Verónica Castro rompe en un sentido llanto durante una confesión en "Pequeños Gigantes"

Saberse con la responsabilidad de negarle a un niño la oportunidad de avanzar en el concurso, hizo que la primera actriz mexicana se quebrara en llanto y casi renunciara. 

La audiencia quedó atónita con la confesión de Verónica Castro, una de las personalidades más importantes del espectáculo mexicano, durante la transmisión del exitoso reality "Pequeños Gigantes", conducido por Galilea Montijo. 

La queridísima actriz dejó en evidencia lo grande que es su corazón, pues en medio de un sentido llanto, admitió lo difícil que le resultaba tener que eliminar a varios niños, ya que ella misma había vivido algo similar en la escuela cuando un maestro le dijo que "no servía para nada". 

"A mi me pasó tantas veces, muchas cosas, no sirves, no sirves, si hubo un maestro que hasta me corrió de la escuela porque dijo 'tú no sirves para nada', de verdad sí me corrió...", expresó.

Las emociones fueron tan fuertes para la Vero, que hasta quiso renunciar al programa durante su primera emisión: "Renuncio, no puedo", se le escuchó decir entre lágrimas. 

Afortunadamente, Verónica Castro secó sus lágrimas para continuar con el show junto a Miguel Bosé, Ariel "Albertano" Miramontes y Karol Sevilla, con quienes comparte el panel calificador.

Ante la muestra de empatía de la artista, muchos usuarios de las redes sociales hicieron eco de su gran corazón, llenándola de comentarios que ponen en evidencia el inmenso cariño que le tiene el público. 

Recientemente, la actriz llegó a los titulares pues, según una revista de farándula, el "Loco" Valdés se mantiene al día con sus gastos gracias a la gran ayuda económica que ella le ofrece mensualmente.

Manuel el "Loco" Valdés, está pasando por diversos problemas de salud debido a un tumor cerebral que lo ha mantenido internado en varias oportunidades.

Esta enfermedad ha influido enormemente en su situación financiera, pues los gastos médicos han tenido un elevado costo que, por sí solo, él aparentemente no puede pagar.

Sin duda, esto es una muestra más del enorme corazón de la actriz mexicana.