Hace 63 años, en un confuso episodio, el Rey Juan Carlos mató a su hermano

El fallecimiento de su hermano generó controversia en la monarquía española y después de 63 años todavía se especula sobre lo sucedido.

El portal Infobae publicó qué fue lo que ocurrió cuando el Rey Juan Carlos mató a su hermano por accidente.

Durante la Semana Santa de 1956, la familia real disfrutaba del descanso en Villa Giralda, en el municipio portugués de Estoril, donde se había instalado tras el exilio al que la obligó el triunfo de los republicanos en España, primero, y la victoria del general Francisco Franco en la Guerra Civil, después.

Tras escuchar un disparo, Don Juan de Borbón y Battenberg entró corriendo a la habitación de juegos donde sus hijos Alfonsito, de 14 años, y Juan Carlos, de 18, maniobraban un arma, encontrándose con la terrible escena.

Para evitar que el charco de sangre se extendiera aún más, envolvió el pequeño cuerpo sin vida en una bandera española que arrancó de su mástil.

El Rey Juan Carlos y su padre, en un automóvil en Cowes. | Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

El Rey Juan Carlos y su padre, en un automóvil en Cowes. | Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

Profundamente perturbado se dirigió a Juan Carlos, futuro heredero de la Corona, y le dijo: "¡Júrame que no lo hiciste a propósito!".

Ante la ausencia de una investigación oficial sobre lo sucedido y el silencio de quien fue rey de España hasta el 2014, toda la información que se manejaba era especulación y rumor.

Que si el arma había sido un regalo del dictador Franco o que el episodio había significado la ruptura definitiva entre don Juan y su hijo Juan Carlos.

Por otra parte, también se comentaba que simplemente se trataba de una tragedia más de las que seguían a los borbones y que abonaban la teoría de la maldición.

El Rey Juan Carlos. | Imagen: Wikimedia Commons

El Rey Juan Carlos. | Imagen: Wikimedia Commons

La única comunicación oficial emitida sobre el tema fue la siguiente: "Estando el infante don Alfonso de Borbón limpiando una pistola de salón con su hermano, la pistola se disparó, alcanzándolo en la región frontal, falleciendo a los pocos minutos. El accidente sucedió a las 20:30 horas, al regresar de los oficios de Jueves Santo, donde había recibido la sagrada comunión". 

En este mensaje se evade sin disimulo la responsabilidad del hermano mayor, quien habría sido el responsable  de apretar el gatillo.

Sin embargo, Don Jaime de Borbón, tío de los niños, envió una carta a su secretario donde confirmaba la responsabilidad de Juan Carlos: "Mi querido Ramón: Varios amigos me han confirmado últimamente que fue mi sobrino Juan Carlos quien mató accidentalmente a su hermano Alfonso".

La censura que rigió en España durante los años siguiente al episodio, impidió a los medios de comunicación romper con el silencio oficial.

El Rey Juan Carlos I de España saluda durante el Día Nacional del Desfile Militar en el Paseo de la Castellana. | Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

El Rey Juan Carlos I de España saluda durante el Día Nacional del Desfile Militar en el Paseo de la Castellana. | Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

En 2015 fue que el ahora emérito rey Juan Carlos habló públicamente de lo sucedido, pero sin demasiados detalles.

"Ahora lo echo mucho de menos. No tenerlo a mi lado. No poder hablar con él. Estábamos muy unidos, yo lo quería mucho, y él me quería mucho a mí. Él era muy simpático", dijo Juan Carlos en un documental.

Alfonso fue enterrado en Estoril, ante la presencia de familiares y algunos miembros de la monarquía que viajaron a Portugal para llevarle bolsas de tierra española que depositaron sobre su tumba.

Juan Carlos de España en el palacio de la Zarzuela.| Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

Juan Carlos de España en el palacio de la Zarzuela.| Imagen: Getty Images/ GlobalImagesUkraine

Se conoció que en 1992, los restos fueron trasladados al panteón familiar ubicado en la ciudad de Madrid.

Algunas personas consideran que este episodio profundizó el perfil introspectivo y solitario del Rey Juan Carlos.

El día después de la trágica muerte fue enviado a España, donde creció y terminó su formación, lejos de su familia y a la sombra de Franco, a quien acompañó hasta su fallecimiento, cuando finalmente pudo asumir la corona.