Exorcisados y abandonados por sus familias: el calvario de los "niños brujos" de África

En la República Democrática del Congo, alrededor de 50,000 infantes son torturados, abandonados y arrojados a las calles acusados de brujería.

Estos niños son vistos como aves de mal agüero, se dice que son causantes de los infortunios de sus familias y de comunidades enteras. Cada vez más niñod don acusados de ser brujas y los echan de su casa por solo existir. Algunos padres incluso llegan a asesinarlos.

Unicef y Save the Children ha dado una alarma internacional. El drama de los niños brujos africanos se viralizaró en las redes sociales después de que se publicaran las fotos del rescate de Hope, un niño hallado en las calles de Nigeria y que, al borde de la muerte por hambre y sed, fue salvado por una danesa.

Hope se ha convertido en icono de la lucha contra esta práctica gracias a las redes sociales. Su familia no tenía el dinero pagar el exorcismo y lo abandonó a su suerte cuando apenas tenía 2 años.

El pequeño sobrevivió durante 8 meses en las calles de Eket, una ciudad del tamaño de Bilbao en el estado nigeriano de Akwa Ibom, hasta que Anja Ringgren apareció en su vida en 2016.

Afortunadamente, el aspecto famélico de Hope es cosa del pasado. El niño, que hoy en día tiene 4 años, cuenta con los cuidados necesarios para un niño de su edad. Vive en un orfanato junto a otros niños que fueron acusados de brujería.

Los exorcismos suelen ser practicados en las “Iglesias del Despertar”. Estas iglesias se han aprovechado de la creencia generalizada en la brujería y han hecho de los exorcismos un negocio lucrativo. Antes de realizar el pago del exorcismo, el pastor debe confirmar que el niño es “un brujo”.

Si el método “curativo” resulta insatisfactorio, la calle es el destino final de los desafortunados niños.

Cualquier niño puede ser acusado de practicar magia negra, muchas veces por motivos tan banales como el de ser un niño muy nervioso o callado. La acusación de brujería basta para que sea sometido a muchos maltratos que culminan con la huída del niño.

Noha Matanga, educador de una ONG italiana, Cesvi, explica: “Los niños vulnerables son los más expuestos a las acusaciones de brujería, por ejemplo, los huérfanos, totales o de uno de los progenitores cuya nueva pareja no quiere asumir su cuidado”.

Los niños abandonados se alimentan de la basura y duermen sobre cartones. Sobreviven gracias a las limosnas y al robo. Las niñas se ganan la vida prostityéndose. 

En el  caso de las niñas, los ritos de iniciación suelen ser casi siempre, “una violación colectiva”, explica otro trabajador humanitario que pide anonimato. 

Actualmente, el 20 por ciento de los los niños presenta problemas de desarrollo físico debido a la desnutrición o trastornos como megaloencefalia, vientres inflamados, tuberculosis, autismo, síndrome de Down, albinismo, epilepsia, etc. Estas enfermedades son consideradas "maldiciones" por los familiares, quienes aprovechan la situación para no hacerse cargo de ellos.

En otras noticias, un hombre infiel fue hallado junto a su amante tras quedar enganchados mientras tenían relaciones. El infiel y su casera pidiendo ayuda a gritos luego de quedar enganchados en un hotel de Kitale, en Kenia. 

Los huéspedes del hotel escucharon los gritos de ayuda y respondieron dando alarmando a los demás. Poco después, la policía llegó a la escena donde descubrieron que aún estaban unidos por sus partes íntimas.

La esposa afirmó que había estado sospechando que su esposo le había sido infiel, por lo que recurrió a la brujería. Los informes sugieren que la esposa le pidió al médico brujo que maldijera a su esposo y a la mujer.

Artículos relacionados
Jan 18, 2019
'Estamos abandonados': niños de refugios madrileños duermen en el suelo como ratas
Feb 28, 2019
Bomberos cuidan de niños mientras sus padres estaban en el hospital
Crianza Mar 08, 2019
Mamá soltera revela las batallas cotidianas de criar a tres niños con autismo
Dec 25, 2018
Perrito avistado viviendo en la mugre tras ser abandonado por familia que se mudó