El dulce gesto de amor de María José Campanario y Jesulín de Ubrique en su regreso a los ruedos

Con este gesto romántico el matrimonio parece zanjar los rumores de crisis.

Tras ocho años apareciendo en los ruedos en contadas ocasiones, el pasado domingo Jesulín de Ubrique regresó de nuevo a las corridas, y en esta especial ocasión fue acompañado por su familia.

No se había dejado ver en un lugar como este desde que se vistió de luces en Cuenca el pasado mes de agosto.

Su aparición fue un aperitivo para los fans del toreo, y del propio Jesulín, que encara su preparación para la temporada de 2020.

Durante un momento de la corrida en la plaza de Morón de la Frontera, en Sevilla, el torero se acercó a su mujer María José Campanario, que se encontraba en la zona del tendido.

Allí ella tuvo un gesto romántico con su pareja, obsequiándole un ramillete de flores. También se tomaron cariñosamente de la mano.

Con este gesto romántico el matrimonio parece zanjar los rumores de crisis. La odontóloga solo dejó de sonreír en los momentos de mayor tensión que ha protagonizado su marido en el ruedo.

En el tendido también se encontraban su madre, Carmen Bazán; una de sus hijas, Julia Janeiro; su hermano Víctor y la mujer de este, Beatriz Trapote, con el hijo de ambos.

La presencia de María José en la plaza ha sido todo un talismán para Jesulín, que cortó dos orejas en el primer toro, después de desarrollar una espléndida faena. Una clara demostración de que se encuentra en buena forma física.

Hacía cinco meses y medio que la odontóloga no aparecía en público. La última vez fue también en Sevilla a principios de octubre, donde presentó un proyecto solidario relacionado con la fibromialgia, enfermedad que padece.

Desde que sufre de fibromialgia, la de Castellón se ha visto obligada a recorrer las provincias de Málaga, Sevilla y Cádiz para intentar mitigar su situación.

El pasado domingo 3 de marzo, María José tuvo que ser ingresada nuevamente en un centro médico debido a un nuevo brote de fibromialgia, enfermedad que padece.

Jesulín de Ubrique llevó a su mujer al hospital de Villamartín, en Cádiz, y permaneció a su lado en todo momento y la trasladó en una silla de ruedas al llegar. Conoce más detalles aquí.