Rescatistas consideran usar explosivos para liberar al niño Julen, aún atrapado en el pozo

Como lo han planeado, la apertura de la galareía horizontal para llegar a Julen, podría comenzar a hacerse en las próximas horas.

Los rescatistas que intentan desesperadamente sacar a Julen del fondo de un pozo profundo, podrían usar explosivos para perforar el tunel que los lleve hasta el niño, si en el camino consiguen terreno duro de excavar.

La Brigada de Salvamento Minero de Hunosa sigue trabajando para rescatar al niño de dos año que cayó dentro de un pozo de más de 100 metros de profundida en una población de España.

Julen quedó atrapado bajo tierra el pasado domingo 13 de enero y desde entonces, decenas de personas hace lo humanamente posible para traerlo de vuelta con sus padres.

La labores de rescate se llevan a cabo en la comunidad de Totalán y debido a la dificultad del terreno, es probable que se tengan que hacer voladuras con detonantes para poder alcanzar la zona del pozo en donde se encuentra Julen. 

Así lo indicó Santiago Suárez García, jefe de la brigada de 2005 a 2009, quien se mantiene en contacto con la brigada por Whatsapp.

El actual jefe de la brigada, el ingeniero Sergio Tuñón, "tiene el rescate en la cabeza", como indicó ayer uno de los miembros del equipo: "Lo han ensayado mil veces".

SESENTA METROS Y 55 HORAS

Se pudo conocer que el pozo vertical fue terminado anoche, luego de que alcanzaran los 60 metros de profundidad a una cota de 83 metrros. Los voluntarios emplearon 55 horas de trabajo para su construcción.

Asimismo, se supo que la labor se ejecutó en 40 horas más de las que tenían planeadas ante la dureza del terreno.

Para que los mineros puedan bajar con seguridad, será necesario encamisar el tunel con tubos de metal por donde circulará la cápsula de rescate.

De igual forma, deberán reforzar con tierra y arena en algunas partes para evitar derrumber. Un trabajo que sumará de 7 a 8 horas más.

Al terminar dicho trabajo, los mineros bajarán en una cápsula de metro y medio de diámetro por dos  medio de altura.

La cápsula, con diseño de los expertos malagueños, ha sido forjada por herreros de Alhaurín de la Torre.

Para el momento del rescate, los mineros llevaran "respiradores y autorrescatadores", se enfrentarán a una tarea titánica.

Incluso habran turnos. Los mineros trabajarán de treinta a cuarenta minutos, provistos de piquetas, martillos neumáticos y hachas, con las que preparar las entibaciones de la galería, que tendrá una ligera pendiente para facilitar la caída de escombros por gravedad.

"Esperemos que el terreno no tenga una dureza excesiva", deseó Santiago Suárez, que confía en que tampoco sea excesivamente blando o inestable, porque eso les obligaría a entibar cada poco y retrasaría el rescate.

A SIETE HORAS DE JULEN

Ya dentro del tunel, los mineros estarían a siete horas de Julen, en el mejor de los casos. Sin embargo, cubrir los metros hasta él, podría llevarles 24 horas.

Al finalizar la galería, meterán una cámara en el pozo para comprobar que Julen se encuentra a la altura prevista.

Es allí, cuando le darán paso a los bomberos que serán los encargados de recuperar al niño, el cual todos esperan que esté vivo, aunque como dice Santiago Suárez: "normalmente, rescates felices hay pocos".

Cabe destacar, que los mineros, para poder formar parte de la brigada tuvieron que pasar diez años en minería de carbón, y un mínimo de seis con la categoría de picador, barrenista o minero de primera, tener más de 35 años, haber superado pruebas de esfuerzo y capacidad pulmonar y superar un examen psicológico.Es importante esto último porque, según reconoce Suárez García, hay que actuar con cabeza, sin poner en peligro a gente de alrededor.

EVIDENCIA CIENTÍFICA

Las autoridades siguen compitiendo para encontrar a Julen, de dos años, quien está atrapada en un pozo a más de 100 metros de profundidad después de caer el domingo durante un almuerzo familiarLos equipos de rescate han encontrado "rastros biológicos" dentro de un pozo de 100 metros de profundidad en el que se cree que cayó un niño pequeño el domingo pasado en Totalán, en la provincia de Málaga, sur de España.

"Ahora tenemos evidencia científica de que el menor está ahí abajo", dijo María Gámez, delegada adjunta del gobierno central en Málaga.Julen Roselló, de dos años, desapareció durante una comida familiar en una propiedad rural en un área conocida como Dolmen del Cerro de la Corona, donde un primo del niño dijo que lo vio desaparecer repentinamente en el suelo.

EL SUFRIMIENTO DE UNA MADRE

De acuerdo a relatos de la familia de Julen, la madre del niño ha sufrido mucho, incluso, todavía no supera la pérdida de su primer hijo, el cual falleció hace algunos años, y ahora debe lidiar con la posibilidad de perder al pequeño de dos años.

Artículos relacionados
Jan 23, 2019
"Sentimos que cada vez estamos más cerca de Julen", afirma el coordinador de rescate
Jan 24, 2019
Mineros inician operaciones para entrar al pozo y cavar los cuatro metros que llevarían a Julen
Jan 21, 2019
Julen: equipo de rescate estaría llegando a la recta final para alcanzar al niño en el pozo
Jan 21, 2019
Madre de Julen, el niño atrapado en un pozo, todavía habla con su hijo muerto todos los días