Más de 1.500 tortugas exóticas envueltas en cinta adhesiva son halladas en aeropuerto de Manila

Los funcionarios aduaneros filipinos encontraron cuatro maletas en el área de llegadas del Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino cerca de Manila el domingo.

Y cuando las abrieron, se toparon con algo asombroso: más de 1,500 tortugas y tortugas exóticas. Los pobres animales estaban envueltos en cinta adhesiva para que no pudieran moverse, se mezclaban entre los artículos de equipaje de apariencia normal, como ropa, zapatos y galletas.

Las tortugas confiscadas (tortuga de estrella, tortuga de pata roja, tortuga de Sulcata, especie viva del resbaladero de orejas rojas) se encontraron dentro del equipaje dejado atrás de un cierto pasajero filipino que llega del vuelo número PR 311 de Hong Kong.

Las tortugas estaban envueltas con cinta americana para que no se movieran dentro de las maletas. Fuente:  Facebook / Customs NAIA

Las tortugas estaban envueltas con cinta americana para que no se movieran dentro de las maletas. Fuente: Facebook / Customs NAIA

La tortuga "sulcata" es una especie en peligro de extinción y habrían alcanzado un valor en el mercado negro de más de 75.000 euros ya que estos animales son muy apreciados entre la población de este país asiático.

En muchos países asiáticos piensan que estas tortugas son afrodisíacas y sus huesos son usados para elaborar "pócimas" medicinales.

No está claro por qué el pasajero abandonó a los animales en el aeropuerto, aunque la oficina de aduanas tiene una conjetura: "El pasajero puede haber sido informado de la vigilancia del puerto contra el comercio ilegal de vida silvestre y sus sanciones".

El comercio ilegal de vida silvestre es una violación de RA 10863 (Ley de Modernización Aduanera y Aranceles Aduaneros) y RA 9147 (Ley de Protección y Conservación de Recursos de Vida Silvestre).

En Filipinas, los traficantes de vida silvestre condenados pueden enfrentar una pena de prisión de hasta dos años y una multa de hasta 200,000 pesos (aproximadamente unos $3,850).

Los animales de contrabando fueron entregados a los funcionarios del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales que monitorean el tráfico de vida silvestre.

"Las tortugas y las tortugas a menudo se mantienen como mascotas exóticas, pero a veces también se usan como una forma de medicina tradicional o se sirven como manjares en partes de Asia", señala la BBC. "Algunos consideran que su carne es un afrodisíaco, mientras que los huesos se pulverizan para usarlos en medicina".

Fueron encontrados en el Día Mundial de la Vida Silvestre, como informó el sitio web filipino de noticias Rappler.

Los descubrimientos de la vida silvestre de contrabando no son infrecuentes en las Filipinas. Las autoridades aduaneras dijeron el año pasado que entregaron "un total de 560 especies de vida silvestre y en peligro de extinción, incluidos los 250 geckos, 254 corales y otros reptiles", que se encontraron en "paquetes aéreos, equipaje y envíos".

A principios de este año, los funcionarios de aduanas filipinos encontraron "63 iguanas, camaleones y dragones barbudos".

El contrabando de tortugas también es un problema en los países cercanos. La BBC informó que "la semana pasada, 3,300 tortugas de hocico de cerdo fueron introducidas de contrabando a Malasia en barco, aunque este intento fue interceptado por la agencia marítima de Malasia".

Una sexagenaria tuvo una idea más creativa para contrabandear animales. La mujer fue detenida en un puesto de control de aduanas en la isla taiwanesa de Kinmen tras regresar de su visita a China.

Las autoridades notaron que la señora caminaba de manera torpe al transitar por el aeropuerto. Seguidamente, le solicitaron permiso para realizar una inspección y en ese momento le encontraron 24 jerbos atados a sus piernas.