Mamá no para de llorar cuando su esposo militar cruza el mundo para ver a sus gemelas recién nacidas

Cydney Cooper, una madre de Topeka, Kansas, recibió la mejor sorpresa de su vida cuando su esposo llegó al hospital donde ella había dado a luz a gemelas.

Su esposo, Skyler Cooper, es miembro de la Guardia Nacional del Ejército de Kansas y estaba de servicio en Kuwait. Había pasado 7 meses desde que el hombre había dejado su hogar.

El 4 de febrero, Cydney, quien había dado a luz antes de tiempo (33 semanas), estaba visitando a sus hijas en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital. Ella le había estado enviando mensajes a Skyler para informarle cómo estaban las bebés.

¡SORPRESA!

Como se puede ver en el video, la mujer estaba justamente escribiéndole a su esposo cuando, sin previo aviso, Skyler entró vestido con su uniforme militar y cargando su mochila, flores y globos.

Lo primero que Cydney vio fue el regalo. Le tomó medio segundo darse cuenta que era su esposo quien estaba frente a ella. Lanzó en teléfono en sus piernas, se cubrió los ojos y empezó a llorar de la alegría.

Skyler soltó su bolso y se arrodilló para abrazar a su esposa y ver más de cerca a su recién nacida. El especial momento se volvió viral poco después de ser publicado en Facebook, alcanzando casi los 10 millones de reproducciones en poco más de un mes.

LO QUE CYDNEY PENSÓ

En una entrevista que Cydney tuvo con el programa estadounidense "Good Morning America", reveló que estaba en shock cuando vio al hombre. Agregó que tenía las manos llenas con el cuidado de sus dos hijos, Leighton de tres años y Corbett de uno, y sus gemelas, por lo que se sintió aliviada con la llegada de Skylar.  

Para el momento en el que se grabó el video, las niñas estaban sanas. La razón por la cual estaban en cuidados intensivos era que debían crecer un poco más antes de poder ir al hogar de la familia.

LA SORPRESA DE TERRY GOTTKE

No es la primera vez que vemos a un militar estadounidense sorprendiendo a su familia luego de pasar mucho tiempo lejos de casa. Terry Gottke había pasado un año en Afganistán.

Al volver a los Estados Unidos, Terry se encontró con su esposa, Brittany, y decidieron sorprender a sus hijas. El hombre solicitó la ayuda de la estación de bomberos local, quienes lo llevaron a su casa en un camión con las sirenas encendidas.

La sorpresa en los rostros de sus dos hijas, Tawny, de 7 años y Brea, de 5, fue más que evidente. El video se puede ver aquí.