Niño de 12 años trabajó para juntar dinero para la lápida de su mejor amigo que falleció de cáncer

Un chico de Michigan se vio obligado a trabajar a medio tiempo en cualquier cosa que estuviese disponible para recaudar fondos para una lápida.

Un chico de 12 años oriunda de Michigan está trabajando a medio tiempo haciendo cualquier cosa que puede en su vecindario para reunir dinero para comprar una lápida para su mejor amigo.

Kaleb Klakulak y Kenneth "K. J." Gross habían sido amigos desde el segundo grado, antes de que K. J. muriera el pasado mes de mayo de una insuficiencia cardíaca congestiva, tras años de quimioterapia contra la leucemia.

K. J. fue enterrado en el terreno de la familia en el cementerio Elmwood, de Detroit. Pero su madre no podía costear una lápida, así que Kaleb se dedicó a barrer porches, limpiar hojaresca, recolectar botellas y pedir donaciones por PayPal.

"Amo a la Sra. San", dijo Kalen de la madre de su amigo. "Me entristeció que ella no pudiera pagarla. Quiero que la gente pueda encontrar la tumba de K. J. cuando vayan a verlo".

La mamá de Kaleb, Kristy Hall, lo ayudó a iniciar su recaudación de fondos.

"Realmente creo que es maravilloso que Kaleb se enfoque en eso y que lo ayude a recuperarse, ayudando también a la mamá de K. J., que extraña a su bebito y que tiene que visitar una tumba sin marcar", escribió en Facebook.

Singleton dijo que está abrumada por las acciones de Kaleb y el amor hacia su hijo, a pesar de su muerte. Dijo que los chicos "eran espíritus similares, como hermanos".

"Dice mucho del tipo de persona que son, y dice mucho de quién era K. J., impactó a la gente tanto que quieren hacer esto por él", dijo la afligida madre. David Techner, director de una funeraria, conmovido por la historia de los chicos, decidió donar una lápida.

Techner, dueño de la Capilla Ira Kaufman, en Southfield, al sur de Detroit, dijo que la historia "realmente me llegó al corazón".

"Este chico de 12 años vio que alguien tenía una necesidad e hizo lo que había que hacer", dijo Techner. "Así que simplemente, sigo su ejemplo".

Kaleb dijo estar "muy contento". Singleton dijo que está "abrumada y agradecida" por las muestras de apoyo y atención que ha recibido.

"Es un arma de doble filo, porque es triste, pero al mismo tiempo, es tan maravilloso ver tanta compasión", dijo.

Pocas cosas son tan difíciles como tener un hijo con una enfermedad terminal. Pero peor aún es no poder siquiera costear el tratamiento.

Junyang, un niño de tres años de una zona rural de China, sufre de un raro cáncer. Sus padres gastaron todos los ahorros y tienen deudas de £ 22,000 para salvarlo.

Su madre rompió a llorar después de no poder encontrar más dinero para el tratamiento. Afortunadamente, una organización benéfica ayudó a la familia y se reanudó la quimioterapia de Junyang.

Artículos relacionados
Salud Mar 02, 2019
Niño de 9 años quiere salvar vida de amigo enfermo con inusual reto
Jan 10, 2019
Niño de 5 años con cáncer fallece en los amorosos brazos de su madre tras cumplir su último deseo
Relaciones Mar 07, 2019
Adolescente ahorra dinero por más de 2 años para comprarle silla eléctrica a su mejor amigo
Salud Mar 22, 2019
Niño de 10 años con cáncer comparte emotiva petición de ayuda para otro niño con misma enfermedad