Devolvió 500 mil dólares que halló y solo quiso a cambio un trabajo, pero era todo mentira

El hombre de Nogoyá que afirmó haberse encontrado un maletín con dinero y luego haberlo entregado a su dueño resultó estar mintiendo todo este tiempo.

Hace unos días, José Sánchez, un hombre de 39 años que vive en Entre Ríos, Argentina, contó haber atravesado un emocionante episodio que casi le cambia la vida.

Este albañil y panadero relató al periodista local, Maximiliano Medrano, que, de camino al trabajo, se encontró un maletín lleno de cientos de miles de dólares.

Supuestamente, él vio a un hombre bajar de una camioneta mientras discutía muy nervioso por teléfono; tenía un maletín en la mano que se olvidó cuando se subió de nuevo al vehículo y arrancó. Fue entonces cuando José se acercó a investigar, solo para percatarse de que dentro de la maleta había 500.000 dólares y un arma de fuego.

Medrano publicó en su muro de Facebook:

“Hace unos minutos, un nogoyaense habría encontrado un maletín con aproximadamente 500.000 dólares. Ante el nerviosismo de semejante hallazgo, me mandó un mensaje porque no sabía qué hacer con dicho dinero. Me comuniqué con la persona en cuestión, se trataba de 'José S.' quien nos prometió su visita en los estudios de radio (FM Libertad) para narrarnos detalladamente esta historia.”

Sánchez tenía pensado emplear la estación de radio para ubicar al dueño del presunto dinero, y pedir un trabajo como recompensa.

Poco después, Sánchez contó que vio la misma camioneta en la calle y reconoció al señor que dejó el maletín. El hombre, llamado Gustavo, recuperó su dinero perdido y más tarde le ofreció trabajo al albañil.

La historia se volvió conocida en la ciudad y otras partes de Argentina y el mundo. La gente hablaba muy bien de la moral de este albañil, pues no robó el dinero sino, más bien, solicitó un trabajo. ¡Simplemente admirable! ¿no?

ERA TODO MENTIRA: FISCAL DE NOGOYÁ

Pese a que esta historia llenó a los argentinos de admiración, la noche del 19 de marzo el diario Clarín reveló que el fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu, confirmó que la historia no era cierta.

"Siendo las 20 horas del martes, estoy en condiciones de decir que todo es mentira", dijo Uriburu al periódico.

"No hay empresario, ni camioneta, ni maletín, ni dólares ni revólver. Nadie vio nada", agregó.

Según la fuente, la fiscalía intervino en el caso porque tanto Sánchez como Medrano mencionaron en sus versiones que dentro del maletín había un arma de fuego, alertando a las autoridades.

"La policía caminera en ningún momento visualizó una camioneta Chevrolet S–10, de color rojo, doble cabina, como la que describe Sánchez, y las cámaras de seguridad de la calle Paraná, donde encontró el maletín, no muestran absolutamente nada", afirmó el fiscal.

En pocas palabras, mediante las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona no se pudo corroborar lo que Sánchez relató, además de que cuando fue interrogado por la División Investigaciones de Nogoyá, su versión de los hechos resultó “poco creíble, con detalles confusos, como cuando describió al presunto dueño de la plata, lo que no quedó muy claro".

¿VA A LA CÁRCEL?

El fiscal explicó que probablemente no hagan nada con el sujeto.

"Probablemente no hagamos nada desde la fiscalía. Descartada la versión y descartado el hecho (dólares más arma de fuego), no tenemos nada para hacer”, indicó a Clarín, agregando que hablarían con el periodista para tomarle declaración.

LA CONFESIÓN

Sánchez, por su parte, confesó la verdad ante el fiscal, y luego se pronunció públicamente en la estación de radio que, al comienzo, usó para contar su mentira.

"Vengo a dar la cara. Todo lo que yo hice lo hice por necesidad. Hace poco vi que un hombre había encontrado dinero y ahí la gente te escucha, te presta atención", dijo ante Maximiliano Medrano el 20 de marzo.

"Hoy vine con la verdad. Vine a decir que todo eso que dije se inventó. Inventé todo. La verdad es que lo hice por una necesidad de estar en blanco", siguió.

"Más allá de todo lo que se va a ocasionar, me di cuenta de que rompí una familia. Y era por necesidad, porque estoy cansado de trabajar en negro", sostuvo.

"Todo lo inventé yo, para que me socorrieran por un trabajo. Todo fue un invento. Les tengo que pedir disculpas a mi familia, a mis hijas. Fue el peor error que cometí en mi vida", completó.