Hombre cae por la borda sin chaleco salvavidas, pero sus pantalones de jeans salvan su vida

Un hombre que se perdió en el mar frente a la costa de Nueva Zelanda dijo que salvó su vida gracias a su par de jeans que logró usar como un chaleco inflable.

El turista alemán, Arne Murke, le dijo al Herald recientemente que tuvo que pensar rápidamente cuando cayó al agua de un yate de 12 metros en el que navegaba con su hermano desde Auckland hasta Brasil.

En condiciones adversas, Murke fue golpeado por un mástil que se balanceó y lo tumbó a unos 28 km de la Bahía de Tolaga, frente a la costa de Gisborne, en la costa noreste de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Murke describió cómo su brazo se enredó en una cuerda y, antes de darse cuenta, estaba flotando en el agua sin un chaleco salvavidas.

Su hermano comenzó a intentar de rescatarlo, pero las olas eran de tres metros de altura.

“Él lanzó un chaleco salvavidas con una cuerda por la borda. No pude alcanzarlo, ya estaba demasiado lejos. Luego creo que el motor explotó”, contó Murke al Herald.

"Por suerte, sabía el truco con los vaqueros. Sin los jeans no estaría aquí hoy; fueron realmente lo que me salvó", continuó el alemán.

"Lo vi hace muchos años, y siempre pensé que, si alguna vez me caía por la borda sin un chaleco salvavidas, lo usaría", dijo.

"Respiré hondo, saqué mis jeans, hice nudos en el extremo de las piernas e inflé los jeans; los coloqué sobre el agua y los llené de aire y luego los empujé bajo el agua; tenía como un chaleco salvavidas improvisado", explicó.

Por otro lado, Merke dijo que pensar en su hija de 10 meses, que vive con su novia en Filipinas, lo mantuvo aguantando.

Después de tres horas y media en el agua, fue rescatado por el helicóptero de rescate de Hawke's Bay, que llevó a cabo la búsqueda junto con la guardia costera y la fuerza aérea.

Merke ahora busca trabajo en la ciudad de Gisborne y admitió que ver a su hija fue su mayor motivación.

ABUELA ES ARRASTRADA POR TROZO DE HIELO ENORME

Una abuela tuvo que ser rescatada dramáticamente luego de que el "trono de hielo" en el que estaba posando para una foto se fue flotando al océano.

Recientemente, Judith Streng estaba de visita en la laguna Jökulsárlón, de Islandia, junto a su hijo. Caminando por la playa, se toparon con un enorme témpano de hielo en forma de trono.

La mujer de 77 años, oriunda de Flower Mound, Texas, decidió sentarse en el témpano de hielo y posar para una foto.

Icebergs. | Imagen: Pixabay

Icebergs. | Imagen: Pixabay

Pero instantes después de sonreír para la cámara, el asiento improvisado fue llevado por la corriente, luego de que una gran ola la alejase de la playa.

Un transeúnte, que incidentalmente era capitán de barco, entrenado en rescates acuáticos, tuvo que ayudar a traer a la abuelita de vuelta a la orilla. Puedes ver las fotos del incidente, haciendo clic aquí.