, pasó a construir un negocio exitoso de confitería y una vida feliz y llena de dulces.

Otro veterano decidió crear conciencia sobre el cáncer cuando bajó un rascacielos en apoyo a la lucha contra el cáncer.

Richard Keller, veterano de la Segunda Guerra Mundial de 90 años, bajó por el lateral del edificio Hyatt Regency de 38 pisos en Denver, Colorado, durante el fin de semana.

Una multitud de alrededor de 160 espectadores que lo vitorearon y las ganancias fueron destinadas a la Liga de Cáncer de Colorda desde su batalla contra el cáncer. Es una causa cercana a su corazón.

Arthur Boorman, un veterano de la Guerra del Golfo de 47 años, logró perder peso usando DDP, o Diamond Dallas Page, que es una forma de yoga que renuncia a todos los gongs y la serenidad típicamente asociados con la disciplina espiritual y física hindú.

Boorman estuvo sumergido en días oscuros, volviéndose tan obeso que en un momento dado, no podía caminar sin aparatos ortopédicos para las piernas.

Boorman pronto obtuvo los DVD de Diamond Dallas Page, y lenta y sorprendentemente se vio a sí mismo encogiéndose, tensándose y fortaleciéndose.

Después de su pérdida de peso, Boorman ahora se mudó de alumno de DDP a maestro.

Artículos relacionados
Jan 19, 2019
Veterano hispano de 27 años que sirvió en Afganistán fue detenido por ICE para deportarlo
Historias Feb 21, 2019
Veterano de Vietnam discapacitado oyó a mujer gritar en casa cercana y rodó su silla hasta allá
Dec 17, 2018
Encantador video captura a perro ciego y sordo emocionado cuando su dueño regresa a casa
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida