Vecinos de los niños de Godella revelan que los pequeños vivían aislados y eran maltratados

Los habitantes de la localidad valenciana se encuentran conmocionados tras el terrible asesinato de dos niños de 5 años y 3 meses.

Gabriel y María son los padres de los pequeños y han sido acusados de acabar con las vidas de sus hijos, en circunstancias que aún están por esclarecerse.

La pareja ocupaba ilegalmente una vivienda en el campo, tenían poca relación con los vecinos y estaban prácticamente aislados, reporto Telecinco.

Algunos habitantes de la zona conversaron sobre cómo era el día a día de la familia, varios señalaron que usualmente veían al padre llevar al niño mayor al colegio y aseguraron que era una persona tranquila.

Sin embargo, una vecina reveló que había informaciones de que el hombre maltrataba al pequeño y que inclusive había sido denunciado por el hecho.

La mujer también aseguró que Gabriel amenazó en diversas ocasiones a la persona que puso la denuncia en su contra.

La manera en que ocurrieron los asesinatos aun está por esclarecerse. Las autoridades se involucraron en el suceso luego de recibir una llamada al 112, en donde un vecino reportó haber visto cómo un individuo, que estaba ensangrentado y desnudo, salía de una casa de campo en ruinas y corría detrás de una mujer, informó Las Provincias.

La Guardia Civil se dirigió a la residencia de la familia y allí encontró a Gabriel, quien dio vagas explicaciones sobre el paradero de su pareja e hijos.

Posteriormente indicó que estaban muertos y explicó que su esposa se había sumergido en el agua de una piscina para reencarnase en su hijos.

Horas más tarde un perro adiestrado de la Guardia Civil encontró a la joven aturdida, dentro de un bidón de plástico de grandes dimensiones, pero los niños no estaban con ella.

“Tengo miedo, tengo mucho miedo, porque Gabriel me ha pegado una paliza esta mañana y me estoy ocultando”, expresó María.

Luego continuó diciendo: “¿Dónde están mis hijos? Quiero ver a mis hijos, me da miedo que les haya pasado algo. Hay una secta que nos persigue y tengo un hijo que está poseído por el diablo”.

Tras largas horas de interrogatorios a la pareja, la mujer confesó e indicó a los agentes dónde había enterrado los cuerpos.

Posteriormente la autopsia reveló que los menores murieron por fracturas craneales tras recibir fuertes golpes.

Según reportes de Antena 3, los investigadores manejan la hipótesis que María pudo haber sufrido un brote psicótico en el momento del crimen, el cual podría habría sido avivado por su consumo de drogas.

Los vecinos de Godella, no entienden por qué no se actuó a favor de los niños, después de que su propia abuela alertara varias veces a los servicios sociales, convencida de que su hija ya no estaba capacitada para cuidar a sus nietos.

María posteriormente reveló que no recordaba haber matado a sus hijos, a pesar que todo indica que ella junto a su pareja, habrían cometido el crimen. Si deseas saber más sobre esta historia haz click aquí.