Una familia de Logroño encuentra su casa "okupada" después de regresar de un fin de semana fuera

Sin duda, la vida te da sorpresas. Ésta parece sacada de un libro, casi como la historia infantil de los tres osos que encontraron a una niña en su cama.

Al regresar de un corto viaje de fin de semana, esta familia logroñesa ha encontrado que no podía entrar a su casa. Además, escucharon ruido dentro del lugar y de inmediato, alertados, llamaron a la policía. Así lo ha reseñado La Rioja.

Edificio de pisos | Foto: YouTube/La Vanguardia

Edificio de pisos | Foto: YouTube/La Vanguardia

HURTOS Y DESTROZOS

La familia, que está conformada por una pareja y una niña, encontró su piso destrozado con paredes pintadas, muebles rotos y uno que otro objeto desaparecido.

Todo fue causado por nueves jóvenes que habían “okupado” el lugar mientras ellos vacacionaban.

Graffitis en la pared de piso | Foto: YouTube/La Vanguardia

Graffitis en la pared de piso | Foto: YouTube/La Vanguardia

La policía halló al menos 10 personas dentro del piso, cinco de las cuales lograron escapar. Uno de ellos se ocultó, pero los dueños lograron mantenerlo detenido mientras volvía la policía para apresarlo.

Desorden sobre la mesa | Foto: YouTube/La Vanguardia

Desorden sobre la mesa | Foto: YouTube/La Vanguardia

La vivienda ha quedado en tan mal estado que a la niña solo se le escuchaba decir: “mamá, mamá yo no quiero volver a esa casa”.

Es que según han dicho los vecinos, ni un solo mueble se ha salvado de los daños que hizo la decena de jóvenes.

¿BIENVENIDO A CASA?

Esta familia logroñesa no ha sido la única que se ha tenido que llevar tremenda sorpresa en casa. En otra historia, una mujer vive en su apartamento con su esposo, hija y su padre, pero este último llegó con una visita y planeaba que se quedara.

Hombre durmiendo en el piso | Foto: Pixabay

Hombre durmiendo en el piso | Foto: Pixabay

Él llegó con un hombre desamparado y aunque todos se resistían a la idea, que parecía algo descabellada, tuvieron que aceptarla y al cabo de un mes habían cambiado de opinión.

El hombre resultó ser muy inteligente, amable y se mostró interesado en leer mucho. Había sido profesor anteriormente y luego de un mes viviendo con esta familia que le recibió, encontró un nuevo trabajo impartiendo clases. Conoce aquí más detalles de esta historia.