Creía en Dios y disfrutaba entrar a iglesias: hechos sobre Amparo Baró que no conocías

La actriz saltó a la fama tras su participación en “Siete Vidas”, Sole se convirtió en su personaje icónico aunque su trayectoria es bastante amplia.

Amparo Baró se metió en la piel de cientos de personas. Desde los años sesenta está fuertemente ligada a la pantalla chica, hasta que murió en 2015 a consecuencia de un cáncer.

Su vida estuvo plagada de curiosidades y muchas de ellas son desconocidas para todos pero en el siguiente artículo sabrás un poco más de la española que entregó su vida a la actuación.

UNA MUJER DECIDIDA Y FUERTE

“Siete Vidas” fue una serie televisiva que generó un impacto muy fuerte en España sumamente importante. Sole fue el papel que interpretó Baró y aunque muchos no lo crean las colleja (golpes en la nuca con la mano) que propinaba eran reales, muchos de sus compañeros manifestaron que les daba un golpe bastante fuerte, publicó Fórmula TV.

Siempre destacó por ser una persona bastante decidida, ella criticó el movimiento M-15 desde sus inicios, pues no era válido que cualquiera acampara en un sitio turístico y transitado. La actriz se pronunció al respecto y sin titubeo alguno rechazó sus acciones.

Aunque Sole se declaraba atea cada vez que tenía una oportunidad en la vida real, Amparo era fiel creyente a Dios, la educaron las monjas y manifestó ser católica y cristiana. Su casa la compró frente a una iglesia y confesó visitar templos de las ciudades que visitaba, aunque nunca lo hacía en horario de misa.

DE POCAS PALABRAS

Aunque muchos de los actores jóvenes querían consejos de la veterana de la actuación, pues fue una de las mejores intérpretes de España. Baró siempre manifestó que dar consejos no era de su agrado, sin embargo no podía negarse a responder algunas preguntas y siempre aconsejaba a las nacientes estrellas mantener claras sus prioridades y en segundo lugar estudiar y esforzarse para mejorar cada día.

Vaticinó que su amiga Carmen Machi ganaría el Premio Goya, ambas mujeres tenían una relación bastante estrecha desde que trabajaron juntos en la serie que las catapultó a la fama, y por ello Carmen le dedicó en homenaje el galardón por su interpretación en el largometraje “Ocho apellidos vascos”.

Todos sus compañeros la catalogaron como una mujer sincera y en muchas de sus entrevistas destacaba por no tener pelos en la lengua a la hora de hablar. Su sinceridad la llevó a rechazar el papel en la ópera prima "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón", de Pedro Almodóvar.

El siete se convirtió en su número de la suerte, pues participó en otro proyecto aparte de “Siete Vidas” con ese número y fue “Siete mesas de billar francés” y con ella recibió tres galardones. Y por último, aunque anteriormente la industria de doblaje no era muy aclamado, Amparo participó en esta parte de la industria y formó parte del elenco de “La increíble pero cierta historia de la Caperucita Roja”.

Otra actriz que dio de qué hablar fue Andrea Legarreta, quien confesó en una entrevista haber rechazado al cantante Luis Miguel. Además aclaró que el verdadero amor de su vida es su esposo, Erick Rubín.

Incluso reveló que su naturaleza es ser una persona “entregada”. Legarreta ahondó en la negativa que dio al Sol de México y aunque no fue una propuesta indecorosa, solo fue una cena, dijo que no por respeto a su novio, aunque él le fuera infiel y ella se arrepintiera de su decisión.