Se revelan las traiciones de Gustavo González a sus amigos y colegas

El colaborador Gustavo González continúa en el ojo del huracán tras asumir una indiscreta actitud con su pareja, María Lapiedra.

Las conversaciones íntimas entre Gustavo y su expareja, la ex actriz porno, han disminuido la credibilidad, ya débil, que tenían en él sus compañeros de programa, acusándolo de traidor, topo o chismoso.

De este modo, queda comprobado que las relaciones del colaborador están cada vez más rotas en 'Sálvame' y todo apunta a que nadie estaría a salvo.

Ahora, María Patiño, Gema López, Diego Arrabal o Antonio Montero, amigos y algunos socios profesionales que desearían no haberle confiado nunca sus secretos.

En “Sálvame” han comentado que Gustavo lo ha perdido todo por el amor a una mujer. “Primero a su familia y ahora a sus compañeros. Enajenado y ciego de amor, Gustavo ya no es el que era.

El amigo fiel y buen compañero se habría convertido en un topo traidor que habría vendido a los suyos uno por uno", se escuchó en una voz en off sin identificar.

Hace poco, hubo otro alboroto en el programa por un altercado entre Diego Matamoros y su padre, Kiko, quienes coincidieron en un estudio de televisión y vivieron uno de los momentos más tensos.

Ambos acudieron a las instalaciones de Telecinco ya que el hijo iba a ofrecer una entrevista y el padre protagonizaría su “Club del espectador”.

Sin embargo, lo que nadie esperaba es que ambos vivirían un tenso momento luego de que Diego acusara nuevamente a su padre.

Kiko debía hacer una sección en “Sálvame”, pero se negaba a coincidir con su hijo, quien lo ha acusado de traicionarlo en el pasado.

Diego aseguró que su padre cobró 16.000 euros por aparecer en la exclusiva de su boda a sus espaldas, por lo que existen muchas tensiones entre ellos que se hicieron visibles allí.