Hombre estaba casado con una mujer mandona

Un hombre estaba casado con una mujer extremadamente mandona. Hacía todo lo que su esposa le decía, no porque fuera un cobarde, sino simplemente porque quería mantener la paz.

Un día, la esposa invitó a un grupo del club de mujeres local a su casa para tomar el té. Para asegurarse de que su marido no interrumpiera sus actividades, ella le ordenó que entrara en el armario.

Le dijo severamente que se quedara allí hasta que la última mujer se fuera. Durante su juego de bridge, las damas del club hablaron de la autoridad que ejercían sobre sus esposos.

Hombre sentado junto a un armario. | Imagen: Shutterstock

Hombre sentado junto a un armario. | Imagen: Shutterstock

Para no quedarse atrás, la anfitriona les informó a las demás que no solo había ordenado a su esposo que entrara en el armario, sino que también podía ordenarle que saliera, a voluntad.

"Lo demostraré", se jactó. "¡Bob!", ordenó ella, "¡sal de ese armario!".

No hubo ninguna respuesta. "¡Bob!", dijo en voz más alta, "¡sal de ese armario en este instante!", nada. "¡Bob!", gritó a todo pulmón, "¡Te ordeno que salgas de ese armario en este instante!".

Esposa enojada. | Imagen: Shutterstock

Esposa enojada. | Imagen: Shutterstock

“¡No, no lo haré!”, llegó el grito ahogado de su esposo desde el interior del armario. "¡Te mostraré quién es el jefe en esta casa!".

Via: Stars at 60.

UN DIA MALO PARA EL CABELLO

Un hombre se iba a casar. Desafortunadamente, se estaba quedando calvo, así que decidió comprar una peluca para el gran día.

Compra de peluca. | Imagen: Shutterstock

Compra de peluca. | Imagen: Shutterstock

Llevó a su hijo pequeño a la tienda de pelucas, y juntos eligieron una pieza de cabello de aspecto realista. La boda fue perfecta.

Sin embargo, durante todo el día, el hombre estaba preocupado de que todos hubieran notado su toupee.

Al día siguiente, su pequeño hijo notó su mirada preocupada y dijo: "¿Qué pasa, papá? ¿Por qué estás tan deprimido?”.

Hombre sumido en sus pensamientos. | Imagen: Shutterstock

Hombre sumido en sus pensamientos. | Imagen: Shutterstock

"No estoy realmente triste", respondió el hombre, "es solo que estoy seguro de que todos se dieron cuenta de que llevaba una peluca ayer". Pero su hijo respondió alegremente:"No, no lo hicieron, papi. ¡Nadie a quien le conté tenía alguna pista!”.

Via: Stars at 60.

SOPORTE VITAL

Un viejo matrimonio estaba sentado en el sofá viendo la televisión. En el programa médico que estaban viendo, los doctores hablaban sobre cómo prepararse en caso de muerte.

Mujer viendo la tele. | Imagen: Pixabay.

Mujer viendo la tele. | Imagen: Pixabay.

El esposo suspiró, se giró hacia su esposa con una expresión seria y le dijo: "Cariño, quiero que me prometas que, si alguna vez llega un momento en que dependa solo de las máquinas y de líquido embotellado, te asegurarás de ponerle fin”.

“Por supuesto, cariño”, dijo la esposa, y rápidamente se levantó, apagó la televisión y tiró su cerveza por el desagüe.

Via: Stars at 60.