Mujer abandonó un trabajo soñado porque a su hija con síndrome de Down le fue negada la visa

Los sueños de una familia de una nueva vida en Nueva Zelanda se rompieron después de que a su hija adolescente le fue negada una visa, porque tiene Síndrome de Down.

A Bumikka Suhinthan, de 15 años, se le dijo que no tenía un "estándar de salud aceptable" y que darle una visa probablemente "impondría costos significativos" en los servicios de salud y educación.

Sus padres, Nilani, de 52 años, y Nagarajah, de 53, y sus hermanas Tanya, de 19, y Saumia, de 14, obtuvieron visas para vivir y estudiar en Auckland.

La señora Suhinthan fue contratada para un trabajo de consultora de TI por $ 140,000 (£ 74,000) allí, y a Bumikka ya se le ofreció un lugar en una universidad.

Nilani dijo que le dijeron que Bumikka, de Little Chalfont, Bucks, sería elegible para una visa de visitante temporal, para que la familia pudiera pasar el día de Navidad en Nueva Zelanda.

Pero a pesar de reservar vuelos, se les impidió abordar su avión de conexión en Malasia, ya que Bumikka no se consideraba un verdadero visitante.

UNA DISCRIMINACIÓN

"Es una completa discriminación. Siempre le he dicho que no es diferente, pero esto lo rompe", dijo la madre de Nilani Suhinthan Bumikka

Nilani y su padre, Nagarajah, un ingeniero, han pasado tres meses apelando el rechazo, pero la última audiencia dictaminó que la decisión fue definitiva.

"Mi factura de impuestos en un mes cubriría las cuotas escolares de todo el año. Estábamos planeando una nueva vida allí. Amo a mi hija demasiado para moverme al otro lado del mundo, pero todos estábamos esperando nuestra nueva vida."

Bummikka tendría que participar en el Programa de recursos en curso (SRO), un recurso nacional que brinda apoyo a los estudiantes que necesitan educación especial para unirse y aprender junto con otros estudiantes en la escuela.

Pero a pesar de la oferta de Nilani de pagar los $ 7,800 (£ 5,923) necesarios cada año, el país le dijo que el plan es un "recurso finito" y que no se puede ahorrar para un ciudadano internacional.

Nilani, que tuvo que dejar su trabajo en Nueva Zelanda y regresar a Dublín, dijo: "Que alguien sea rechazada de un país occidental simplemente porque tiene el Síndrome de Down es simplemente indignante".

Un portavoz de Inmigración de Nueva Zelanda dijo: "Inmigración de Nueva Zelanda (INZ) puede confirmar que la solicitud de Bumikka Suhinthan para una visa de estudiante fue rechazada ya que no cumplió con los requisitos de salud establecidos en las instrucciones de inmigración para visas de estudiante.

"En el caso de Bumikka, el asesor médico determinó que la concesión de una visa probablemente impondría costos y / o demandas importantes en los servicios de salud y educación especial de Nueva Zelanda.

"Independientemente de la forma en que se financie, el asistente del maestro aún provendrá de la ORS y dará como resultado que otro niño de Nueva Zelanda no pueda acceder a las habilidades del asistente del maestro."

La familia, que ahora vive en Dublín, vivió anteriormente en Buckinghamshire durante 25 años hasta 2015.

En otras noticias sobre otorgamiento de Visas, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ha puesto miles de trabas a los inmigrantes, incluso, las personas preparadas profesionalmente son víctima de trámites burocráticos que impiden el ingreso al país, solo quien pague una suma millonaria, podrá obtener la visa.

Ya no solo rechazan al indocumentado que entra de manera ilegal, sino que aquellos que pretenden ingresar a los Estados Unidos bajo la ley son rechazados, pues al parecer, el Presidente de ese país estipuló un monto exorbitante para que puedan hacerse acreedores de una vida.

Artículos relacionados
Mar 27, 2019
Eugenia Martínez de Irujo rinde un emotivo homenaje a su "hermana" con síndrome de Down
Apr 09, 2019
Aerolínea contrata a su primera aeromoza con Síndrome de Down y ella no podría estar más feliz
Apr 06, 2019
Esposo ayuda a morir a su mujer que sufre esclerosis múltiple tras serle negada la eutanasia
Apr 01, 2019
Padre deja a su hijo con síndrome de Down con la niñera durante un año y se niega a buscarlo