Ser madre de un varón es encontrar a tu verdadero príncipe azul de por vida

Tener un niño varon significa que nunca habrá un momento aburrido. Habrá muchas risas por las cosas ridículas que él hace y dice.

Tener un hijo varón es descubrir un amor capaz de generar una unión sin precedentes, una conexión que nadie más podrá tener. Las madres de un hijo varón descubren que el verdadero amor de su vida es su pequeño chiquillo.

En general, tener un bebé varón significa juegos bruscos, un guardarropa sencillo y un cabello fácil de cuidar.

"Francamente, los niños son divertidos. Me encanta todo: fútbol, ​​baloncesto, fútbol, ​​videojuegos, ciclismo, lectura, música, comida, y para mí, no hay nada mejor que ver a mi hijo disfrutar", dice Maggie Stevens, autora de "The Parent Fix" y madre de cinco hijos (cuatro niños y una niña).

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Pero cada niño es diferente. Eileen Kennedy-Moore, psicóloga y madre de cuatro hijos (tres niñas y un niño), cuenta que "algunos niños encajan en los estereotipos típicos más que otros, así que ten cuidado de encajonar a tu hijo en un cierto estilo".

Entre uno de los beneficios de tener un hijo varón, está el hecho de poder dejarles el cabello corto. Las niñas pequeñas tienden a tener un cabello largo que necesita ser cepillado y cuidado constantemente. Pero puedes darle a tu hijo un corte de pelo corto y sin complicaciones.

Imagen tomada de: Public Domain Pictures

Imagen tomada de: Public Domain Pictures

Otra cosa maravillosa es que no tendrás muchos problemas con su vestimenta, pues pantalones y camisetas simples conformarán la mayor parte de los trajes de tu hijo. No tendrás que preocuparte por pelear con tu bebé con medias y un vestido de fiesta.

Maggie Stevens resalta que "los niños tienen mucho menos drama en sus vidas sociales que las niñas". Claro, a veces se enojan con los amigos, pero por lo general lo resuelven y siguen adelante.

A la mayoría les encantan los deportes. Si su hijo compartes su pasión por los deportes, puedes disfrutar de un tiempo de calidad junto a él animando a sus equipos favoritos.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

Un hijo varón puede ser un mejor amigo para papá, pues por lo general tienen una relación especial con sus ellos. Se unirán sobre las líneas de pesca, en la parrilla y en el campo de juego.

El juego físico es un sello distintivo del ADN de la mayoría de los niños. Hacer ejercicio es fácil cuando está persiguiendo, haciendo cosquillas y luchando con tu hijo todo el día.

Los hijos varones también tienen amistades leales. "Una de las cosas divertidas de mi hijo es ver a la 'banda de hermanos' que ha creado con sus amigos. Juntos son exuberantes, tontos, físicamente ruidosos y leales entre ellos", explicó Kennedy-Moore.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Con los chicos, no es necesario comprar y almacenar cintas para la cabeza, cintas para el pelo, pasadores o joyas. Simplemente colocas una gorra de béisbol entre las cosas de tu hijo y listo.

Muchas veces los niños varones se contentan con juguetes más simples. Claro, a algunos les encantan los kits de aviones de mil piezas, pero la mayoría es feliz con los viejos bloques y camiones.

Les encanta comer. Una vez que tu bebé comienza a tener brotes de crecimiento, siempre tendrás a alguien para engullir los alimentos que preparas.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

Las niñas necesitan una limpieza cuidadosa en el área del pañal para evitar una infección del tracto urinario. Con los niños, hay menos cosas con las que lidiar ahí abajo.

Si su niño pequeño se cae en el patio de recreo y se raspa la rodilla, es probable que se recupere y siga corriendo. Muchas niñas pequeñas necesitan más consuelo en estas situaciones.

Sueles tener discusiones más fáciles con ellos. "Mis hijos eran muy curiosos, pero solo querían respuestas simples y directas a sus preguntas", dice Stevens. Cuando llega el momento de conversaciones delicadas, es posible que tenga que responder menos preguntas.

Imagen tomada de: PxHere

Imagen tomada de: PxHere

Un padre brincó de alegría cuando dio la bienvenida al mundo a su primer hijo varón. Kennedy Zarour, de 54 años, tuvo gemelas en su primer matrimonio. En el segundo, tuvo tres hijas.

Sabiendo que todos sus bebés anteriores habían nacido niñas, él y su esposa, Natalie Zarour, creyeron que el bebé que esperaban también sería una hembra. Entonces les pidieron a los médicos que no revelaran el sexo del bebé hasta que naciera.

Mientras se llevaba a cabo la cesárea, Natalie estaba grabando a Kennedy. Cuando los doctores le dijeron a la pareja que el bebé era un niño, su reacción fue completamente invaluable.

Se puso de pie y comenzó a gritar claramente feliz y emocionado. Kennedy incluso caminó en círculos en la sala de partos mientras un médico le pedía que se calmara y que volviera a sentarse.

El pequeño Gerard, fue la última incorporación a la familia. Kennedy admitió que si hubieran tenido otra niña, también la habría amado tanto como a Gerard.

El hecho de que nació un niño cuando él, y casi toda su familia, esperaban que fuese una hembra, fue lo que lo hizo reaccionar de esa manera.

Artículos relacionados
Dec 17, 2018
"Ella era mi hijo": La fuerte historia de cómo su hijo de 4 años sabía que no era un varón
Crianza Apr 21, 2019
Mamá que dio a luz a enorme bebé de 7 kilos describe el parto como ser aplastada por 2 camiones
Crianza Apr 03, 2019
Tras años de intentar y 5 hijos, mamá finalmente está feliz de dar a luz a una hija
Salud Apr 04, 2019
Madre de 7 con cáncer de mama etapa IV espera cumplir desgarradora lista de deseos antes de morir