Profesora que quedó discapacitada y perdió hijo tras ataque criminal sueña con volver a caminar

La pobre mujer fue victima de un intento de asalto que terminó en tragedia, confinándola a una silla de ruedas y robando la vida de su bebé de 14 semanas en el vientre.

El 21 de abril de 2016, la vida de Wendy Karina Motiño Duarte cambió para siempre. Iba conduciendo su auto por una calle de San Pedro Sula, Honduras, cuando fue víctima de un intento de asalto que trágicamente terminó con una bala incrustándose entre dos de sus vértebras.

Recientemente, Motiño consiguió a un hospital de Tailandia que ofrece un procedimiento que posiblemente podría devolverle la capacidad de caminar, como comenta en entrevista con Univisión.

A pesar de haber perdido bastante sangre y estar herida de gravedad, Wendy logró aferrarse a la vida luego del ataque. Servicios de emergencia llegaron a la escena a tiempo para darle primeros auxilios.

Fue trasladada de urgencia al hospital Mario Catarino Rivas, donde estuvo por espacio de dos horas antes de ser trasladada a una clínica privada mejor equipada para intentar salvar la vida de la mujer y del bebé de 14 semanas en su vientre.

En un principio, los médicos intentaron de salvarla a ella y a su bebé, pues ambos estaban a punto de morir. Sin embargo, en el curso del intenso tratamiento médico de Motiño, perdió a su bebé en el vientre.

Wendy eventualmente pudo ser estabilizada en cuidados intensivos, tras lo cual lentamente fue mejorando. Su familia organizó una recolección de fondos para cubrir los amplios gastos del tratamiento de la mujer, que superaron los 60.000 dólares.

La comunidad entera se unió en aquel entonces para apoyar a Wendy y su familia con los fuertes gastos. De hecho, se llegó a organizar un evento deportivo en beneficio de la familia.

El "Zumbathon" en beneficio de Wendy Motiño tuvo lugar el 17 de septiembre de 2017, y ayudó mucho a la familia a superar los problemas financieros suscitados por el brutal ataque.

Ahora, Wendy ha conseguido un hospital en Tailandia con un equipo médico que afirma poder devolverle la capacidad de moverse. Sin embargo, nuevamente, los gastos del tratamiento son un obstáculo a superar para la familia.

Por ello, un nuevo esfuerzo de recolección de fondos ha sido organizado para apoyar a esta valiente mujer en la plataforma GoFundMe.

En otro caso similar, un extraño accidente dejó a una antigua asistente de instrucción condenada a una silla de ruedas, pero los tribunales están considerando la posibilidad de que otros factores influyeran en su situación.