Mujer de 24 años tuvo severa apoplejía que le hizo olvidar hasta el nombre de su propio hijo

Una estudiante de postgrado de la Universidad de Bangor, en Gales, Reino Unido, sobrevivió a una apoplejía a los 24 años. Ahora a sus 35, su historia inspira al mundo.

Nicola Brown, de 35 años, es una estudiante de postgrado oriunda del Reino Unido. Pero a diferencia de la mayoría de sus pares, tiene una increíble historia que contar. Nicola sobrevivió a una apoplejía a los 24 años. Y las consecuencias la persiguen hasta el sol de hoy.

Como resultado del incidente, Nicola, madre de dos, quedó parcialmente ciega y perdió la capacidad de recordar información con precisión, pero pudo superar esto usando tecnología de asistencia. Eso le permitió a Nicola ir a la univesidad, graduarse de la Escuela de Psicología, y culminar con honores el título de Neuropsicóloga.

Nicola dijo que "antes de mi apoplejía, trabajé en varias tabernas y clubes en el área. Comencé a tener convulsiones durmiendo, pero el hospital me enviaba a casa diciendo que era sonámbula. Pero en una ocasión, y por casualidad, un neurólogo vino a ver a alguien más cuando yo estaba ahí, y el hospital le preguntó si podía darle un vistazo a mi radiografía".

"Jamás olvidaré sus palabras. ¡Hospital Walton, ahora! Yo tenía 24 años cuando tuve mi apoplejía hemorrágica".

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

"Tuve mucha suerte de que mi apoplejía pasara poco después, estando ya en el Hospital Walton. Tuve la hemorragia cuando me preparaban en pabellón.

Fueron 80 minutos de hemorragia antes de que pudieran detener el sangrado. Como resultado, quedé parcialmente ciega, lo cual fue un gran cambio al cual ajustarme. Pero con el tiempo, me acostumbré a vivir así"

Dijo también que lo más difícil que ha tenido que hacer en su vida es recuperarse. Siendo madre de un niño de 4 años y una niña de seis meses, no tenía opción. Su brazo quedó paralizado en "posición de convulsión", dificultando el movimiento. "Tuve una apoplejía tan severa que olvidé el nombre de mi bebé recién nacido", acotó.

"Mi madre me decía que la gente solía acercarse a nosotros en la calle y preguntarme la edad de mi bebé. Preguntaban su nombre, y no me lo sabía. Siempre tenía que recorrer a mi mamá para y hacerle esas preguntas".

Perdió también la capacidad de recordar información apropiada con precisión. "Pero puedo superarlo usando tecnología de asistencia. Eso quiere decir que pude ir a la universidad, algo que jamás creí posible. Me gradué el año pasando de la Universidad de Bangor, con un título en Neuropsicología. Estoy ahora en medio de mi postgrado".

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Nicola también se convirtió en miembro de Headway Gwynedd & Môn, una caridad que apoya a sobrevivientes de heridas neurológicas y a sus familias y cuidadores. En 2008, durante su primer año como estudiante de pregrado, comenzó a hacer voluntariado con ellos. En julio de 2018, fue elegida Presidenta de la organización.

Su voluntariado no ha pasado desapercibido. Ha ganado muchos premios por ello de parte de sindicatos y organizaciones gubernamentales por su compromiso con las causas. El mes pasado, fue nominada al prestigioso Premio Nacional Headway UK por Logro Extraordinario por ayudar a otros con lesiones cerebrales.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

Nicola agregó que "espero que un día pueda completar un PhD y ayudar a otros en situaciones parecidas a la mía. Puedo empatizar, entiendo y aprecio las dificultades que viven las personas después de una apoplejía.

"Mi consejo para alguien que recientemente haya tenido una apoplejía es jamás, jamás rendirse. Como dice el dicho, lo que no te mata, te hace más fuerte. Me lo tatué en el brazo".

Pero no todos los que parecen sufrir de condiciones neurológicas realmente están en tal situación. Recientemente, un hombre admitió que "fingí amnesia para poder alejarme de mi irritante suegra".

Después de saber de esta historia, nos queda claro que un hombre abrumado por la presencia de su suegra es capaz de hacer cualquier cosa para zafarse de estar cerca de la madre de su mujer.

Tal es el caso de Salvatore Mannino, quien admitió ante las autoridades que fingió una pérdida de memoria para escapar de su áspera "suegra".

Dijo que no sabía quién era, pero luego ella descubrió que había buscado en internet "cómo desaparecer".

Artículos relacionados
Apr 20, 2019
Día tras día, un joven hace que su novia se enamore de él debido a su severa amnesia
Dec 17, 2018
"Ella era mi hijo": La fuerte historia de cómo su hijo de 4 años sabía que no era un varón
Dec 18, 2018
Mujer estuvo presa en su propio cuerpo antes de lograr "regresar" por "pura suerte"
Dec 18, 2018
Mujer de 84 años decide obtener un título universitario porque se aburrió del retiro