Médicos se niegan a operar la cadera de una mujer porque fuma 2 cigarrillos al día

El sufrimiento para Laura es cada vez es mayor y enfrenta una larga espera a causa de sus vicios.

Laura Naylor se vio en una desesperante situación al ver que no podía ser operada tan rápido como ella imagino.

Su dolor es grande y esperaba ser operada cuanto antes, y aunque en la solicitud fue aceptada, más adelante se encontró con el obstáculo.

Mujer fumando / Imagen tomada de: Pixabay

Mujer fumando / Imagen tomada de: Pixabay

NO FUE COMO ESPERABA

Laura Naylor, de 29 años ha estado sufriendo de displasia de cadera durante los últimos diez años y al fin vio la luz al final del túnel.

A pesar de su aclaración sobre sus hábitos en cuanto al cigarro, la solicitud NHS fue aceptada. Viajó desde Hornsea para su evaluación previa, lo que le costó más de 50£ para llegar a donde debía presentar la prueba.

En el momento solicitar, aclara Laura, nunca le dijeron que tenía que dejar de fumar solo que debía recortar la cantidad de cigarrillos.

Cadera humana / Imagen tomada de: Pixabay

Cadera humana / Imagen tomada de: Pixabay

En el momento que la enferma le preguntó si era fumadora, al enterarse que sí lo era le dijeron que no podía ser operada.

Laura quedó en shock pues no sabía, en el momento, que iba a pasar con ella y su operación, sobretodo porque no se esperaba el rechazo luego de haber sido aceptada.

Persona fumando / Imagen tomada de: Pixabay

Persona fumando / Imagen tomada de: Pixabay

FUE TRASLADADA

Se le dijo que tenía que ir a una clínica para no fumadores durante seis meses y luego podría volver a optar por el financiamiento de la operación.

Un portavoz de la clínica a la que Laura solicitó la operación dejó en claro que fue rechazada debido a las normas del establecimiento y que fue algo que debió haberse dejado claro en el momento.

Persona rechazando cigarrillos / Imagen tomada de: Pixabay

Persona rechazando cigarrillos / Imagen tomada de: Pixabay

PUEDE EMPEORAR

Con el tiempo de esperar entre acudir al centro de no fumadores y de volver a hacer la solicitud de operación, podrían pasar dos años de dolor par a Laura.

En este caso, según Laura, quienes más sufren por la tardía operación son sus hijos pues es muy poco lo que ella puede hacer por ellos.

“Podría tener un par de días buenos, pero luego necesito un día completo para recuperarme”, cuenta Laura.

Cigarrillo encendido / Imagen tomada de: Pixabay

Cigarrillo encendido / Imagen tomada de: Pixabay

DEPENDE DE LA AYUDA

Laura solía tener un empleo en un café, el cual tenía que dejar constantemente porque el dolor de sus caderas no la dejaba están en pie.

Con el tiempo la situación fue empeorando lo que la hizo dejar de trabajo y ahora a depende totalmente de ayuda de sus padres.

También depende de la ayuda de los taxis pues no puede movilizarse y esa es la única manera en la que puede salir, reseñó Hull Daily Mail.

Hombre fumando | Foto: Pixabay

Hombre fumando | Foto: Pixabay

PADRES DESAFORTUNADOS

Otro caso desafortunado de un fumador se presenta para este padre a quien le quitaron por completo la custodia de sus niños pues su consumo es tal, que los niños se ven afectados.

“Fumaba constantemente en casa estando con los niños. No era una cosa normal. No solo por fumar se le ha quitado la custodia compartida", agregó la abogada de la madre de los niños.

Hombre fumando junto a una niña | Imagen tomada de: Pixabay

Hombre fumando junto a una niña | Imagen tomada de: Pixabay

Los mismos niños fueron los que presentaron la queja a su madre pues este los aturdia con el consumo excesivo del tabaco.

En España, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía fue quien emitió una resolución en la que devuelven la totalidad de la custodia a la madre pues el padre no se ha interesado en si quiera detenerse.