Nuevo estudio: A los 33, las mujeres comienzan a convertirse en sus madres

Para muchas mujeres, la idea de convertirse en su madre no es atractiva y es algo que quieren evitar a toda costa. Sin embargo, nuevas investigaciones sugieren que en realidad podría ser inevitable cuando pasas los 30.

Un estudio ha afirmado que cuando las mujeres llegan a la gran edad de 33 años, comienzan a convertirse oficialmente en su madre, adoptando sus hábitos, gustos y actitudes, algo que probablemente nunca pensó que sucedería.

Sobretodo si una mujer tuvo recientemente su primer hijo, con una edad promedio de 30 años para las mujeres que dan a luz en el Reino Unido.

Retrato de madre con hija adulta en el parque. Fuente: Shutterstock

Retrato de madre con hija adulta en el parque. Fuente: Shutterstock

La investigación fue realizada por Harley Street Surgeon, el Dr. Julian De Silva, quien habló a 2,000 hombres y mujeres como parte del estudio.

Llegó a la conclusión de que más de la mitad de las mujeres se encontraban actuando como sus madres comenzando los 30, en lugar de rebelarse como lo habían hecho en sus años más jóvenes.

La mujer abraza y besa a su madre. Fuente: Shutterstock

La mujer abraza y besa a su madre. Fuente: Shutterstock

Este comportamiento incluía adoptar los mismos dichos, participar en los mismos pasatiempos e incluso ver los mismos programas de televisión que sus madres.

También se encontró que los hombres empezaron a transformarse en sus padres a una edad similar, alrededor de los 34 años, y empezaron a gustarles la misma música que sus padres y adoptaron puntos de vista políticos coincidentes.

Una encuesta reveló que el 52% de las personas comenzó a comportarse como sus madres entre los 30 y los 35 años, pero el 26% notó el cambio entre los 35 y los 40, el 10% entre los 40 y los 50 años y el 7% con más de 50 años.

Madre hispana con hija adulta disfrutando de una comida en casa. Fuente: Shutterstock

Madre hispana con hija adulta disfrutando de una comida en casa. Fuente: Shutterstock

Y además de actuar como nuestros padres, muchos de nosotros también sentimos que nos parecemos más a ellos a medida que envejecemos.

El Dr. De Silva explicó: "Todos nos convertimos en nuestros padres en algún momento de nuestras vidas, y eso es algo que debemos celebrar.

"Convertirse en padres es el desencadenante principal, y los factores del estilo de vida también son importantes".

Añadió: "Es una parte inevitable del envejecimiento, pero es un proceso que muchas personas quieren postergar por el mayor tiempo posible.

Amor de madre e hija. Fuente: Shutterstock

Amor de madre e hija. Fuente: Shutterstock

"Es una de las razones por las que la edad promedio de la cirugía estética por primera vez también está disminuyendo para ambos sexos".

Otro estudio interesante ha sido el realizado en la Universidad Estatal de Pennsylvania por la investigadora Amber J. Seidel. En los hallazgos del estudio, determinó que los padres continúan perdiendo el sueño por sus hijos mucho más allá de la mayoría de edad.

Familia feliz. Fuente: Shutterstock

Familia feliz. Fuente: Shutterstock

Simplemente, resulta imposible "apagar el botón" que controla esta preocupación. Queremos ver a nuestros niños crecer sanos y florecer como personas. Es algo muy primitivo (y muy poderoso) en nuestras mentes.