Asesino confeso de Laura Luelmo: "Oculté el cadáver de Laura por amor"

Su versión cambió. Ahora el asesino de la profesora zamorana defiende su inocencia.

En una carta que escribió a "El programa de Ana Rosa", Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo, ratificó que es inocente e insiste en que fue su pareja quien mató a la docente.

Incluso dice que el cadaver de Laura lo ocultó por amor a Josefa a quien conoció en prisión.

SU NOVIA LA MATÓ

De acuerdo a lo relatado en su comunicado de 8 folios, el acusado insiste en que su pareja fue la asesina de Laura.

"Presencié el trágico suceso: Josefa acabó con la vida de Laura. Hasta ahí puedo contar para no hacer daño a su familia."

Sin embargo, anteriormente había dicho a la Guardia Civil que él había matado a la joven de 26 años, pero su versión cambió. "No soy el asesino de Laura, solo lo oculté por amor a Josefa".

ES MENTIRA

Montoya señaló que todas las acusaciones que están haciendo en su contra son mentira. En su carta dejó claro que su desaparición y muerte no es su culpa.

"No hubo violación a Laura, y cuando los forenses confirmen el diagnóstico... lo determinará". Sin embargo, las pruebas forense sí que le señalan directamente y un informe complementario de toxicología concluye que sí hubo agresión sexual.

La nueva versión del asesino confeso será contanda por él mismo ante el juez. Allí reiterará por tercera vez y última su versión de los hechos.

VIDA AMOROSA

Bernardo Montoya precisó que "a Josefa la conocí en prisión, mantuvimos una larga relación de ocho años. Durante ese tiempo, yo le mandaba la mitad de mi nómina".

Y aunque tiene un historial delictivo bastante amplio y que incluye agresiones sexuales, Montoya se hace llamar el 'salvador de las mujeres':

"Le propuse que, una vez se le acabara la heroína, no iba a consumir nunca más. La vi muy mal y tomé la decisión de llamar a un ambulancia. La ingresaron, yo estuve a los pies de la cama. Me conmovió."

Pero después de que Josefa regresó a la cárcel su relación terminó y él comenzó a salir con otra mujer,

"En ese tiempo conocí a una maravillosa mujer, Pilar, y la mantenía en todos los sentidos: le compré una tele, un ventilador, una radio, ropa de cama, de vestir... y le ingresaba dinero todos los meses."

NO OLVIDÓ A JOSEFA

A pesar de que Bernardo había comenzado una nueva relación, nunca olvidó a Josefa. Contó que el día que mataron a Laura, ella tocó su puerta y no pudo rechazarla.

Al parecer, Josefa mató a la profesora por celos y él la protegió porque está enamorado de ella.

"Le dije que no se preocupase, que yo me comía este marrón por ella. Se me abrazó llorando y volví a darle dinero."

LAS LESIONES

Un informe de Toxicología mostró que habían restos biológicos de Bernardo Montoya en el cuerpo y algunas prendas de Laura Luelmo.

Además, en un anexo al informe preliminar, se recoge que la joven asesinada sufrió "más de 40 lesiones", la mayoría en la cabeza.

Entre tanto, Montoya expresó desde la cárcel de Morón de la Frontera que: "No quiero quedar como un asesino y un violador de una chica de la edad de mi hija".

Incluso manifestó que “tras meditarlo en mis horas de soledad he decidido cambiar mi versión porque no me voy a comer el marrón de Josefa”.

Confesó que fue su ex la que golpeó a Laura Luelmo con un martillo.

Entre tanto, el padre del presunto asesino de Laura Luelmo dice: "Si lo ha hecho, que lo pague". 

Manuel Montoya, envió un pésame a la familia de la joven, mostrando sus sinceras disculpas. 

Conoce mucho más de la opinión del padre del asesino confeso aquí.

Artículos relacionados
Feb 05, 2019
Asesino confeso de Laura Luelmo culpa a su exnovia por el asesinato de la maestra
Dec 26, 2018
Nueva evidencia demuestra que el asesino confeso de Laura Luelmo mintió a la policía
Dec 25, 2018
El asesino de Laura Luelmo envía un mensaje a su familia
Dec 20, 2018
Acusado de homicidio de Laura Luelmo es condenado por su propio padre