Niña mexicana de 8 años presenta un invento y recibe los aplausos de la comunidad científica

En México, una pequeña de apenas ocho años de edad está llamando mucho la atención luego de que su ingenioso invento realizado con materiales reciclados le valiera un galardón científico.

Mientras la mayoría de los niños de su edad pasan el día jugando con sus amigos, viendo la televisión o haciendo sus deberes, una pequeña mexicana dedica su tiempo libre a idear ingeniosos inventos que le permitan ayudar a las personas de su comunidad, al medioambiente y al mundo. Y su inventiva ha sido reconocida con un premio otorgado por el Instituto de Ciencias Nucleares.

Xóchitl Cruz López tiene 8 años, pero eso no detiene su mente creativa. Cuanto comprendió la necesidad de la gente por agua caliente y lo difícil y costoso que puede resultar conseguirla, Xóchitl reclutó la ayuda de su papá y juntos construyeron un calentador diseñado por la niña.

El premio del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNEM reconoce a mujeres destacadas en la ciencia por sus aportes sobresalientes. La pequeña Xóchitl, oriunda de San Cristóbal de las Casas, en Altos de Chiapas, es estudiante del tercer grado en la escuela local "Josefa Ortiz de Domínguez".

Su calentador funciona con la energía del Sol, y por lo tanto, no requiere ningún tipo de combustible ni energía eléctrica para funcionar. También espera reducir la tala de árboles para su uso como combustible para calentar agua.

Su diseño incluye dos puertas acristaladas, mangueras de entrada y salida y una serie de botellas plásticas interconectadas. Este calentador permite al usuario bañarse con agua caliente de forma totalmente ecológica.

"Hay personas de bajos recursos que no tienen para comprar los calentadores, entonces lo que hacen es talar los árboles para conseguir la leña", explica la niña.

El reconocimiento que recibió Cruz López fue por el proyecto original, un calentador solar de agua prototipo instalado en la azotea de su propio hogar, para el cual recibió la ayuda de su padre.

"Es un calentador de agua hecho con materiales reciclados de bajo costo que funciona con la luz solar. Ayuda al medio ambiente y a personas de bajos recursos."

"Cada vez que llegaba de la escuela hacía las pruebas y entonces aproximadamente a las cuatro de la tarde fui tomando las muestras de cuantos grados Celsius salía el agua", explicó la niña a los medios.

Dale un vistazo a su historia en el siguiente video.

En otro impresionante caso, un joven inventor holandés llamado Boyan Slat y su equipo de 70 miembros han entrado en los preparativos finales para la misión de desplegar un dispositivo experimental que según dicen puede