Niño ciego se enseña a sí mismo a tocar el piano y ahora toca frente a cientos de personas

Este niño de 6 años es un prodigio autodidacta del piano, y no se detendrá hasta cumplir sus sueños. Jamás ha dejado que su ceguera sea un impedimento.

Avett Ray Maness, de Dayton, Ohio, está robando corazones con sus increíbles reversiones de clásicas canciones como "Bohemian Rhapsody" y "Total Eclipse of the Heart".

"Cuando veo a Avett cantando y tocando el piano y presentándose frente a grandes multitudes, realmente olvido que soy su mamá", dice su madre, Sara Moore, en entrevista con Inside Edition. "Me convierto en su fan. Y tengo que pellizcarme para recordarme que sí es mío".

Ella explicó que Avett ha sido un prodigio natural desde que pudo alcanzar las teclas. Se enseñó a sí mismo a tocar "Estrellita Dónde Estás" a los 11 meses de edad.

Avett nació con hipoplasia del nervio óptico, un desorden congénito que produce un subdesarrollo del nervio óptico, lo cual afecta la forma en que aprende e interactúa con el mundo que lo rodea.

"Cuando visualmente vemos algo, algo pasa en nuestro cuerpo que no pasa en el de niños ciegos", explica Moore. "Necesitan un estímulo como dar vueltas en círculos, o sacudirse de adelante hacia atrás. Eso le permite enfocarse y equilibrarse".

Pero parece que a Avett no le hizo falta su vista, pues comenzó a aprender a enseñarse a sí mismo a tocar guitarra, y luegp aprendió técnicas junto a un instructor.

"Me gusta cantar y tocar el piano porque hace a todos felices", dijo Avett.

Hoy en día, Avett toca frente a multitudes de hasta mil personas, inspirando a otros a aceptar más a las personas con necesidades especiales.

"Si has interactuado con Avett en cualquier forma, ves el mundo nuevo y diferente", dijo su mamá. "Una vez que interactúas con Avett, no vuelves a ver el mundo de la misma forma".

Avett dijo que ahora espera aprender a tocar la tuba, la trompeta y el saxofón.

Otro niño ciego que se hizo viral fue Matthew, el hijo de 6 años de Misty Wolf. En navidades, Misty llevó a Matthew a ver a Santa Claus, y tras susurrarle al oído la condición de su hijo, la reacción del hombre sorprendió a todos.