Kiko Rivera rompe a llorar al ver las fotos de sus hijas después de una larga separación

En el marco del cumpleaños de su hija Carlota -y al recordar el complicado momento en el que llegó al mundo su hija Ana-, Kiko Rivera no pudo contener la emoción y las lágrimas en “GH Dúo”.

Kiko lloró como nunca nadie lo había visto. Las lágrimas no le salieron cuando confesó sobre sus adicciones, tampoco al afrontar la posible expulsión de la casa, mientras su mujer, Irene Rosales tenía un aborto; el llanto brotó al hablar de sus hijas.

De esta manera, el cantante mostró su lado más sensible.

Y se conmovió en primer lugar, porque era el primer cumpleaños de su hija Carlota y no podrán estar juntos.

Irene había confesado que una de las cosas que le hizo dudar en participar en este 'reality', era precisamente tener que estar lejos de la pequeña en este día tan especial. Al ver unas imágenes de la pequeña, no aguantó y rompió en llanto.

"Para mí, mis hijas y mi hijo Francisco son lo más importante que tengo en mi vida. Gracias a ellos he sido mejor persona, mejor amigo... No te puedo explicar con palabras lo que siento por ellos", le dijo Kiko a Jorge Javier Vázquez cuando le decía que era la primera vez que le veía llorar.

Kiko -quien recientemente reveló detalles de su adicción- continúo abriendo su corazón y compartiendo sus sentimientos. Relató lo especial que es para él la hija mayor que tiene con Irene, Ana.

Sin poder contener la emoción, recordaba cómo la niña llegó justo cuando se madre estaba cumpliendo condena, un difícil momento que le dio las fuerzas necesarias para seguir adelante.

El hijo de Isabel Pantoja, junto a su mujer, han logrado meterse al público en el bolsillo gracias a la naturalidad con la que están afrontando el programa.

Desde que Kike entró en Guadalix de la Sierra, su imagen está siendo muy comentada y  le va a hacer salir muy reforzado del 'reality'.