10 maneras fáciles de ayudarte a tratar las várices en casa

Existen formas naturales de tratar las várices en el hogar para ayudar a controlar la enfermedad y mejorar los síntomas.

Las várices ocurren cuando las venas de una persona se inflaman y agrandan. En algunos casos pueden causar dolor y malestar. Una gama de tratamientos en el hogar puede ayudar a reducir la apariencia y el dolor de las venas varicosas.

Alrededor del 20 por ciento de los adultos experimentan várices en algún momento. Existen varios tratamientos médicos para esta afección, también podrían probar remedios caseros naturales para aliviar sus síntomas.

A continuación, te presentamos 10 formas naturales de tratar las várices en el hogar para ayudar a controlar la enfermedad y mejorar los síntomas.

Piernas con venas varicosas. | Imagen: Flickr

Piernas con venas varicosas. | Imagen: Flickr

10. EJERCICIO

Fomenta una mejor circulación de la sangre en las piernas, lo que ayuda a empujar la sangre que se ha acumulado en las venas. También ayuda a disminuir la presión arterial de una persona, que es otro factor que contribuye a las venas varicosas.

Los ejercicios de bajo impacto ayudan a que los músculos de la pantorrilla trabajen sin un esfuerzo excesivo. Estos incluyen la natación, caminar, ciclismo y yoga.

Mujer ejercitándose. | Imagen: PxHere

Mujer ejercitándose. | Imagen: PxHere

9. MEDIAS DE COMPRESIÓN

Puedes conseguirlas en la mayoría de las farmacias y te ayudan a aplicar presión en las piernas, lo que fomenta a que los músculos y las venas muevan la sangre hacia el corazón.

Usar medias de compresión hasta la rodilla con una presión de 18 a 21 mmHg durante una semana puede reducir el dolor asociado con las venas varicosas.

Medias de compresión. | Imagen: Wikimedia Commons

Medias de compresión. | Imagen: Wikimedia Commons

8. ACEITES ESENCIALES

Un estudio sugiere que el aceite esencial de castaña de indias puede ayudar a reducir el dolor, la pesadez y la picazón en las piernas de las personas con insuficiencia venosa crónica, que es una causa importante de las várices.

Este aceite Aesculus hippocastanum L. está disponible en tiendas de salud y en línea.

Un estudio de revisión de 2010 informa que el extracto de pino marino, Pinus maritima y el extracto de escoba de carnicero, Ruscus aculeatus, pueden reducir la hinchazón de las piernas o el edema, que a menudo se asocia con las venas varicosas.

Los aceites esenciales deben diluirse en aceites portadores antes de aplicarse tópicamente o usarse en un difusor para aromaterapia.

Aceites esenciales. | Imagen: Pixabay

Aceites esenciales. | Imagen: Pixabay

7. CAMBIOS DIETÉTICOS

Los alimentos salados o ricos en sodio pueden hacer que el cuerpo retenga líquidos, por lo que reducir el consumo de alimentos salados puede minimizar esta retención. Los alimentos ricos en potasio pueden ayudar a reducirla.

Estos incluyen: almendras y pistachos; lentejas y alubias blancas; papas; vegetales de hoja; algunos pescados, como el salmón y el atún.

Los alimentos con fibra ayudan a mantener los intestinos en movimiento y previenen el estreñimiento. Esto puede ser importante, ya que la tensión puede agravar las válvulas dañadas o empeorarlas.

Los alimentos que son ricos en fibra incluyen: nueces, semillas y legumbres; avena, trigo y linaza; alimentos integrales.

Las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de experimentar venas varicosas, por lo tanto, eliminar cualquier exceso de peso puede reducir la presión sobre las venas y aliviar la hinchazón y el malestar.

Variedad de granos. | Imagen: Pixabay

Variedad de granos. | Imagen: Pixabay

6. INGERIR MÁS FLAVONOIDES

Consumir alimentos que contienen flavonoides también puede ayudar a una persona a reducir sus várices. Los flavonoides mejoran la circulación sanguínea y harán que sea menos probable que se acumule la sangre en las venas.

También ayudan a reducir la presión arterial y pueden relajar los vasos sanguíneos, lo que reduce las venas varicosas.

Los alimentos que contienen flavonoides incluyen: verduras, como cebollas, pimientos, espinacas y brócoli; frutas cítricas y uvas, cerezas, manzanas y arándanos; cacao; ajo.

Variedad de verduras. | Imagen: Pixabay

Variedad de verduras. | Imagen: Pixabay

5. REMEDIOS HERBALES

Según el Instituto Nacional de Salud, tomar extracto de semilla de uva puede ayudar a reducir la hinchazón en la parte inferior de las piernas y otros síntomas de insuficiencia venosa crónica, aunque actualmente hay pruebas limitadas de su eficacia.

Una persona recetada con un medicamento anticoagulante debe evitar tomar extracto de semilla de uva como suplemento dietético, ya que puede interactuar con el medicamento y aumentar el riesgo de sangrado.

Racimo de uvas. | Imagen: Flickr

Racimo de uvas. | Imagen: Flickr

4. ELEGIR ROPA NO RESTRICTIVA

Usar ropa ajustada puede restringir el flujo de sangre. Una persona puede encontrar que su circulación mejora al usar ropa holgada que no restringe el suministro de sangre a la parte inferior del cuerpo.

Usar zapatos planos en lugar de tacones altos también puede ayudar con las venas varicosas en las piernas.

Mujer ejercitándose en ropa holgada. | Imagen: Flickr

Mujer ejercitándose en ropa holgada. | Imagen: Flickr

3. MANTENER LAS PIERNAS ELEVADAS

Mantener las piernas elevadas, idealmente a la misma altura que el corazón o por encima, ayudará a mejorar la circulación. Esto reduce la presión en las venas de las piernas y la gravedad ayudará a que la sangre fluya suavemente hacia el corazón.

Una persona debe procurar mantener sus piernas elevadas si va a estar sentada por largos períodos de tiempo, como durante el trabajo o el descanso.

Piernas elevadas. | Imagen: PxHere

Piernas elevadas. | Imagen: PxHere

2. MASAJES

Masajear suavemente las áreas afectadas puede ayudar a mantener la sangre en movimiento. Una persona puede usar aceites de masaje suave o crema hidratante para obtener efectos óptimos.

Sin embargo, es crucial evitar presionar directamente sobre las venas, ya que esto puede dañar los tejidos frágiles.

Masaje en piernas. | Imagen: Flickr

Masaje en piernas. | Imagen: Flickr

1. MANTENERSE EN MOVIMIENTO

Evita sentarte por largos periodos de tiempo. Si una persona tiene que sentarse por largos períodos de tiempo para trabajar, debe apuntar a levantarse y moverse o cambiar de posición con frecuencia para que la sangre fluya sin problemas.

Evita sentarte con las piernas cruzadas, ya que esto puede restringir aún más el flujo de sangre hacia las piernas y los pies, lo que puede aumentar los problemas de circulación.

Aquí puedes conocer otras recomendaciones para evitar la aparición y expansión de las várices.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Artículos relacionados
Salud May 30, 2019
6 recomendaciones para evitar la aparición y expansión de las várices
Tips Apr 26, 2019
14 alimentos que pueden ayudarte a mejorar la circulación sanguínea
Salud Feb 19, 2019
7 regalos de la naturaleza que pueden ayudar a disminuir la presión arterial alta
Jan 18, 2019
Aquí hay 8 señales de tu cuerpo diciéndote que necesita más magnesio