Michelle Galván abrió su corazón y confesó el dolor de perder dos embarazos

La pérdida de un hijo para cualquier madres es un momento muy doloroso, aún y cuando todavía esté por nacer.

En una entrevista exclusiva con People en Español, Michelle Galván habló sobre la pérdida de dos embarazos y del sufrimiento que vivió en sus intentos por ser madre.

La presentadora habló sobre su duelo al perder a sus dos bebés y exhortó a otras mujeres a no rendirse en el camino de ser madres.

“La perdida llegó a los 5 meses, ya era un periodo gestacional muy avanzado. Ya sabíamos su sexo, lo habíamos visto, escuchado su corazón, todo.”

La primera pérdida fue la de Lázaro. Ella estaba entrando en el tercer trimestre de embarazo. “Las únicas fotografías que tenemos son del ultrasonido, no pudimos construir recuerdos. Nos quedamos con los brazos listos para recibirlo, con su ropa, con un espacio en nuestra familia, con su nombre”.

Después de esa terrible experiencia, la presentadora junto a su esposo Fernando Guajardo sufrieron meses después la perdida de una niña. Roberta tampoco llegó a nacer.

SIN PERDER LAS ESPERANZAS

A pesar de las duras pruebas que les han puesto en el camino, Galvan y su pareja no pierden las esperanzas.

Desean pronto ser padres por via natural y tienen mucha fe de que Dios los bendecirá con el bebé que tanto anhelan.

“Es un luto desautorizado por nuestra sociedad. Como mujer cuando tienes una pérdida te desacreditan tu pérdida, la minimizan, te critican, te preguntan: ‘¿Cuantos meses tenías? Ay, un mes’. No saben lo que significaba para ti. Lo amas desde que sabes que es parte de ti.”

NADA FÁCIL

Michelle Galvan confesó que superar el duelo no ha sido nada fácil. “Cuando regresé a trabajar fueron unos días muy difíciles. Tuve que acudir a un psicólogo para tener ayuda porque yo me preparé durante muchos años para dar malas noticias, para presentar un noticiero, pero nunca me preparé para recibir malas noticias".

"El psicologo me dice: ‘Michelle, tenemos dos opciones para que no toques fondo: o haces ejercicio o te mando pastillas tranquilizantes’. Le dije: ‘Yo quiero todo natural’, entonces empiezo a hacer mucho ejercicio. El ejercicio me rescató de caer en una depresión muy fuerte.”

El amor por su esposo y su espiritualidad han sumado cosas positivas a su vida, sobre todo en la superación del duelo.

NO SE RINDAN

Galván dice que comparte su historia para que otras mujeres que han pasado por lo mismo que ella, no se rindan.

“Acudan a un especialista, no cuantifiquen su pérdida así haya sido un mes, lloren a su bebé porque tuvo alma y pueden tener hasta corazóN. Forma parte de su familia, denle su lugar en la familia, denle un nombre."

Asimismo pidió a la sociedad que no juzgue tanto y que no minimicen ninguna pérdida que muchas veces se calla para no escuchar las opiniones de los demás.

LO QUE OCURRIÓ

Michelle Galván y su esposo contaron cómo sucedió lo de las pérdidas de Lázaro y Roberta. “De repente me empiezo a sentir mal en Univision, te sientes como si te fueras a desmayar, muy débil”.

Luego de esos síntomas se fueron al hospital y comnzó a sangrar, sentía contracciones en su vientre.

“Mi bebé murió antes de nacer”, dijo entre lágrimas, la ganadora de tres premios.

Detalló que se fue del hospital desgastada emocionalmente “y reclamando a Dios ¿por qué a mi?”.

Al llegar a casa su esposo Fernando le dijo que oraran. "Abrió la Biblia y notó que el listón rojo estaba marcando una página. Era un pasaje sobre la resurrección de San Lázaro, se me cayó el mundo”.

Ella eligió ese nombre por su devoción a ese santo. “Me dio tranquilidad ver esa página porque sé que él llegó a los brazos de Dios”.

MÁS SOBRE MICHELLE

La mexicana es una exitosa periodista y está casada con el empresario y chef mexicano Fernando Guajardo.La complicidad entre Fernando y Michelle les ha permitido sortear los reveses que les ha puesto la vida.

La pareja con 5 años de casados se apoya mutuamente en lo bueno y lo malo y aseguran que: “Estamos con los brazos abiertos, por si Dios quiere mandarnos un angelito más”.

La copresentadora de Primer Impacto manifestó que desde muy joven ha superado las adversidades y que a pesar de no poder culminar sus embarazados, no decae en el intento de alcanzar su sueño de ser madre.