Niño de 6 años no vacunado casi muere de tétanos, pero sus papás todavía se niegan a vacunarlo

Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) de EE.UU. compartió un informe que relata la agotadora y costosa lucha que tuvo una familia con una enfermedad altamente prevenible.

Un niño de 6 años que nunca recibió las vacunas de su niñez pasó casi dos meses en un hospital al borde de la muerte, tras contraer el tétanos por un corte en la frente, acumulando más de $ 800.000 en gastos médicos.

Por si no lo sabes, el tétanos es una infección bacteriana que generalmente se transmite por tener contacto con el suelo. Luego, la bacteria libera toxinas que causan espasmos dolorosos y hacen que una persona pierda el control de su cuerpo, provocando fracturas en los huesos, neumonía y dificultad para respirar.

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

El pequeño se encontraba jugando en la granja de su familia en Oregón cuando se raspó la frente. Su familia limpió y suturó la herida, pero seis días después, su mandíbula comenzó a apretarse y cerrarse, y sus brazos y la parte superior de su cuerpo se contrajeron incontrolablemente.

Posteriormente, su cuerpo comenzó a sufrir convulsiones, comenzó a arquear el cuello y la espalda y a tener dificultades para respirar.

Ya en el centro médico, ni siquiera podía abrir la boca para beber agua o respirar adecuadamente. Los doctores entonces tuvieron que meter un tubo en su tráquea.

Grupo de médicos en pabellón. | Imagen: Pixabay

Grupo de médicos en pabellón. | Imagen: Pixabay

Los médicos le diagnosticaron una infección por tétanos, el primer caso visto en Oregón en aproximadamente 30 años, y le administraron varias rondas de vacunas y una gran dosis de inmunoglobulina antitetánica.

El joven pasó los próximos 47 días en UCI, conectado a una máquina para respirar y recibiendo medicación constante por vía intravenosa para ayudar a calmar sus músculos, dolor y presión arterial. Aun así, el niño no parecía mejorar.

En el día 44, finalmente pudo tomar algunos líquidos claros y, dos días después, dejó la unidad de cuidados intensivos. Después de 50 días en el hospital, necesitó rehabilitación para recuperar la capacidad de mover las piernas y el cuerpo.

Cuando todo estaba dicho y hecho, la familia había acumulado una factura de $ 811.929, pero una dosis de DTaP, la vacuna contra el tétanos, varía de $ 24 a $ 30.

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

LO PEOR ESTABA POR VENIR

Incluso después de la experiencia cercana a la muerte, la familia rechazó la segunda dosis de la vacuna necesaria para inmunizarse contra el tétanos y otras inmunizaciones recomendadas, informó el reporte de los CDC.

Pese a que a los padres se les entregó material educativo sobre los beneficios de las vacunas, ellos aún se negaron.

Este caso en Oregón es una lección terriblemente dolorosa pero absolutamente vívida. Se espera que más padres conozcan esta historia y no permitan que sus hijos pasen por enfermedades prácticamente erradicadas por sus creencias basadas religión o en información no veraz sobre los efectos de las distintas vacunas.

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

Una vacuna. | Imagen: Pixabay

MAMÁ SE ARREPIENTE DE NO HABER VACUNADO A SU HIJO

En los últimos años, muchos padres han protestado contra el uso de las vacunas en los bebés, preocupando a distintas comunidades por lo que el no vacunar a tu hijo puede acarrear.

Al principio eran los médicos quienes se sentían consternados por este hecho, pero, ahora, muchos padres han empezado a entender que no vacunar a sus hijos puede traer consecuencias nefastas tanto para ellos como para la sociedad.

La popular usuaria de Twitter @PreguntaMama compartió un fuerte testimonio de cómo esa decisión afectó a su hijo, y lo mucho que se arrepiente con su pareja por no haberlo vacunado contra la varicela.

La madre afirmó que su pareja y ella tenían entendido que la varicela era una afección común de la que no había que preocuparse y que no todas las vacunas eran obligatorias para los niños.

Entonces, cuando su hija mayor contrajo la enfermedad, sintieron adecuado que su otro niño, de solo 2 años, cayera enfermo también pues, mientras más pequeño le diera, mejor sería.

Dos semanas después del contagio, la mujer se da cuenta de que su hijo comienza a llorar, a sentirse incómodo y a querer amamantar. Pero cuando intenta alimentarlo, el pequeño no logra ubicar su boca en el pecho de su madre.

En el hospital le dijeron que de la varicela había derivado el síndrome De Ramsay Hunt, condición que ocurre cuando el virus se mantiene en los nervios. Este queda en forma inactiva o latente, pero puede reactivarse años más tarde, afectando los nervios faciales.

La vacuna contra el virus tiene la capacidad de reducir las posibilidades de que el niño se contagie, y si esta madre se la hubiera aplicado a su hijo, él probablemente estuviera en perfectas condiciones. Puedes leer la nota entera, aquí. ¡Cuida a tus hijos!

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.