Una noche de excesos: las declaraciones de los testigos de la muerte de Natacha Jaitt

La madrugada del día de ayer, la actriz, modelo y vedette argentina, Natacha Jaitt, fue hallada muerta en una propiedad de la calle Isla Verde, Benavídez, en Buenos Aires.

Según pudo confirmar el periodista y conductor de televisión, Nacho Girón, testigos encontraron a Jaitt inconsciente en una habitación de la residencia mencionada, en medio de una fiesta.

La argentina de 42 años, quien alcanzó popularidad en España por concursar en el programa Gran Hermano 6, yacía desnuda sobre una cama y su cuerpo no presentaba signos de violencia externos.

De acuerdo al portal Infobae, la modelo estaba en compañía del dueño del lugar, Guillermo Gonzalo Rigoni, Gaspar Esteban Fonolla, Gustavo Andrés ‘Voltio’ Bartolín, el productor y socio de Jaitt, Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, y la joven Luana Micaela M. 

Presuntamente, la vedette se había reunido con dos de ellos para acordar la presentación de una serie de eventos, pero la noche terminó en tragedia.

El día sábado, los testigos declararon en el destacamento de Villa La Ñata, detallando todo lo que pasó a lo largo de esa fatídica noche llena de excesos.

TESTIMONIO DE GASPAR ESTEBAN FONOLLA

Este empresario de 45 años negó tener una relación con Jaitt, y que, más bien, es amigo de Rigoni, el dueño de la residencia.

Según su relato, Fonolla asistió a la reunión en Benavidez pues Rigoni le prometió que iría una “chica paga”, que les iba a "cobrar 3 lucas" por tener sexo.

En cierto punto, se fue con ella a "la habitación de la planta superior”, sin entender realmente que esta chica, Luana, cobraría por la experiencia sexual.

"No imaginaba que iba a ser una chica paga sino que pensé que era una chica fácil, así que le dije que yo no iba a pagar", dijo Fonolla.

En ese transcurso, Fonolla aceptó inhalar cocaína ofrecida por Bartolín, y se reunieron con el grupo. El sujeto entonces afirmó no haber tenido relaciones con la joven.

A estas alturas, Jaitt todavía no había llegado con su socio, Velaztiqui Duarte, pero se sabía que asistirían a la reunión.

Cuando la pareja llegó, transcurrió el tiempo, y tanto Jaitt como Fonolla y Bartolín consumieron más cocaína dentro del salón, y además hablaron de ideas para eventos, fiestas temáticas y posibles modelos de negocios.

En un momento, Jaitt pidió a Gonzalo que le mostrara la casa y el complejo. Pero, según Fonolla, poco tiempo después, Gonzalo volvió sólo. Dijo que Natacha se había quedado durmiendo en la casa.

Fonolla entonces se separó del grupo junto a Luana, pero mientras yacían en el acto sexual, ‘Voltio’ sacó a la chica de la habitación, y ambos se retiraron de la residencia.

“Entonces salió Gonzalo hasta la puerta. Lo vi exaltado, pero no sabía el motivo ya que como yo ya tenía ganas de irme, me subí al auto y me fui”, relató Fonolla, unos 20 minutos después de que Natacha y Gonzalo entraran solos al salón y ella se quedara dormida.

TESTIMONIO DE LA JOVEN PROSTITUTA LUANA MICAELA M.

Esta joven de 19 años fue invitada por ‘Voltio’ a la reunión, y declaró que "no hablaba mucho porque no soy de su ambiente. Ellos hablaban de viajes, de Europa, de bolichas, cosas así". 

Según la declaración de Luana, Natacha “claramente estaba alcoholizada ya que estaba tomando champagne desde antes que llegara yo", señaló, y agregó que "hablaba con la lengua como trabada pero seguía tomando".

Asimismo, afirmó que la vedette, ‘Voltio’ y Fonolla entraban al salón todo el tiempo a drogarse, y que no solo había cocaína en la casa, sino también LSD.

"Voltio dijo que tenía pepa y Natacha le dijo que ella quería. Me pasó el cartoncito para que se lo diera a Natacha, ella lo consumió y luego 'Voltio' y yo tomamos una pepa cada uno", relató.

Luego, Jaitt se levantó junto con el dueño del lugar y se "quedó charlando con él cerca de donde aspiraban cocaína".

"Al ratito salió él solo, contento, como sonriendo, así que pensamos que habían tenido algo adentro cuando estuvieron solos, pero el hombre dijo que en realidad ella estaba descompuesta", explicó Luana.

En ese momento, Luana se retiró con Fonolla, y tiempo después ‘Voltio’ la buscó y se fueron de allí.

“Me dijo que nos fuéramos rápido porque la otra chica se había descompuesto y que iba a venir la ambulancia”, relató.

TESTIMONIO DE GUSTAVO ANDRÉS ‘VOLTIO’ BARTOLÍN

Bartolín fue invitado a la reunión por el dueño Gonzalo Rigoni, y se llevó a Luana diciéndole “que esa noche podía tener sexo con Gaspar o Gonzalo y hacerse unos mangos, algo que ella aceptó”, relató.

‘Voltio’ dijo que “Gaspar y Gonzalo insistieron para que les consiga cocaína", pedido que él aceptó y cumplió al comprar la droga “en el puente de la costa del Dique Luján".

Mientras ‘Voltio’ hacía la diligencia en la calle, Natacha llegó con su socio al salón de fiesta y, ya estando en casa, escuchó a Jaitt "jactarse de que ella solía consumir 20 gramos de cocaína y que entonces lo que yo había llevado no iba a alcanzar".

Jaitt comenzó a decir que también consumía drogas sintéticas, por lo que él le reveló que traía consigo LSD, y varios de ellos tragaron esa pastilla.

Más tarde, Bartolín indicó que el anfitrión y la actriz se fueron solos al salón, creyendo que se habían ido a tener relaciones, pues Jaitt se le insinuó durante la noche.

"Unos 20 minutos después bajó Gonzalo sonriente, a lo cual yo lo cargaba diciendo que seguramente había tenido sexo con Natacha pero él dijo que se había quedado durmiendo", agregó.

Minutos después de esa escena, le informaron que Jaitt no respiraba, por lo que fue a la habitación donde ella se encontraba. Allí le preguntó si estaba bien, la sentó sobre la cama y le hablaba, pero ella no respondía.

“Sentí que tenía el cuerpo caliente y cuando la senté sentí que hizo un sonido gutural, como largando aire una sola vez. Jamás imaginé que pudiera correr riesgo su vida, pensé que estaba desmayada, le dije a su amigo que la sostuviera y le dije que llamaría a la ambulancia".

Seguidamente, ‘Voltio’ se fue junto a Luana por miedo a que las autoridades se enteraran de las drogas.

TESTIMONIO DE RAÚL DE JESÚS VELAZTIQUI DUARTE

Raúl y Jaitt llegaron al sitio, se encontraron con los demás, y comieron sushi. Pero él no vio que ninguno de los presentes se drogara.

“La verdad es que no sé si tomaron y yo no lo vi, ya que yo desde la cena estuve todo el tiempo afuera y no sé lo que hacían los demás cuando reingresaban al salón. Si yo hubiera visto que ellos estaban consumiendo me hubiera ido porque yo no consumo, fui solo por trabajo", aseguró el socio de Jaitt.

Un par de horas después, tras hablar de trabajo y ya cuando había llegado Luana junto a ‘Voltio’, "yo ya me quería ir pero Natacha se fue con Gonzalo, supuse que iban a hacer un recorrido del lugar y esa fue la última vez que la vi".

"Al rato, creo que unos 15 o 20 minutos después, bajó Gonzalo solo y me dijo: 'Tu amiga se quedó dormida, no sé si estaba cansada pero se quedó dormida', lo cual me asombró porque ya nos teníamos que ir, me sorprendió que me dijera eso ya que con Natacha solo habíamos ido a hablar de trabajo y nada más".

Luego de mandarle un mensaje y de no recibir respuesta, “la fui a buscar porque teníamos que irnos. Cuando subo a buscarla, Gonzalo fue detrás mío. Vi que ella estaba acostada en la cama boca arriba, desnuda”, relató.

Ambos intentaron despertarla, pero todo esfuerzo fue en vano, y entonces llamaron a las autoridades.

“Cuando subió el policía conmigo me dijo que Natacha no respiraba y que no le sentía el pulso. Los oficiales llamaron a la ambulancia y la doctora constató que ella estaba fallecida. Yo entré en crisis, no lo podía creer, ahora lo cuento y lloro porque me angustia mucho".

TESTIMONIO DE GUILLERMO GONZALO RIGONI

Gonzalo Rigoni afirmó que tanto él como Gaspar, ‘Voltio’ y Natacha consumieron de la cocaína que se compró a mitad de la reunión.

Entre las conversaciones sobre las futuras presentaciones, Jaitt y su socio dijeron que querían hacer una fiesta en el lugar "muy cool, con valet parking, música de los 80 y 90, que les encantó. Intercambiamos ideas para la fiesta, pensando en un perfil de glamour", dijo Gonzalo.

Él también agregó que “desde el momento que Natacha llegó, la noté acelerada, hablando a mil, exaltada, y visiblemente bajo los efectos de la cocaína, lo que puedo notar por mi propia experiencia".

Más tarde, ambos se fueron a una habitación, en donde él se percató de que Natacha llevaba su propia cocaína. Gonzalo Rigoni se retiró un momento a buscar champaña y, al regresar, Natacha estaba desnuda en la cama, insinuándosele.

Sin hacer mayor cosa, Natacha “se quedó quieta, con la boca abajo con la cara hacia un costado, así que pensé que se había dormido, por lo que me retiré despacito. Bajé a donde estaba el resto y les dije 'se quedó dormida’”, confesó el dueño de lugar.

En un momento, tanto él como Velaztiqui Duarte subieron para ver cómo estaba, y “le sentí calor en el cuerpo, estaba con la piel caliente y transpirada, así que no temí ni imaginé que estuviera muerta”, admitió Gonzalo Rigoni.

Como Raúl se asustó por el estado de su amiga, salió de la habitación y llamó al 911.

“Le levanté la nuca, le di unos cachetazos para que reaccione y cuando vi que aun así no recobraba la conciencia, le acerqué la cara al aliento, notando que no respiraba. La miré bien y la vi muerta”, dijo.

Mientras esperaban a las autoridades, ‘Voltio’, Luana y Gaspar se fueron del lugar.

"Mis recuerdos no son claros porque estaba en crisis. Después me trajeron para acá, donde me confirmaron que Natacha había fallecido, y eso es todo lo que pasó", concluyó Rigoni ante los investigadores.

De acuerdo a Infobae, la autopsia no detectó signos de ataque o defensa en el cuerpo de Jaitt. No hay imputados ni tampoco detenidos. El doctor Sebastián Fittipaldi, encargado de investigar la muerte de Jaitt, no sospecha de nadie por el momento.

Todos los testigos coincidieron en lo mismo. Hay un relato común, coherente.

LA HIJA DE JAITT SE PRONUNCIA

La hija mayor de Jaitt, Antonella Olivera, con el corazón roto, empleó su cuenta de Instagram hace algunas horas para desahogarse y mandarle un sentido mensaje a su madre fallecida.

Antonella supo de la muerte de la vedette mientras vacacionaba en Brasil con su tío materno, Ulises Jaitt, quien tomó un vuelo inmediatamente a Buenos Aires cuando se enteró de la noticia.

Olivera, de 20 años, hizo una conmovedora publicación en la que compartió todo su dolor con sus seguidores, con el mundo e incluso con su propia mamá.

El desgarrador texto -que acompañó de una foto de su madre usando alas negras- comenzó expresando que su ausencia partía el alma de Antonella, destrozándola completamente.

Luego, Antonella expresó su deseo de que Jaitt estuviera velando por ella desde el cielo, con esos atributos característicos de su persona.

Más adelante, le agradeció por todo lo que le ofreció a lo largo del tiempo como su madre, desde consejos hasta muestras de amor sin límites, y recalcó que nunca la olvidaría. Puedes leer sus declaraciones completas, aquí.