Momento en que mujer se golpea en el rostro para acusar a marido de violencia doméstica

Un sujeto exige al gobierno federal deportar a su mujer, quien se separó de él, alegando que ella intentó incriminarlo de violencia doméstica.

Un hombre oriundo de Sydney, llamado Faisal, conoció a una mujer llamada Asmae a través de un sitio web de citas para musulmanes, llamado Muslima.com. Quedó inmediatamente encantado con ella, y al poco tiempo dejó su natal Australia para conocer a los padres de Asmae en Marruecos.

Sin embargo, si bien Faisal dice que esperaba poder regresar a Australia junto a su pareja, ahora sospecha que Asmae no tenía la misma meta.

"Ella es una mujer ambiciosa. Es materialista. Lo único que le interesa es ella misma", dijo Faisal. "Y peligrosa. Muy peligrosa".

Faisa tuvo dos trabajos luego de contraer matrimonio con la mujer, y contó que gastaba cada centavo que ganaba en Asmae.

Dijo haber pagado ropa deportiva Gucci, chaquetas de cuero, joyas, zapatos, vacaciones, cenas de lujo, y hasta envíos de dinero a su familia.

"Todos los viajes de un lado al otro, las funciones, recepciones, compromisos, joyas y cosas, en total más de 200.000 dólares", dijo.

Pero a través de varios meses, Faisal se fue agotando de las exigencias de Asmae. Dio que peleaban constantemente, y que una noche de abril, Faisal se topó con tremenda sorpresa al llegar a casa de su segundo trabajo. El lugar parecía haber sido saqueado.

Los muebles estaban volcados, las paredes abolladas, vidrio roto en el piso y vino vertido en la alcoba. "Entré y me dijo, te crees muy listo hablando con abogados sobre mí, ahora mira lo que yo te voy a hacer". Acto seguido, salió corriendo.

Cámaras de seguridad muestran a Asmae saliendo del departamento y entrando al elevador, donde procedió a darse dos contundentes golpes en el rostro. Luego fue a la policía y dijo que Faisal la había golpeado.

Faisal, preocupado por la seguridad de Asmae, fue también a la policía, donde fue arrestado y acusado. Fue retenido toda la noche, mientras oficiales acompañaron a Asmae a la casa por sus cosas.

Faisal dijo que la policía sin saberlo ayudó a Asmae a robarse sus pertenencias, incluyendo una laptop, relojes costosos y lentes de diseñador. Lo más preocupante eran los 4 cargos de abuso contra Faisal, por los cuales podía enfrentar hasta 7 años de cárcel.

Los siguientes dos meses fueron una pesadilla. Gastó más de 20.000 dólares en abogados, y tuvo que ver horas de filmación de cámaras de seguridad para hallar el instante que probó su inocencia. La policía de inmediato retiró los cargos contra Faisal, pero jamás acusó a Asmae por sus acciones.

Faisal dijo que enfrenta una montaña de deudas, y que debe vivir en una casa compartida a 50 kilómetros de su lugar de trabajo.

Howard Brown, defensor de derechos de las víctimas, dijo que parece ser que la policía no investigó las acusaciones de Asmae apropiadamente. "Cuando te das cuenta de que alguien hizo una declaración falsa a la policía, acusas a esa persona por pervertir la justicia", dijo.

La declaración de Asmae acusó a Faisal de asfixiarla y golpearla hasta que ella temía por su vida. Faisal cree que Asmae leyó un correo privado que él escribió, diciendo que cosideraba formas de salir de la relación, lo cual habría anulado la residencia australiana de Asmae.

Si bien Asmae vive en algún lugar de Australia ahora, Faisal dijo que quiere que enfrente cargos ante la ley y sea deportada a Marruecos. "Fui usado y abusado, una y otra vez", dijo. "Mental, financiera y emocionalmente, de todas las formas fui víctima. Ella lo hizo, ahora le toca enfrentar consecuencias".

Mira el video a continuación.

En un caso similar, en California, la policía busca víctimas adicionales de una muer llamada Sunmee Kim, arrestado tras una prolongada y meticulosa investigación sobre alegatos falsos de violencia doméstica contra hombres.

Kim, quien usó un nombre falso, reporó a la policía que un hombre, quien dijo era su prometido, la había atacado. Cuando la policía lo arrestó e interrogó, él insistió en que compartían el apartamento, pero no tenían ninguna relación. Resultó ser cierto.

Pero muchas veces, estas acusaciones distan de ser falsas. En esos momentos, se trate de quien se trate - un amigo, un pariente, nuestra propia pareja - debemos alzar la voz y hacer algo. Como en otro reciente caso.

Un hombre se llevó una dosis de justicia canina, luego de que su propio perro arremetiera contra él y lo mordiera en el rostro y el brazo para impedir que siguiera atacando a la mujer, quien era su pareja.

Fuente: Pixabay

Fuente: Pixabay

La Guardia Urbana de Tarragona, España, fue el organismo que difundió Según narró la víctima a las autoridades, una discusión salida de control habría llevado la pareja a un altercado que se tornó físico.

No era la primera vez que el hombre alzaba la mano contra la mujer. Pero, gracias al noble perrito, sí que sería la última vez.

ⓘ POSTS.AMOMAMA.ES no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. POSTS.AMOMAMA.ES habla en contra de lo anteriormente mencionado y promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.