Madre que mató a sus dos hijos en Godella: "Fue una orden de Dios"

Ni ella ni su marido han querido declarar ante el juez. Ambos están ya en la cárcel de Picassent y han sido incluidos dentro del protocolo de suicidios de prisiones.

La mujer de 27 años que fue detenida en Godella, España, por el presunto asesinato de sus dos hijos, Amiel, de 3 años y medio, e Ixchel, de cinco meses, dijo que mató a los pequeños porque obedecía a órdenes divinas.

"Maté a mis hijos porque fue una orden de Dios", declaró María Gombau.

Su confesión se dio tras ser examinada por el médico forense en el Hospital La Fe, y estaba hospitalizada en la unidad de Psiquiatría del Hospital de Llíria.

NO HAN REALIZADO DECLARACIONES ANTE EL JUEZ

Sin embargo, ni ella ni su marido, Gabriel Salvador C., también de 27 años, han querido declarar ante el juez. Ambos están ya en la cárcel de Picassent y han sido incluidos dentro del protocolo de suicidios de prisiones.

El magistrado dictó auto de prisión cuando fue a tomar la declaración de la mujer mientras se encontraba hospitalizada. Fuentes del TSJ de la Comunitat Valenciana añadieron que María está investigada por dos delitos de asesinato.

ATAQUE DE ESQUIZOFRENIA

Un primer informe psiquiátrico forense que ya está en manos del Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna, encargado del caso, señala que la exploración apunta que la presunta asesina sufrió un brote esquizofrénico la noche en la que mató a golpes a sus dos hijos.

De confirmase que en efecto sufre de esquizofrenia, su imputabilidad quedará en entredicho, puesto que es uno de los pocos trastornos mentales graves que convierte al autor de un delito en penalmente irresponsable.

PODRÍA SER ABSUELTA PENALMENTE

Es por esto que su seguimiento psiquiátrico durante la instrucción judicial será el que determine, el día del juicio, si será absuelta penalmente por la eximente completa de trastorno mental y confinada en una penitenciaría psiquiátrica durante el tiempo que fije el tribunal.

Pese a los episodios 'extraños' que relatan conocidos y vecinos, María nunca había sido diagnosticada de trastorno mental alguno, por lo que la detenida carecía de tratamiento.

Sin embargo, había acudido en alguna ocasión a la unidad de Salud Mental del centro de salud de Godella, pero por una posible depresión posparto, y no ha trascendido si llegó a recibir o no medicación.

El juez de Instrucción Nº4 de Paterna también tomó declaración a dos testigos que relataron una presunta "manipulación mental" que el padre de los niños Gabriel Salvador, ejercía sobre María, hasta el punto de "aislarla" de su entorno más próximo, familiar y de amistades.

Los testigos incluso llegaron a declarar que Gabriel habría llegado a maltratar a su hijo mayor, Amiel, porque le tenía celos.

VERSIÓN DE LA MADRE DE LOS NIÑOS

María se encontraba desnuda y acurrucada en el interior de un bidón de plástico a un kilómetro de su casa, una vivienda de Godella que ocupaba ilegalmente con su pareja y los niños, cuando 'Scot', un pastor belga de la Guardia Civil la localizó.

Tenía arañazos y heridas por todo el cuerpo. Balbuceaba, estaba asustada y desorientada. Con un relato incoherente y entrecortado, solo acertó a decir que su marido le había pegado. No supo dar noticias de los niños. La mujer fue arropada y trasladada al cuartel de Moncada.

Tras lograr el clima adecuado, los agentes del grupo de Homicidios lograron conseguir cierta declaración de María, quien empezó por admitir haber enterrado a los pequeños.

Según afirmó, había encontrado a sus hijos muertos y decidió enterrarlos declarando: “me asusté y pensé que me iban a acusar a mí de haberlos matado”.

VERSIÓN DEL PADRE DE LOS PEQUEÑOS

Su pareja y padre de sus hijos es descrito por sus allegados como “controlador y manipulador, con fuerte ascendencia sobre María”. Él también será sometido en los próximos días a una exploración psiquiátrica, como sucede en todos los delitos graves.

Su grado de implicación continúa siendo una incógnita, pues se limitó a admitir ante los investigadores que cometió una agresión a su pareja tras descubrir que había matado a los pequeños.

Dijo que, al despertarse y ver a su mujer con restos de sangre, preguntó por los niños y cuando ella le confesó que los había matado, reaccionó propinándole una bofetada. Sin embargo, no quiso aportar su versión en una declaración formal.

DENUNCIAS DE LA MADRE DE MARÍA

El asesinato de los bebés en Godella ha acaparado la atención de la prensa en España y ahora, las noticias se centran en que el asesinato pudo haberse evitado si hubieran atendido los llamados de la abuela de los niños.

Al parecer, la mamá de María, denunció ante los Servicios Sociales días antes del homicidio, que su hija estaba mal y que debían entender la situación de los pequeños en la casa que fue ocupada ilegalmente por la pareja.

Sin embargo, los inpsectores de Servicio Social no vieron nada extraño y se marcharon del lugar sin ninguna acción hacia los padres.

Dos días más tarde de la inspección, la abuela llamó de nuevo a la policía, e incluso al colegio de los pequeños. Ella estaba preocupada por su integridad, pero al final, su alerta no sirvió de nada, porque los niños fueron asesinados. Conoce más detalles aquí.

Artículos relacionados
Noticias España Mar 19, 2019
Las preguntas sin respuesta del caso de los dos niños asesinados en Godella
Personas Mar 19, 2019
Madre acusada de asesinar a sus dos bebés en Godella afirma que no recuerda haberlo hecho
Noticias España Mar 19, 2019
Abuela de los niños de Godella afirma que pidió ayuda dos veces días antes del crimen
Noticias España Mar 17, 2019
Padres de los niños de Godella ingresan en prisión sin fianza