Hombre invitó a su amigo a cenar una noche

A medida que pasan los años en un matrimonio, algunas parejas pueden comenzar a darse por sentado.

Como ambos han estado juntos por muchos años, viéndose todos los días, cada uno puede pensar que ha llegado a una fase tan estable que ya no parece necesario un beso o un abrazo.

Bob se dirigió directamente a su esposa y le dio un largo abrazo, un suave beso y le dijo: "Te quiero".

Personas disfrutan de una comida. | Foto: Shutterstock

Personas disfrutan de una comida. | Foto: Shutterstock

Sin embargo, mostrar afecto es un ingrediente crucial en un matrimonio duradero. Un beso o un abrazo o un simple "te quiero" antes de separarse para trabajar puede significar mucho y esta historia así lo demuestra.

Un hombre llamado Joe invitó a su amigo Bob a cenar una noche. Venían de un largo día de trabajo.

Dos hombres conversando. | Foto: Pexels

Dos hombres conversando. | Foto: Pexels

Cuando llegaron a la puerta principal, Joe fue directamente hacia su esposa y le dio un cálido abrazo y un tierno beso. "Eres tan hermosa, mi amor. Te extrañé", le dijo como si no la hubiera visto en una semana.

En la mesa de la cena, Joe llenó de elogios a su esposa con por su comida. "Eres la mejor cocinera, cariño", dijo él, besándola en la mejilla.

Después de la cena, mientras disfruta de una botella de cerveza, Bob le dijo a Joe que estaba sorprendido por la cantidad de atención que estaba prestando a su esposa.

En respuesta, Joe dijo que había comenzado a hacerlo hace seis meses y que había visto una gran diferencia en su matrimonio.

Joe alentó a Bob a hacer lo mismo y ver cómo mejoraría su propio matrimonio. Cuando llegó a casa, Bob se dirigió directamente a su esposa y le dio un largo abrazo, un suave beso y le dijo: "Te amo".

Mujer enojada y un hombre al fondo. | Foto: Shutterstock

Mujer enojada y un hombre al fondo. | Foto: Shutterstock

Pero no esperaba la reacción de su esposa. Ella estalló en lágrimas. Confundido, le preguntó por qué estaba llorando. Ella soltó:

“Este es el peor día de mi vida. Primero, Billy se cayó de su bicicleta y se torció el tobillo. Entonces, la lavadora se rompió e inundó el sótano. ¡Y ahora, vienes a casa muy borracho!”.

Y si te gustó esta historia, también querrás echarle un vistazo a los 5 mejores chistes sobre lo que puede pasar en la vida de cualquier abuela.

Artículos relacionados
Feb 01, 2019
Hombre nacido sin brazos ni piernas se convierte en bailarín profesional
Feb 06, 2019
Su familia y amigos la abandonan por salir con otro hombre tras 8 semanas de la muerte de su esposo
Historias Mar 12, 2019
Hombre estaba casado con una mujer mandona
Mascotas Feb 16, 2019
Fotos increíblemente tiernas demuestran por qué el perro es el mejor amigo del hombre