"Ya me voy": esposa de bombero revela sus palabras finales antes de morir en clínica de eutanasia

Troy Thorton era conocido como un bombero excepcional y una persona amable y amorosa con su familia y amigos más cercanos.

Decidió terminar su vida en una clínica de eutanasia en Suiza, y su esposa revela que sus últimas palabras fueron: "No más palabras. Ya me voy".

El bombero de 30 años falleció al lado de su esposa, quien sostuvo su mano mientras escuchaba tranquilamente ‘Sailing’ de Christopher Cross, una de sus canciones favoritas.

El padre de dos hijos, originario de Melbourne, Australia, llegó a Suiza una semana antes del procedimiento y se despidió de sus dos hijos, Jack, de 17 años, y Laura, de 14.

La clínica de eutanasia a la que acudió es la misma que usó el científico australiano David Goodall, quien a sus 104 años de edad eligió terminar con su vida en sus propios términos.

En cuanto a Troy, le pidió a la gente que se alegrara por él, ya que ha hecho mucho en su vida.

"Lo estoy haciendo a mi manera, en mi propio tiempo. Sean felices por mí. He tenido una gran oportunidad. Fui alimentado, me dieron un hogar, fui educado, he viajado, he tenido una gran carrera, con una familia y muchos amigos”, dijo.

Si bien Troy hubiera querido morir rodeado de su familia en Melbourne, las leyes de muerte voluntaria asistida de Victoria, que entrarán en vigencia en junio, no permiten casos no terminales.

CONDICIÓN INCURABLE DE TROY

Su condición, Atrofia del Sistema Múltiple (MSA), no se incluye en esa categoría a pesar de que no existe una cura para la enfermedad.

Como bombero, Thorton explicó que ser testigo de pérdidas de vidas de primera mano le ha hecho más fácil decidir ir a una clínica de eutanasia porque su enfermedad estaba afectando su calidad de vida.

Su enfermedad es un trastorno neurodegenerativo que afecta el sistema nervioso autónomo, la parte que controla las actividades involuntarias como la presión arterial, la digestión y el movimiento.

En su caso, cada vez le resultaba más difícil comer, caminar, hablar e incluso orinar. Esperaba compartir su historia para que se hagan más opciones legales para las personas que quieren terminar con su vida en Australia.

VISIÓN MÁS AMPLIA

No fue fácil, pero Troy aseguró a todos que él y su familia han tenido tiempo suficiente para aceptar su decisión.

En una entrevista que realizó, le pidió a los australianos que les dijeran a sus políticos lo que quieren cuando se trata de sus opciones finales de vida.

"Cuando se trata de nuestra vida, deberíamos tener control. Deberíamos poder elegir si somos sensatos. Eso es lo que me gustaría decir".

Él logró cumplir su deseo de morir bajo sus propios términos, pero una mujer que sufría de ELA falleció sin lograr cumplirlo.

Tras mucho sufrir, María José Chamizo murió el pasado 15 de diciembre en un hospital de Madrid al agravarse su situación respiratoria. Conoce más detalles aquí.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.