Peluquera le da dura lección a un astuto ladrón que intentó robarla

Una mujer transgénero dedicada a la peluquería defendió su negocio y su integridad como persona, ¡con sus propias manos!

Jorgelina Zalazar, una estilista de San Miguel de Tucumán, Argentina, fue víctima de la inseguridad el pasado fin de semana, pero con golpes impidió el robo y lo entregó al delincuente a la policía.

El sujeto, de quien no se tiene datos de identidad, llegó al salón de belleza y se hizo pasar como cliente.

Peluquera arregla el cabello de la mujer. Fuente: Shutterstock

Peluquera arregla el cabello de la mujer. Fuente: Shutterstock

Cuando lo empezaban a atender, procedió con su plan de robo, pero la peluquera le hizo frente y le propinó varios golpes.

Un cliente que estaba en el lugar aprovechó la escena para hacer un video, que rápidamente se hizo viral en las redes sociales.

Mujer cortándose el cabello. Fuente: Shutterstock

Mujer cortándose el cabello. Fuente: Shutterstock

Jorgelina, quien es muy conocida en la zona, también lo compartió en su perfil de Facebook.

"Este atrevido entró disimulando querer cortarse el cabello y después de lavarle la cabeza intentó robarme", detalló la estilista.

Los funcionarios de la Policía, que acudieron a socorrer a la mujer, le permitieron que ella -con sus propias manos- hiciera justicia.

"Llegas a volver y te voy a destrozar ¿me escuchaste? Yo no soy como las otras maricas, yo soy la Jorgelina Zalazar, a mí me respetas", le advirtió. Probablemente este hombre, de contextura delgada, jamás se corte el cabello en esta peluquería.

En ocasiones, la Policía necesita una ayuda para atrapar a los delincuentes. Como este caso que sucedió en Bogotá y fue capturado en video.

El ladrón de carros fue visto en flagrancia y trató de huir del lugar al recibir el llamado de las autoridades. Emprendió veloz huida, pero no contaba con la astucia de un chofer de camión que estaba viendo todo por el retrovisor.

Así que el chofer no lo pensó dos veces y abrió la puerta del vehículo de carga pesada, logrando detener en seco al malhechor, quien chocó y cayó aturdido en el piso. Posteriormente el delincuente fue esposado y llevado a la comisaria.