Esto es lo que mi hermano con Síndrome de Down nos enseña cada día

Una joven de 23 años llamada Cristina compartió su testimonio en Guiainfantil.com ya que se acerca el 21 de marzo, Día Mundial de síndrome de Down.

Cristina es la mayor de tres hermanos: Pablo, de 20 años, y Arturo, el pequeño, de 15. Ella solo tenía dos años cuando nació su hermano Pablo, un niño con síndrome de Down. 

Tres semanas antes de que Pablo llegara al mundo, los médicos detectaron que tenía un problema en el intestino y le dijeron a los padres que había posibilidad de que tuviera una trisomía.

Niño con síndrome de Down. Fuente: Pixabay

Niño con síndrome de Down. Fuente: Pixabay

Cristina recuerda que a sus padres se les cayó el mundo encima, especialmente a su padre, debido a la ignorancia sobre esta condición. Dice que las personas les ofrecían apoyo, como si se tratara de algo malo.

Según Cristina, su madre le explicó la situación de una manera muy original. Ella le contaba un cuento con una familia de conejos en la que había nacido uno azul.

Bebé con síndrome de Down con pintura en las manos. Fuente: Shutterstock.

Bebé con síndrome de Down con pintura en las manos. Fuente: Shutterstock.

Todos le querían igual, a pesar de ser diferente. Fue así como Cristina entendió que su hermano Pablo era diferente.

La familia aprendió grandes lecciones de Pablo y vivió un cambio radical para bien. Pablo representa la tranquilidad y el Feng- Shui de la casa. Debido a eso, Cristina ahora ve la vida de otro modo. "Si él no fuese quien es, yo no sería quien soy", dice.

Niño con síndrome de Down sonriente jugando con una pelota. Fuente: Shutterstock.

Niño con síndrome de Down sonriente jugando con una pelota. Fuente: Shutterstock.

La primera vez que notó el gran cambio en sus valores fue un día que tenía examen de historia al día siguiente. A ella no le gusta estudiar y repasar la lección porque se considera una persona de ciencias.

A la hora de la comida, la familia se reunió a comer. Pablo intentó pelar una naranja de postre y estuvo 10 minutos intentándolo. La familia le explicó como hacerlo y le dio consejos. 

A pesar de la dificultad y el agobio, el niño sabía pelar una naranja al día siguiente. 

Este testimonio nos recuerda a la historia de una niña con síndrome de Down, Sofía. Es una niña preciosa y carismática. Su madre Pamela De Almeida se encontraba en una cafetería en el momento en el que una pareja se acercó a ellas y tuvo una reacción inesperada.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este POSTS.AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. POSTS.AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Artículos relacionados
Jan 31, 2019
Niño de 4 años con síndrome de Down ayuda a cuidar de hermanos discapacitados adoptivos
Historias Mar 21, 2019
"Mi hermano es perfecto como es": adorable niña de 4 años sobre su hermano con Síndrome de Down
Entretenimiento Mar 25, 2019
Eugenia Martínez de Irujo rinde un emotivo homenaje a su "hermana" con síndrome de Down
Historias Apr 26, 2019
Así es cómo una mamá fuerte dijo a su hija que su papá la abandonó porque tenía síndrome de Down