Fernanda Castillo comparte foto de su gruesa figura para hablar sobre sus cambios internos

Todos adoramos a la actriz Fernanda Castillo, ¡con o sin peso extra!

¿Por qué lo decimos? Pues, porque recientemente, la actriz apareció en sus redes sociales compartiendo cómo se veía hace casi un año, al terminar de grabar su más reciente película, para la que debió aumentar de peso considerablemente.

Hoy en día, Fernanda Castillo es una de las actrices más cotizadas y reconocidas en México, sin mencionar que es poseedora de unas de las figuras más envidiables de la industria del entretenimiento. 

Sin embargo, la ex protagonista de “El Señor de los Cielos” ha dicho en varias oportunidades que durante toda su vida ha enfrentado una dura batalla contra el peso y los estándares de belleza.

Pero cuando decidió ser parte del proyecto “Dulce Familia”, encaró un reto muy difícil que le cambió completamente la vida. Ella debió aumentar de peso para adaptarse a su nuevo personaje, un reto tanto físico como mental para Castillo.

Castillo no solo compartió una foto mostrando su abdomen rellenito. También decidió hablar sobre “su batalla con el peso” al pie de la imagen.

Pese a que se trata de una toma de junio de 2018, Fernanda admitió que el proceso le dejó una gran enseñanza.

Ella comenzó diciendo que su personaje, Tami, la llevó a una gran transformación externa, pero también interna. 

“Desde muy joven empecé una batalla contra mi cuerpo porque no era “lo que debía de ser”. Mientras más me angustiaba por llenar las expectativas de los demás, de cómo “debía” verme, mi cuerpo más se resistía”, escribió la rubia.

La actriz entonces agregó que aprendió a negociar con su cuerpo a lo largo de los años, fuese con dieta o ejercicio, o simplemente dejándose llevar con la corriente.

“Después de mucho creía haber hecho las paces con él. Cuando llegó Tami y la oportunidad de interpretarla, la vida se me movió”, explicó Castillo.

Fue entonces cuando entró la inseguridad pues su personaje se amaba a sí misma, pero Fernanda no lo hacía.

“Puedo decir que sólo durante la filmación de la película, jugando a ser Tami, con la ropa de Tami, con su alegría y lejos de presiones; me sentí feliz”, admitió.

“Comparto esto porque sé que, como yo, muchas mujeres y hombres que me leen, pasan por esto toda su vida. A veces no se trata del peso, a veces es tu nariz, lo delgado de tus piernas, tu estatura. A veces es solo un sentimiento interno de no gustarte cuando te miras al espejo”, se lee en el próximo fragmento.

Fernanda admitió que, al finalizar las grabaciones, el trabajo de regresar a su figura fue igual de difícil por varios meses, por lo que en un momento dado simplemente se rindió.

“Solté la idea de que sólo valgo por cómo me veo. Empecé a darme cuenta de que todo lo que he logrado es gracias a lo que hay dentro de mí, a tenerle paciencia y respeto a un cuerpo que no solo me sostuvo durante el proceso tan difícil al que lo sometí, sino que me ha sostenido toda la vida. Comencé a valorarlo, a escucharlo y a celebrar que soy mucho más de lo que exprese una báscula o una talla”, explicó.

Para finalizar, Castillo afirmó que decidió parar esta guerra y reconocer a su cuerpo como un aliado para trabajar en equipo saludablemente.

Según Castillo admitió en una entrevista, tener que aumentar 12 kilos para interpretar a una mujer comelona juzgada por la sociedad también tuvo algunas consecuencias no muy favorables para ella, que puedes leer haciendo clic aquí.