Entrenador de béisbol y su esposa mueren electrocutados instalando tablero en el campo escolar

Un hecho trágico ocurrido en un campo de béisbol de una escuela secundaria en Florida les costó la vida a un entrenador y su esposa. Se electrocutaron al intentar instalar el tablero.

El entrenador Corey Crum y su esposa Shania, fueron víctimas de un trágico suceso que ha dejado de luto a toda una comunidad. Lo que se suponía que iba a ser un día de voluntariado y servicio público, pronto se convirtió en un día oscuro.

La pareja instalaba un nuevo marcador en el campo de béisbol del centro, en un intento por reemplazar una vieja pizarra de anotaciones que había sido destruida por el huracán Michael.

En un comunicado publicado en Facebook por la oficina del Sheriff, se reveló que Crum estaba operando una especie de grúa mientras descargaba el equipo de un remolque. Accidentalmente tocó una línea eléctrica, electrocutándose.

Shania murió al acudir en ayuda de su esposo. Su hijo, Chase, al ver la difícil situación de sus padres, trató de ayudarlos y resultó herido en el proceso. Afortunadamente, el niño de 14 años no murió y se espera que se recupere por completo.

Este era el primer año de Crum en esta escuela. Antes de convertirse en el entrenador principal, el padre de cuatro hijos estaba a cargo de un equipo universitario junior.

Los presentes quedaron devastados por el horror que tenían delante, y los estudiantes fueron llevados de inmediato al gimnasio de la escuela, donde los consejeros conversaron con ellos.

El superintendente del condado de Liberty, David Summers, describió a Crum como una persona muy honesta. También dijo que las comunidades vecinas se han unido para ofrecer su apoyo.

Una residente de Liberty, Rhonda Lewis, dijo que las muertes fueron desgarradoras ya que el condado ha pasado por muchos momentos difíciles con las amenazas de huracanes y tornados.

Randall Crum, hermano del difunto, también habló con el equipo y les dijo que su hermano querría que siguieran jugando y que fueran los mejores. Los oficiales de la escuela aseguraron a todos que la próxima vez que jugaran, será en honor a la pareja.

Se creó una cuenta de Gofundme para recaudar fondos para los gastos del funeral y las facturas del hospital de Chase. El monto total necesario es de 20.000 dólares y, al momento de esta publicación, se han recaudado $18.595.

La pareja fallecida deja atrás a cuatro hijos. ¡Que sus almas descansen en perfecta paz!