Dicen a mujer que le quedan horas de vida, pero reta a doctores y se casa con el amor de su vida

Una mujer que sobrevivió al cáncer, le propuso matrimonio a su pareja y usó una silla de ruedas de la Cruz Roja el día de su boda.

Madeleine Wickett luchaba contra el cáncer de ovario  y le dijeron que solo tenía horas de vida, pero ella desafió a los médicos y contrajo matrimonio con el amor de su vida, reportó Essex Live.

La mujer de 64 años, fue diagnosticada en mayo de 2018, pero durante los meses de verano, su salud se fue deteriorando con rapidez. Después de que ella respondió mal a una dosis de tratamiento de quimioterapia, los médicos temían que le quedase poco tiempo de vida.

Recién casados. Fuente: Pixabay

Recién casados. Fuente: Pixabay

Su hija Melissa, de 33 años, contó cómo llamaron a la familia Chelmsford a una habitación lateral y les comunicaron con pesar que la señora no sobreviviría, "realmente lamento que solo tenga horas de vida".

Quimioterapia. Fuente: Pixabay

Quimioterapia. Fuente: Pixabay

"Todo lo que pensé fue que debo despedirme de mi madre. La pusieron en el cuidado al final de la vida y solo estaban esperando que su corazón se detuviera", dijo Melissa.

La familia dijo que los médicos les explicaron que estaban esperando "a que su corazón dejara de funcionar" y dejaron de administrarle analgésicos.

Paciente de cáncer. Fuente: Pixabay

Paciente de cáncer. Fuente: Pixabay

Pero Madeleine siguió luchando por su vida y recuperándose, dejando a los especialistas sin palabras y llevándolos a llamarla un "enigma", cuenta la familia.

Mientras la mujer se sometía a tratamiento en el hospital, su familia estuvo a su lado en todo momento, incluyendo sus hijos, así como su ahora marido, Ray, quién dormía a su lado.

“Fue una montaña rusa de emociones. Dormimos junto a la cama del hospital de mamá durante tres semanas seguidas y creo que lloré más en esas tres semanas de lo que he llorado en toda mi vida", recuerda Melissa.

Luego de que le dieran el alta, Madeleine llamó a Ray al trabajo para pedirle que se casara con ella, después de 24 años juntos.

A pesar de que temía no poder asistir a su propia boda, su amor lo pudo todo y en noviembre del año pasado, logró caminar hasta el altar.

Madeleine dice: "No tenía mucha fuerza. No podía salir, no podía mover mis piernas, ni siquiera podía llegar a la puerta principal. Ahí es donde entró la Cruz Roja ".

Encontró un anuncio de un servicio de asistencia de movilidad de la Cruz Roja en Maldon, que presta equipo, como sillas de ruedas y accesorios de baño, para ayudar a las personas a enfrentar problemas de movilidad temporal debido a una enfermedad o lesión.

"Llamamos por teléfono y fueron muy útiles", recuerda Melissa. "El voluntario fue muy educado y amable y nos habló de todo".

La historia de Madeleine es similar a la de Hayley Kelsey, a quienes los médicos le daban 48 horas de vida cada día debido a una extraña enfermedad intestinal. 

A una mujer de 22 años se le informó que podría estar muerta para el 1 de diciembre del año pasado después de que los médicos lucharon para mantener su "inflamación intestinal" bajo control.

Superó toda expectativa de vida, ahora cuenta con 25 años. 

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.